lunes, 17 junio 2024 - 04:29

Elecciones INDEC. PTS-Marrón: cuando el único balance posible es mentir

El pasado 12 de septiembre se realizaron las elecciones a Junta Interna y cuerpo de delegadxs de ATE en el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC). A propósito del balance que escribiera el PTS- Marrón, a base de mentiras y falsedades, nos vemos obligadxs a hacer una serie de aclaraciones.

Como expresamos en otra nota, las elecciones de Junta Interna de ATE INDEC se desarrollaron con un alto nivel de participación de lxs afiliadxs, votando el 71% del padrón. Con dicha participación, la lista Gris y Blanca que integramos desde Alternativa Estatal se impuso con más del 75% de los votos sobre la lista del PTS que, además, retrocede en votos con respecto a la elección anterior, sobre todo en el edificio de Roca. Hasta ahí los datos contundentes de la realidad.

Contra estos resultados, el PTS escribe un balance repleto de acusaciones y mentiras que no buscan más que tapar su retroceso. Para empezar intentan deslegitimar la elección diciendo que ATE INDEC tiene pocxs afiliadxs, luego dicen que las agrupaciones de izquierda que integramos la Gris y Blanca nos diluimos en el verticalismo de la Verde, denuncian un intento de proscripción de su lista y acusan a nuestra compañera de estar de los dos lados del mostrador. Por último, se atribuyen los votos de la izquierda antiburocrática. Un balance ridículo y fuera de la realidad.

Desde Alternativa Estatal integramos la Gris y Blanca que es una lista de unidad y plural que como Junta integra Interjuntas, el único espacio de coordinación que viene motorizando acciones de exigencia y denuncia ante el ajuste del gobierno y la parálisis de ATE. Y dentro de la Gris y Blanca nos presentamos con un perfil y programa propio y lo llevamos adelante con volanteadas en todos los edificios del INDEC. Para que el PTS pudiera presentarse, la presentación de listas se atrasó una semana y además se aceptó que presentaran a trabajadores como delegadxs de un edificio cuando realmente trabajan en otro.

Por último, nuestra compañera es una laburante de años de trayectoria en el organismo y reconocida por ello. Sólo una organización descompuesta puede acusarla de estar de los dos lados del mostrador, es decir, de formar parte del Estado patrón que aplica el brutal ajuste que sufrimos el conjunto de lxs estatales. Para justificar los errores propios, la derrota y la falta de representatividad en el sector estatal, no vale todo.

Con mentiras, sectarismo y autojustificación no se disputa la dirección

PTS escribe un artículo más pensando en la Izquierda Diario y su lectores que en el trabajo obrero en la estructura. No sacar conclusiones y hacer balances en donde todo está bien cuando no dirigen ni una interna es muy peligroso. En vez de balances imaginarios pensados para la propia militancia y los que no trabajan en la dependencia, atribuyéndose ridículamente la representación de los votos de la «izquierda antiburocrática», deberían empezar a pensar que les pasa que retroceden en todos sus trabajos sindicales. No reflexionar sobre esto es casi caer en la cuenta de que no existe izquierda antiburocrática en la argentina o solo está en algunas fábricas “recuperadas”.

Que la realidad no les guste no lxs puede llevar a negarla y mucho menos a hacer acusaciones absurdas contra compañerxs luchadores o inventar cualquier excusa para negar lo que son. Podrían escribir también, sobre por qué el conjunto de la izquierda antiburocrática integra la lista Multicolor de la CTA T y ellos van solos. En todos los casos, descubrirán que las mentiras como herramienta de debate en el movimiento obrero no sirven, así como no sirve la autoproclamación y el sectarismo en la disputa de la dirección.

Noticias Relacionadas