martes, 16 julio 2024 - 06:44

Enfermería. Documento de la ALE leído en la Marcha de la Antorchas a Plaza de Mayo

En una enorme Jornada de Lucha que incluyó paro, Carpazo en Congreso de recolección de firmas por la Iniciativa Popular por Reconocimiento, y una enorme Marcha de Antorchas, la enfermería convocada por ALE se movilizó a Plaza de Mayo. Las principales luchas y sindicatos combativos de la salud del AMBA, estuvieron presentes: Larcade, Autoconvocados de La Matanza, Posadas, Autoconvocados de las UPAs de Zona Oeste, APyT del Garrahan, CICOP, el Italiano, AGHIM, el Centro de Estudiantes de la Grierson y la Mesa de Organizaciones del AMBA entre muchos otros. Fue importante, además, una combativa delegación de enfermería del Méndez, en rebelión contra SUTECBA en su propio corazón. A continuación, reproducimos el documento completo leído en Plaza de Mayo por referentes de distintos hospitales de CABA.

Hoy es Nuestro Día Internacional, y entonces queremos empezar diciendo ¡feliz día a todas y todos las y los enfermeros de CABA, de Argentina y del mundo que están en la primera línea! Y estamos donde teníamos que estar un día como hoy: luchando, parando, protestando y en las calles diciendo todas nuestras verdades como trabajadores de la salud.

Hoy la fecha es INTERNACIONAL, y hay datos que son CONTUNDENTES para mostrar la realidad que nos toca vivir como COLECTIVO DE ENFERMERÍA:

*Más de 300.000 enfermeras/os contagiados de COVID

*Cerca de 10.000 fallecidos en todo el mundo

*La vacunación todavía no se completó en muchos lugares

*Siguen las denuncias de faltantes de EPP y obviamente, condiciones laborales paupérrimas

*Cada hora que pasa muere una enfermera/o por COVID en el mundo

Empieza la Marcha de Antorchas

Las cifras son escalofriantes, porque el panorama es dramático. La agenda global de todos los gobiernos frente a la pandemia tiene algunas diferencias de matices, pero todos están más preocupados por asegurarles los negocios a laboratorios y farmacéuticas (por eso ni plantean liberar patentes de vacunas como hacemos desde ALE), o por sus campañas electorales, que por el sistema de salud. Esa es la verdad. El sistema de salud está saturado, porque el equipo de salud está al límite, porque las condiciones laborales son un verdadero desastre y esto no sucede por casualidad: hay decisiones políticas de fijar otras prioridades distintas. ¡Nosotras y nosotras lo tenemos claro: no hay voluntad de priorizar al personal de salud!

En nuestro país, el panorama es calamitoso: salarios cercanos a la indigencia y todos por debajo de la canasta de pobreza; pluriempleo, violencia laboral machista (en un colectivo mayoritariamente de trabajadoras) y falta de reconocimiento profesional.

El marketing electoral nos menciona como “esenciales”, pero las políticas públicas de todos los gobiernos nos tratan como descartables. ¡Miremos a los compañeros de las provincias con contratos precarios, con salarios indignantes! Miremos a los compañeros del Larcade y La Matanza, contra las mafias municipales de intendentes y patotas sindicales! ¡Lo que tenemos que hacer y luchar por lo que nos corresponde!

Imponente movilización

Pero el sistema de salud, sin nosotros es insostenible. Sin embargo, cuando se habla de la “saturación sanitaria”, pareciera que se discute de aparatología y edificios, y no de lo fundamental: el personal de salud, y en primer lugar la Enfermería que es la Primera Línea, la vanguardia anti-COVID. Y eso, lo tenemos que decir con todas las letras: estuvimos donde el pueblo nos necesitó desde el minuto uno de la pandemia, seguimos estando ahora y vamos a seguir estando porque amamos nuestro trabajo, nuestra profesión y defendemos a muerte la salud pública como un derecho social y una conquista de nuestro pueblo!

En la Ciudad de Buenos Aires, existe directamente un verdadero sistema de poder opresivo y explotador contra la enfermería.

En primer lugar, la corporación privilegiada de la Asociación de Médicos Municipales (AMM), su dirigencia, no todos los médicos y médicas por supuesto, pero esos señores que administran la mayoría de los hospitales como si fueran feudos, con casos especialmente canallas, como en la Maternidad Sardá donde despiden enfermeros en medio de la pandemia, o el maltratador que dirige el Hospital Fernández como una estancia y miente en los medios defendiendo la política de Cambiemos. La mayoría de esa dirigencia, tienen “tongos” en los privados, hacen lobby en contra de la enfermería, junto a aquellos que se enriquecen explotando colegas en la sanidad privada ¡son defensores de un modelo médico hegemónico, machista y patriarcal que violenta a la enfermería en los hospitales! Pero que sepan que ¡con esta enfermería empoderada no se mete nadie!

Se empieza a preparar la Marcha rumbo a Plaza de Mayo

¡Y cómo olvidarnos, de la dirigencia de SUTECBA, de la burocracia sindical que dice que representa a la enfermería, pero son los mismos desde hace 40 años que están atornillados al sillón del sindicato, y que lo único que representan son sus propios intereses y privilegios económicos! Pactan con los gobiernos contra la Enfermería, Están desesperados por la caja de la cuota sindical, por el manejo discrecional de los “módulos”, no lucharon ni por el acceso a los EPP, son felpudos y oficialistas del gobierno que esté: ¡son una vergüenza estos dirigentes del sindicalismo traidor! Pero acá están las enfermeras organizadas para darles pelea.

