lunes, 5 diciembre 2022 - 22:13

Elecciones. La izquierda como tercera voz

En toda América Latina viene creciendo la izquierda. Es que millones de trabajadores, mujeres y jóvenes, hartos de los políticos del sistema y su ajuste eterno, buscan otras alternativas. Esto también se expresó en Jujuy en la elección del 27: pese al fraude y al piso proscriptivo, nuestro FIT Unidad salió tercera fuerza provincial, segunda en capital y primera en Palpalá, la principal ciudad obrera jujeña: sumamos un concejal en capital y dos en Palpalá, incluida nuestra compañera Betina Rivero, del MST.

Así, desde la izquierda y en unidad, podemos ser la tercera voz. Una alternativa distinta para salir de esa inútil grieta derecha-PJ, ya que más allá de sus roces, ambos defienden este capitalismo de ajuste y dependencia. El Frente de Todos decía ser distinto, pero en realidad es más continuidad que cambio. Es inaceptable que 7 de cada 10 pibes hoy estén en la pobreza, sigan los despidos, nos precaricen la vida y dejen a los pibes sin futuro.

Por eso en todo el país, miles y miles de trabajadores, mujeres y jóvenes sienten decepción y bronca ante el gobierno de Alberto Fernández y su tibieza frente a los Vicentín, el FMI, Club de París, las corporaciones y demás poderosos. “No lo voté para esto”, nos dicen. Esperaban algo distinto y no esta malaria y desigualdad, donde la mayoría pagamos los costos y unos pocos privilegiados se siguen enriqueciendo.

En todo el país hay más espacio político a izquierda. Por eso desde el MST propusimos una gran PASO de toda la izquierda, propuesta que todo nuestro frente debería asumir. Desde el MST ya hemos definido ir a internas en el FIT Unidad, conmigo y con Vilma Ripoll como candidatos a diputados nacionales por la Provincia y con Cele Fierro en la Capital.

Proponemos una gran unidad de toda la izquierda, en base a un programa anticapitalista y socialista, donde podamos convivir con diferencias. Con rotación real de cargos, espacio para todas las voces y sin hegemonismos. Y abierto también al activismo y las personalidades independientes de izquierda, a la izquierda social y cultural.

Por desgracia, a 10 días del plazo para las alianzas, Manuela Castañeira (Nuevo MAS), que en 2019 nos pedía PASO al FIT-U, rechaza la propuesta de unidad. Ahora le plantea debatir sólo a Del Caño, pero sin antes responder sí o no a una PASO para concretar la unidad. Si acepta, sería bueno debatir entre todas las fuerzas que lo integremos. Si no, es sólo una maniobra.

Similar error comete Luis Zamora y su grupo porteño AyL. Castañeira y él deberían dejar atrás ese personalismo y divisionismo, tan funcional a las fuerzas del sistema. Y lo mismo el PO Tendencia, que se dice a favor de unas PASO de la izquierda, pero en Jujuy rechazó integrar el FIT-U y no llamó a votarlo, aunque era la única lista de izquierda.

Vengo recorriendo la Provincia de Buenos Aires para acompañar las luchas y demandas sociales: a las y los compañeros de la salud y demás trabajadores, a las mujeres y disidencias, a la juventud precarizada. Como en todos lados, acá la peor pandemia son los ricos, banqueros, sojeros agroexportadores y el puñado de familias dueñas del 32% de las tierras. Vidal ya gobernó para ellos y nos hundió. Y Kicillof es puro relato, pero también arruga y su ministro Berni es tan represor como Patricia Bullrich.

Las y los bonaerenses necesitamos una izquierda que diga las cosas como son, decidida a ir a fondo, con medidas radicales para terminar con los privilegios de los ricachones, la casta política y la burocracia sindical. Una izquierda firme y dispuesta a dar vuelta todo. Con mi candidatura, la de Vilma y Cele, desde el MST buscamos aportar a ese cambio urgente que hace falta.

Noticias Relacionadas