jueves, 29 septiembre 2022 - 01:05

#EditorialPDI. Un superministro del ajuste ¿No es hora de otra cosa?

Finalmente, hace unos días, Sergio Massa asumió como superministro de Economía, Producción y Agricultura y rápidamente dio sus primeras medidas. Arrancó por ratificar todo el acuerdo con el FMI que ya le había dejado el ex ministro Martín Guzmán, y por ratificar, por supuesto, las metas de ajustes, que son las que complican a nuestro país. También en el mismo camino y peor que la ex ministra Batakis ratificó que no va a haber ni más presupuesto en los ministerios y habrá congelamiento de vacantes en las áreas que ya se habían definido y en nuevas áreas del Estado. Además, anunció auditoría para la ayuda social que se destina a los sectores más vulnerables del país. Es decir, va a auditar a los pobres de este país y a los que menos tienen, a los que no va a auditar es a los que más tienen, manos libres a las grandes corporaciones para hacer lo que quieran, como lo viene haciendo hace mucho tiempo. Para la población en general, para vos que estás mirando, para los trabajadores, para los desocupados, para los sectores medios de nuestro país anunció un fuerte tarifazo. Para los sectores más concentrados, ¿anunció también algún tipo de impuesto? No, Ninguno. No hay más retenciones y no hay ningún tipo de impuesto a la riqueza.

Esas fueron las primeras medidas, muy a tono con lo que ya se venía haciendo en el período anterior del Gobierno del Frente de todos con los ministros anteriores. Ahora bien, para llevar adelante todas estas medidas de ajuste, Massa también tuvo que nombrar una serie de funcionarios en todas las áreas de gobierno que ahora están a su cargo. Y fue lo único coherente que hizo, porque para semejantes medidas de ajustes tan brutales se buscó el currículo de unos ajustadores históricos que hay en este país. Te voy a nombrar solo algunos. Rigo trabajó con Martín Guzmán en el período anterior y fue uno de los responsables de renegociar la estafa de la deuda que el macrismo nos dejó en los últimos años. Daniel Marx viene de haber trabajado hace años en el equipo de Cavallo en la época del gobierno De la Rúa. Se trajo también a Agricultura, un lobista sojero desde la provincia de Entre Ríos, y puso ahora en producción a su amigo De Mendiguren ¿sabes quién es? un capo de la Unión Industrial, un empresario de primera línea de este país que también tiene explotación en el campo. Bueno, esos son los personajes, entre otros, que van a acompañar a Massa para todas las medidas que está llevando adelante.

Ahora, si algo fue muy importante en este cambio de gobierno y digo a propósito cambio de gobierno, porque hay un cambio importante, no sé si notaste que hay un presidente en este país y de repente parece como que no está. Está bastante pintado al óleo en estos cambios que se hicieron de último momento. Tan es así que el nuevo gabinete que se formó y que se anunció y que anunció estas medidas fue compuesto por Massa en primer lugar, pero apoyado completamente por Cristina Fernández de Kirchner. Hasta se sacaron una foto juntos para dejar claro que Cristina apoyaba Massa y de paso dejar claro que son los dos líderes políticos de la coalición del Frente de Todos que en este momento tienen al mando el gobierno de este país.

Y vos podrás preguntarte, ¿Massa y Cristina no era muy diferentes y estaban bastante peleados? y así parece de origen. En general reflejan distintas alas del frente de todos. Ahora bien, si Cristina está apoyando a Massa ¿lo que sucede es que Massa empezó a correrse un poco más hacia algunas posiciones más progresistas o hacia un discurso de centroizquierda?. No, para nada. Massa está haciendo lo que hizo toda su vida. Solo recorda que Massa empezó en la vida política, en la UCeDe y a partir de ahí le podes buscar todo tipo de historia negra ligada a Estados Unidos, apoyo a la derecha, al macrismo y a un montón de otras cuestiones que son un desastre en la historia económica y política de este país.

Evidentemente, la que empezó a correrse más a la derecha es Cristina Kirchner, que ya venía desde un período anterior atacando a los movimientos sociales, atacando la ayuda social del Estado y queriendo ponerla en manos de gobernadores, intendentes y en el corrimiento ahora al apoyo a Sergio Massa, muestra que el rumbo del Frente de Todos, efectivamente, está yendo cada vez más a derecha. Todo lo que se está viviendo trae bronca, indignación y no es para menos, porque estamos soportando un ajuste brutal que lo acaban de ratificar y anunciar en las primeras medidas del nuevo equipo de gobierno.

Y esa bronca es además muy entendible y se transforma en decepción en el caso de quienes habían votado al Frente de Todos. Porque en este país hay miles y miles de trabajadoras, de trabajadores, de jóvenes, de sectores populares que habían confiado el voto al Frente de Todos para sacarse de encima al macrismo y por esa vía provocar cambios positivos en el país. Y lo que están viviendo hoy es que esos cambios no solo no aparecen, sino que hay una continuidad tremenda en el plano de la economía y de la desigualdad social que existe en todo el territorio nacional.

Entonces nosotros comprendemos desde la izquierda precisamente que haya esa decepción y esa bronca, cómo no lo vamos a comprender si nosotros luchamos por cambios de fondo de este país y compartimos con muchas de esas trabajadoras, de esos trabajadores y de esos jóvenes luchas sociales, lugares de trabajo, lugar de estudios, peleas en los barrios. Políticamente nunca compartimos que el Frente de Todos era la salida para provocar esos cambios, pero hoy entendemos tu indignación si precisamente habías apostado a ese camino. Bueno, ¿qué te queremos decir ahora? que esa decepción no te lleve a tu casa, que a esa decepción la transformemos en ganas de pelear por un cambio verdadero en este país. La transformemos en el inicio de un nuevo camino que nos encuentre juntos en la calle, enfrentando todo este plan de ajuste que acaban de anunciar.