Por supuesto que no nos vamos a olvidar de Larreta, el jefe de gobierno, y ahora parece que también candidato a presidente de CAMBIEMOS. Este personaje, con esa carita de buen “administrador”, lo que es en realidad es un gran “ajustador de la salud”. Enemigo de la salud pública y de todos los trabajadores. Ahorran presupuesto a costa de la enfermería: por eso nos pagan salarios de miseria que pactan con los gremios que, obsecuentes del poder político, firman esos acuerdos y hasta festejan esos “aumentos” miserables. Pero este poder político, además, favorece a los dueños de las clínicas y sanatorios privados, porque con una enfermería mal paga en el sistema público, estos señores, tienen enfermería barata para explotar en su “negocio” de la salud privada. Están acá los compañeros de la Bordó de Sanidad, del Italiano y otros lugares que saben bien de lo que hablamos. ¡Larreta, Quirós y todo su repudiable gobierno son enemigos de la enfermería y de la salud pública! Ellos son los responsables de nuestra situación actual, de la falta de reconocimiento salarial, profesional y laboral, de la muerte de nuestras y nuestros compañeros y los repudiamos desde acá.

Pero, la enfermería está de pie y no se calla más! Porque, así como se lucha en Neuquén y se gana, así como se reclama en el Conurbano con La Matanza y el Larcade, y muchas provincias más del país, en la Capital, somos una nueva generación de enfermeras y enfermeros que tomamos conciencia de nuestros derechos, que no solo estallamos de bronca, sino que nos estamos organizando y estamos empezando a construir un nuevo sindicalismo desde cada hospital, desde cada centro de salud, desde las bases. ¡Miren este escenario! ¡Miren cuantas compañeras nuevas en la lucha de la enfermería! Miren como estamos construyendo una nueva herramienta de representación y lucha de la enfermería con la ALE en cada hospital, con cada nueva compañera y compañero que se suma y que va haciendo crecer esta nueva historia que estamos escribiendo!

Y ojo, que no somos solamente las enfermeras y enfermeros de la ALE quienes nos organizamos, acá también está el equipo de salud en lucha y les vamos empezar a mover el piso a todo el sindicalismo entregador. Ese camino, el de un nuevo sindicalismo de base, democrático, de lucha, plural ideológicamente, independiente de los gobiernos de turno, es la herramienta gremial que necesitamos en la enfermería y estamos construyendo desde ALE para conquistar todo lo que nos merecemos!

Es histórico el ninguneo a nuestra profesión, desde los gobiernos y en complicidad con los sindicatos traidores. Pero en el 2018 la enfermería dijo ¡Basta! Y explotamos, es verdad. Y nos quedaron conclusiones. El año pasado, con la pandemia, aprendimos más: supimos sintetizar en un movimiento común, que hoy construye la ALE, un nuevo proyecto para que la Enfermería se empodere, no vuelva a empezar todos los años, y que podamos contar con una poderosa organización propia de nosotras y nosotros. Y no es para dividir al Equipo de Salud. Al contrario: empoderar y emancipar a la enfermería para que gane todos sus derechos, fortalece una estrategia: unir a todo el equipo de salud contra el modelo médico hegemónico. ¡No queremos reemplazar una corporación por otra! Somos trabajadoras/es, estamos por la unidad de todo el equipo de salud para transformar de punta a punta este sistema que se sostiene exclusivamente por nuestro esfuerzo. ¡Esa es nuestra propuesta!

Y si creen que nos vamos a cansar o a bajar los brazos ¡no entendieron absolutamente nada! Vamos a ser la pesadilla de todos los que nos discriminan y postergan. Si Larreta, si Quirós quieren hacer “marketing”, campaña electoral con la salud, sepan ¡que vamos a estar en cada acto de campaña, en cada aparición pública y nos los vamos a dejar dormir! Porque no vamos a permitir que sigan precarizando a la Enfermería y que sigamos agregando nombres, historias de sacrificio y lucha a esta lista interminable de compañeras y compañeros que mueren luchando contra la pandemia y la precarización!

Porque vamos a levantar bien alto nuestras antorchas por nuestros reclamos, y hasta que la Enfermería no sea reconocida salarial, laboral y profesionalmente no vamos a parar de luchar en cada hospital construyendo delegaciones fuertes, levantando nuestra Iniciativa Popular para que este año la Legislatura porteña trate de una vez nuestra inclusión a la Carrera de Profesionales de la salud, Y vamos a seguir en las calles! Ese es nuestro compromiso por los casi 200 compañeros y compañeras que ya no están, y por los que seguimos acá, haciendo y rindiendo el mejor homenaje que les podemos hacer: ¡luchar y organizarnos para conquistar todos nuestros derechos como enfermería y como primera línea!

Queremos agradecer a todos y todas los que nos han acompañado hoy. Tenemos un compromiso con ustedes también. Somos orgullosamente enfermería. Orgullosamente clase trabajadora. ¡Viva la salud pública! ¡Viva la enfermería! ¡viva el equipo de salud y la unidad de los trabajadores!

Plaza de Mayo, Buenos Aires

12/05/2021

Día Internacional de la Enfermería

Noticias Relacionadas