miércoles, 24 julio 2024 - 09:45

Editorial. El ajuste no pasa sin represión

Promesas, relato y realidad. Prometieron “volver para ser mejores” pero nos trajeron a uno de los peores niveles de pobreza en 34 años con casi el 40%, 19 millones de pobres, 4 millones en la indigencia y el 52,4% de infancias pobres (que llega al 66% para UNICEF Argentina al ver la pobreza multidimensional). Así, este gobierno no tiene qué envidiarle a la derecha macrista que nos dejó con 35,5% de pobreza. El ajuste de Alberto, Cristina, Massa y el PJ con el FMI nos ubica en el tercer pico de mayor pobreza desde la hiperinflación de 1989 (47,3%) cuando cayó Alfonsín, y la crisis del 2001 (57,5%) con el Argentinazo. El gobierno informa de un PBI “en crecimiento”, con baja desocupación y mayor empleo, mientras las empresas, el agronegocio y la banca no paran de amasar fortunas. Esa desigualdad social genera expresiones de violencia y no pasa sin garrote ni mayor coerción y autoritarismo. En eso tampoco parece haber grieta.

Sin represión no pasa el ajuste. Así lo dijimos el 24 de marzo, en el masivo acto en la Plaza con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia: “Como ningún ajuste pasa sin represión, el Estado, con el fogoneo de los patronales y los grandes medios, criminaliza las luchas y ataca derechos democráticos básicos: el derecho a la protesta social, el derecho de huelga y los fueros de las y los delegados sindicales. Son derechos básicos porque la organización y la movilización obrera y popular son justamente la única garantía para conquistar derechos, para defenderlos y para lograr nuevos”. Es que pagar la estafa de la deuda al FMI y a los bonistas viene de la mano de atacar esos derechos humanos y democráticos. Una deuda ilegítima, contraída por el macrismo y gobiernos anteriores, pero convalidada sin chistar por el PJ y la derecha de Juntos en el Congreso, que el gobierno paga con más hambre y pobreza. Por eso el 24M fue un acto de lucha: No al ajuste y la represión de los gobiernos y el FMI.

Avanzan contra la protesta social. En ese marco, el gobierno nacional, gobernadores del PJ y de Juntos con sus fiscales y una justicia al servicio de los ricos, avanzan en perseguir a quienes movilizamos por distintas demandas. Buscan amedrentar a la clase trabajadora y al pueblo para no salir a luchar. Milei, Espert y demás liberfachos lo avalan pidiendo “cárcel o bala”. Pero ¡no pasarán! Por eso reclamamos el cierre de todas las causas contra activistas populares y la absolución de Arakaki y Ruiz. Así como la libertad de las presas y presos políticos como Milagro Sala, Betiana Colhuan Nahuel, Romina Rosas, Luciana Jaramillo, Celeste Huenumil y sus hijes, Facundo Jones Huala, a las presas mapuches y petroleros de Las Heras. Contra esto, la clave es la calle, en cada reclamo y en la más amplia unidad.

A la hora de criminalizar y reprimir, no hay grieta. Así ocurre en las provincias con el Frente de Todos o con Juntos y el gobierno nacional. Buscan endurecer las leyes represivas, incluso imponer el “doble castigo” por un mismo “delito”, algo prohibido desde la antigua Roma. Todos y Juntos compran las repudiables pistolas Taser, picanas eléctricas adquiridas tanto por Larreta o Bullrich como por Aníbal Fernández, reclamadas a rabiar por Berni y también por Espert y Milei o Marra. Piden más poder de fuego y “disuasión” pese a que, en 2022, entre gatillo fácil, femicidios de uniforme, muertes bajo custodia y hechos similares, las fuerzas represivas asesinaron a 436 personas, mayormente jóvenes y pobres. Un asesinato cada 20 horas. En Jujuy y CABA con Juntos, también en Río Negro o con el PJ en Salta, Chaco o Córdoba, los gobiernos suben las multas y persiguen protestas, la justicia agrava las condenas y policías espían las luchas, igual que la Federal como muestra la condena al agente Balbuena. Mendoza es lo más aberrante con dos presos por marchar contra el hambre y la resolución anti-mapuches de su legislatura, pedida por el radical Cornejo. Demonizan a los pueblos originaros, los acusan de “usurpar” tierras y reprimen, pero son el pirata inglés Lewis, el emir de Qatar, Benetton, las petroleras y megamineras, los verdaderos usurpadores.

Militarizar al servicio del extractivismo. El gobierno decidió enviar el Ejército a cuidar el negocio en Vaca Muerta, la costa atlántica y zona de Bahía Blanca. Responde a la estrategia imperialista que explicitó la Jefa del Comando Sur de EEUU para hacerse del litio, petróleo, agua y minerales en el país y Latinoamérica. También el envío de militares a Rosario a “urbanizar” barrios, la intromisión de Gendarmería contra trabajadores en YCRT del Turbio, y al conurbano con la excusa del narcotráfico. Junto al aparato estatal y los puertos privatizados, esas fuerzas que buscan legitimar, son parte del delito.

Discurso a derecha que alienta ataques. Para recortar planes sociales y alimentos a los comedores, demonizan a los piqueteros que luchan por trabajo. Fachos como Espert piden “bala” para sus dirigentes en una instigación a atacar. Niegan a los desaparecidos y la dictadura, son antigénero y antilucha socioambiental. Discursos de odio de clase, racistas y políticos, con alta manija mediática, alientan crímenes de odio como el atentado a CFK o los ataques a locales de la izquierda, los que repudiamos sin excepción.

Amplia unidad de acción y de la izquierda revolucionaria. Frenar esta avanzada es posible en las calles, con organización y lucha en la más amplia unidad de acción para defender todos los derechos, garantías y libertades democráticas. A su vez, ante un próximo gobierno más corrido aún a derecha, habrá que enfrentar con más fuerza y unidad los ataques que vienen. Será necesario fortalecer y ampliar la unidad de la izquierda revolucionaria, agrupada hoy en el Frente de Izquierda Unidad, para dar esas peleas que se vienen y levantar una salida de fondo. Porque un capitalismo imperialista en crisis sistémica, ataca y viene por todos nuestros derechos. Desde el FIT Unidad con el MST somos el único sector dispuesto a cambiar de raíz esta sociedad capitalista, origen de toda explotación, opresión y violencia. Sumate.

Noticias Relacionadas