viernes, 21 junio 2024 - 05:32

Elección en el Alicia. La única lista que crece es la de Alternativa Estudiantil-MST

Durante la última semana se realizaron las elecciones a Centro de Estudiantes del Profesorado Alicia Moreau de Justo, elecciones que se dieron en un contexto particular de ajuste por el gobierno de Milei y la complicidad de Jorge Macri. En nuestro profesorado, los ataques del gobierno vienen golpeando al conjunto del estudiantado, donde día a día la deserción aumenta. Ante un centro de estudiantes bastante testimonial, les estudiantes nos organizamos para revolucionarlo.

La elección dejó unos resultados de los cuales se puede extraer una serie de conclusiones. Para comenzar, el total de votantes se redujo en un 31% en relación a la elección del año pasado. La actual conducción, que retuvo la presidencia, tuvo una caída del 41% de votos, como así también la segunda fuerza del centro, REA. Estos datos encuentran una lógica: el Nuevo CEA estuvo por debajo de lo que les estudiantes necesitamos, con tan solo tres asambleas en el último año y sin ningún tipo de iniciativa contra la deserción.

Sobre la base de esta caída, únicamente la Lista 3, El Alicia a la Izquierda, impulsada por Alternativa Estudiantil del MST en el FITU logró sumar votantes y crecer en porcentaje respecto a las últimas elecciones. Con un total de 76 votos, la actual Secretaría ambiental conquistó el 20% del total de los votos, por lo que se logró conservar y ampliar el espacio crítico por un modelo de construcción democrático, participativo y de lucha con les estudiantes, quedando a tan solo 15 votos de conquistar una segunda secretaría.

Sin participación estudiantil no hay lucha

Ante los brutales ataques del gobierno reaccionario de Milei hacia la educación, la conducción de la Lista 9 (PTS+PO) no logró revertir la dinámica de desmovilización que dejó la gestión de la agrupación Fuentealba (UTE). Un gran sector de les estudiantes no reconoce al centro como herramienta gremial, síntoma que refleja la falta de instancias y espacios de participación estudiantiles, como también la falta de una agenda de lucha por las necesidades concretas que el propio profesorado requiere para garantizar la permanencia de los estudiantes.

Como consecuencia directa de ese distanciamiento entre la conducción y les estudiantes hubo una baja notable en la participación de casi un tercio respecto a la anterior elección. Por otro lado, el voto en blanco fue otra expresión con mayor presencia que el año anterior, como descontento de un sector con la Lista 9.

El centro que hace falta

Desde la Lista 3 insistimos en la necesidad de construir un modelo de centro de estudiantes que pueda unir la lucha en contra del plan de Milei y al mismo tiempo pelee por las condiciones de cursada que necesitamos en el profesorado: la pelea por la fotocopiadora, la accesibilidad y el boleto educativo son algunas de las peleas que nos parecen más importantes. Esto solo se puede llevar adelante abriendo más canales de diálogo y participación, creando comisiones de base para responder las necesidades más urgentes y garantizando la pluralidad de voces al interior de esos espacios.

Trini Silva – Estudiante de Psicopedagogía

Noticias Relacionadas