lunes, 4 marzo 2024 - 01:39

Enfermería. El ruidazo a Larreta que anticipa el acampe en la 9 de julio

Una nueva medida de fuerza de la Enfermería en CABA: caravana y ruidazo al domicilio particular del Jefe de Gobierno porteño, en reclamo del reconocimiento salarial y profesional del colectivo. En la misma, se anunció el acampe votado por la Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) en la 9 de julio para el próximo 21 de diciembre. La primera línea, en pie de lucha.

Autos, motos y bicicletas se concentraron frente al edificio de la TV Pública alrededor de las 16 hs, con delegaciones de enfermerxs de la CABA. Con determinación, haciendo frente a las provocaciones y luchando por un acto de justicia elemental: la inclusión de la enfermería a la carrera profesional. La iniciativa, convocada por la combativa Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) como parte de un plan de lucha integral, partió en caravana hacia la casa del jefe de gobierno porteño Horacio Rodriguez Larreta.

Con la entrada custodiada por un cordón de seguridad, la ruidosa caravana llegó hasta Tagle y Libertador, donde se realizó una potente protesta con la manifestación y testimonios de enfermerxs de distintos hospitales y referentes de la ALE. Contó además con la participación de dirigentes políticos que acompañan el reclamo de la enfermería, como Alejandro Bodart y Cele Fierro. La actividad finalizó con un corte total de Avenida del Libertador. Carteles y banderas, cánticos y agite: el reclamo de la enfermería se hizo oír con fuerza en las calles. Y es que la primera línea cuenta con un gran apoyo de la sociedad, y el ninguneo y destrato constante del gobierno de la ciudad.

Próxima estación: la 9 de Julio

Tal como se anticipaba en distintos medios, como parte de un gran plan de lucha por el reconocimiento profesional, desde la ALE votaron la realización de un acampe en la 9 de julio para el próximo 21 de diciembre, en el cual exigirán una reunión con el gobierno de la CABA.

Larreta y Quirós intentan aportar –inútilmente- al desgaste del movimiento. Junto con la burocracia sindical de SUTECBA y la casta privilegiada de Médicos Municipales, quieren aislar al colectivo de enfermería a través de extorsiones, aprietes y hostigamiento al activismo de los distintos hospitales de la CABA que se suman a las medidas de lucha. Pero no pueden lograrlo: la enfermería se encuentra unida y peleando: forman parte de los sectores más postergados de la salud, tienen menores ingresos y licencias, por lo que se ven obligados a tener varios trabajos a la vez para tener un sueldo digno. Además de ser quienes más han contraído COVID durante la pandemia, contando al día de hoy alrededor de 200 enfermerxs fallecidxs y la discriminatoria exclusión de la Carrera Profesional. Una combinación explosiva, que clarifica los enemigos declarados de la enfermería. Como lo expresaban Andrea Ramírez y Carolina Cáceres, enfermeras y referentes de la ALE en el potente ruidazo: “Fuimos esenciales durante toda la pandemia y dentro de poco con el operativo de vacunación: pero Larreta nos considera descartables. Se acabó la paciencia: todo el país va a ver la Enfermería acampando en la 9 de Julio por la falta de respuestas.»

Corresponsal CABA

Noticias Relacionadas