Y también te queremos proponer que te animes a iniciar un camino en el plano político, porque se pueden hacer otras cosas. Te recuerdo una cosa desde que asumió el Frente de Todos y cuando se hizo precisamente y se convirtió en la fuerza que gobierna este país, se decía que venían acá para frenar a la derecha. Cuando vos hoy ves que gobierna directamente Massa, que lo hace con De Mendiguren, con Daniel Marx y con toda una serie de ajustadores derechistas, amigos del establishment y de Estados Unidos, ¿no te parece que ya va quedando un poco lejos y un poco irreal ese discurso de que estamos acá para frenar a la derecha?. A la derecha se la frena provocando cambios de fondo, movilizando a la gente en la calle y luchando por otro modelo de país y por la vía del gobierno del Frente de Todos lo único que se está logrando es hacer que la derecha opositora cada vez tenga más oportunidades de recuperarse políticamente.

Por eso, si vos queres enfrentar a la derecha, lo que tenes que hacer es dejar de apoyar a este gobierno y transformar esa bronca que tenes hoy en algo positivo en la construcción, en el plano de la alternativa política de una salida por izquierda. Y lo mismo deberían hacer algunos dirigentes de sectores sociales y políticos que sin ser del PJ, son parte del Frente de Todos, como sectores de movimientos sociales del Frente Patria Grande, que ahora están diciendo que ven críticamente lo que está haciendo Massa y es obvio porque es un ajuste brutal y empiezan a decir que a lo mejor se van a ir del bloque, que tienen que salir, que tienen que discutir. Bueno, el momento no da para muchas vueltas más, la verdad. El que está en contra de este ajuste tiene que romper y salir de ese gobierno para no ser responsable precisamente del camino que se va a tomar.

Y en medio de todo esto, y seguramente no te va a sorprender, la traidora CGT ahora está apoyando Massa, están preparando una supuesta movilización en defensa de los trabajadores, que es todo lo contrario. Para el 17 de agosto piensan hacer una marcha que de contenido es de apoyo al gobierno. Por eso llamamos a no ir a esa movilización que a las luchas de la clase trabajadora no le sirve para nada. Y ese mismo día, además, como lo anunció Cele Fierro, referente nacional del MST en el Frente de Izquierda Unidad, vamos a hacer otra movilización desde la izquierda, desde el sindicalismo combativo y la Unidad Piquetera hacia Plaza de Mayo, donde de verdad vamos a enfrentar todo el plan de ajuste, a denunciar las nuevas medidas del gabinete que encabeza Massa y a darle apoyo a todas las luchas de los trabajadores ocupados y desocupados de nuestro país por trabajo y salario digno.

En resumen, lo que está en juego acá es cuál es el proyecto político, económico y social para este país, porque el gobierno con lo que está haciendo se ha corrido a derecha tanto que le está quitando la agenda a Juntos por el Cambio y al liberfacho de Milei. Y nosotros te queremos proponer otra cosa a todas esas trabajadoras, trabajadores, jóvenes que hoy ven críticamente todo lo que está pasando, los invitamos a construir una nueva herramienta política de la izquierda.

Los que estamos en Periodismo de Izquierda somos parte del Frente de Izquierda Unidad, del MST y queremos convocarte a fortalecer ese camino, porque creemos en una izquierda unitaria, porque queremos una izquierda amplia, abierta, que tenga un espacio para que vos participes. Y esta izquierda que nosotros estamos construyendo, además es la única que tiene un programa de fondo en este país, la que plantea romper con el FMI, nacionalizar la banca, nacionalizar el comercio exterior, terminar con las empresas privatizadas y con las corporaciones que destruyen y saquean nuestro país. Y todo eso se puede hacer. No es que no se puede. Si hay voluntad política de llevarlo adelante y somos miles y miles organizados, se puede seguir por este camino.

Y además la izquierda socialista y anticapitalista es la única que tiene también una salida democrática. Porque de última vos preguntaste esto ¿quién eligió a Massa? ¿quién eligió de este país que Massa sea el que tenga el poder político para encima aplicar un plan de ajuste? nadie lo eligió.

En este país lo que habría que hacer es algo completamente distinto. Si hay una crisis muy fuerte, económica y social, lo que habría que hacer es convocar elecciones a una Asamblea Constituyente para que el pueblo elija diputados constituyentes con derecho a decidir todo, es decir, una asamblea libre y soberana para que el pueblo decida qué hacer con el FMI, con la deuda, con el salario, con las jubilaciones, con la educación y con todo rubro que tenga que ver con la vida de este país.

Nosotros te invitamos a eso, te invitamos a que te sumes en la calle, a enfrentar el plan de ajuste y a que te sumes políticamente y te animes a dar pasos hacia la izquierda para construir una gran alternativa, para ver si en última instancia, como objetivo final podemos ir avanzando hacia que algún día logremos un gobierno de la izquierda, de las trabajadoras y de los trabajadores, los que hacemos mover el mundo y que tenemos derecho a decidir nuestros destinos. Te esperamos en la próxima editorial de Periodismo de Izquierda.

Noticias Relacionadas