domingo, 14 agosto 2022 - 21:05

El 11D jornada unitaria contra el FMI y la deuda externa. A Plaza de Mayo y en todo el país

El pasado viernes 26 de noviembre, se llevó a cabo en el Parque Lezama de CABA la reunión abierta convocada por nuestro Frente de Izquierda Unidad para articular una gran acción contra el FMI y el pago de la deuda externa. El evento contó con la participación de un importante arco de organizaciones y referentes de diversos sectores sociales, políticos, piqueteros, intelectuales, ambientales y de los DDHH. Nos encaminamos, el próximo 11 sábado de diciembre, a una gran acción en la histórica Plaza de Mayo y en todo el país. Como primer paso de un necesario camino unitario contra el Fondo y el ajuste. 

Va terminando este 2021 cruzado entre muchas otras cosas por un debate de meses entre el gobierno y el FMI en torno a la deuda millonaria contraída por el macrismo. Quien le sumó a una deuda ilegal y monstruosa que venía de antes, otros 50.000 millones de dólares más que hipotecan el futuro de nuestro país. 

Tan grave es la situación que se viene, que lógicamente no es casual ver a todas las alas del gobierno en estos momentos debatiendo qué acuerdo hacer con el Fondo. Y tan evidente es la dependencia que genera este tipo de compromisos, que el propio Fondo reclama que al acuerdo lo apruebe y vote no solo el Frente de Todos de conjunto, sino además toda la oposición política burguesa. No quiere a futuro trabas, ni ningún tipo de inconvenientes a la hora de cobrar. 

Así funciona el mundo capitalista y sus organismos internacionales de crédito, construidos al amparo de las grandes potencias y al servicio de expoliar a los países dependientes y periféricos. Se rebela así la falacia y cantos de sirena de funcionarios de primera línea del gobierno y de sus medios afines, que hace tiempo atrás, hablaban de que existe un nuevo FMI, más comprensivo y democrático, que quiere nuevos entendimientos. U n discurso irreal de punta a punta, erigido para justificar el nuevo acuerdo de sumisión. 

El debate es tan trascendente para los próximos años, que la propia Cristina Fernández de Kirchner, supuesta opositora al acuerdo con el Fondo, decidió difundir una nueva carta. En esencia y lejos de suposiciones, avala al presidente y al ministro de economía en su plan de acuerdo, y le exige a la oposición de Juntos por el Cambio que se haga cargo y lo vote en el Congreso. La carta tiene diversos conceptos y alguna crítica. Pero en los hechos, cierra el círculo de apoyos que el Frente de Todos necesitaba para seguir negociando. Ni ella ni nadie en las altas cúpulas del frente de gobierno, serán un obstáculo para firmar, lo que haya que firmar. Más allá de tironeos por plazos e intereses que veremos cómo termina, el objetivo es el acuerdo y el reconocimiento de toda la deuda tomada ilegalmente por Macri. 

En el marco de esta política CFK realiza críticas, como otras veces, convencida que tiene que contener a su base social descontenta con el curso actual del gobierno. Pero a la vez es su gobierno y habilita, en líneas generales, ese curso. Lo mismo hacen otros actores o referentes sociales como Grabois, que critican el acuerdo y otras medidas de gobierno. Pero sin dar nunca ningún paso serio y positivo como romper con un gobierno de ajuste que mantiene niveles de pobreza y desempleo indignantes, y similares a los peores tiempos del macrismo. Grabois declaró estos días que si hubiera en 2023 internas del Frente de Todos «no votaría a Alberto Fernández», pero que si esta gana, lo votará en las elecciones generales. Es decir, al final, seguirá apoyando lo mismo que hoy critica. Así las cosas. 

La convocatoria del Frente de Izquierda Unidad 

Vivimos un contexto de ajuste y pérdida de soberanía, que necesita la mayor amplitud de quienes nos oponemos. De ahí la importancia de que al interior de nuestro FIT Unidad, que emergió como tercera fuerza nacional en las últimas elecciones, hayamos decidido muy correctamente dar un paso más que necesario; abrir un canal de coordinación para esta lucha contra el Fondo, convocando a levantar en común una gran acción, marcha y acto en Plaza de Mayo para el próximo 11D. Y replicar la misma convocatoria en todo el país. 

La convocatoria, realizada a través de una declaración política que cuestiona el acuerdo con el Fondo y el plan plurianual de conjunto, se transformó de hecho en una asamblea de organizaciones diversas, en un intercambio sobre las bases políticas para movilizarnos, con qué formato e ideas, entre otras cuestiones necesarias. Las cuales seguirán esta semana con una nueva reunión, donde decenas de organizaciones sociales y políticas debatiremos y acordaremos un documento común para ser leído en la Plaza de Mayo. 

Por supuesto, en el marco de un importante acuerdo, surgen matices y debates lógicos. Que no van impedir una gran movilización unitaria el 11D, ya que hay una base política común, de independencia del gobierno y de la oposición burguesa. Sobre esa base, cualquier debate puede seguir dándose en adelante. En todo caso, el 11D nos encontraremos todos los sectores en la calle. Habrá quienes tomemos con mucha fuerza la movilización, jugados con todo en esta acción y, muy importante, en la construcción de un espacio de coordinación unitario contra el FMI y el plan de ajuste. Ya que valorando otras acciones previas e instancias como la autoconvocatoria y otras, la que surge ahora será no solo la mayor movilización lograda, sino el más amplio espectro convocante, el cual puede ser una gran base para avanzar en adelante todavía más. 

La plaza llena contra el Fondo ¿Y después? 

Los próximos días iremos difundiendo con fuerza la jornada de movilización del 11 de diciembre. Desde el MST en el FIT Unidad convocaremos con mucha fuerza ese día, haciendo nuestro aporte a esta jornada unitaria contra el Fondo y el pago de la deuda externa ilegal y fraudulenta. Tenemos esa tarea por delante. Y por eso queremos invitar ampliamente a miles de trabajadores y jóvenes que hoy se encuentran decepcionados con el curso del gobierno y su acuerdo con el FMI, a que se sumen y sean parte de esta acción a Plaza de Mayo y a las que habrá en muchas ciudades del país. 

A la vez, es muy evidente que la pelea contra el Fondo y todo el plan de ajuste no termina el 11D. Por el contrario, será una primera y gran jornada unitaria, que anticipa lo que será el 2022: un año plagado de luchas sociales y de necesidad de fuertes respuestas políticas desde la izquierda y de los sectores sociales, ambientales, de género y de los DDHH independientes del gobierno, que estén dispuestos a confluir en varios terrenos de la lucha social y política. 

En esa perspectiva, y como lo planteamos en la reunión abierta del Parque Lezama, este espacio unitario necesita tener continuidad después del 11D. Seguramente comenzando por alguna primera reunión donde balancear la jornada contra el FMI y viendo de común acuerdo, como continuar con nuevas iniciativas, sean estas de nuevo contra el acuerdo con el Fondo o contra otras medidas del plan de ajuste, o en apoyo a luchas en curso. 

No cabe duda que se abre un nuevo tiempo dónde la confluencia y el accionar común en las luchas es decisiva. Como también lo es la unidad en la lucha política, mediante un proyecto anticapitalista y socialista. Para eso nuestro Frente de Izquierda Unidad es una conquista muy importante, que en esta ocasión asumió la responsabilidad que tenemos en torno a la lucha contra el fondo y la deuda. En el mismo sentido, a futuro seguramente tendremos nuevas pruebas que superar, convocatorias que volver a hacer y horizontes que ampliar; para hacer cada vez más fuerte un polo político y social de izquierda y de lucha en nuestro país. 

Noticias Relacionadas