lunes, 4 marzo 2024 - 01:04

Economía. Guzmán va por más endeudamiento

Durante la noche del domingo el ministro de Economía, Martín Guzmán, esbozó el panorama oficial de la situación económica del país. A lo largo de la entrevista que le realizaron Ernesto Tenembaum y María O’Donnell en el programa Corea del Centro, dejó varias afirmaciones para analizar, en donde destacan las mentiras y un énfasis por continuar con el endeudamiento como patrón de financiamiento.

«Tenemos con qué hacer frente a la necesidad de divisas«, advirtió el ministro. Lo raro son los modos con los que actúa y más teniendo en cuenta la crítica desarrollada hacia la gestión macrista que, en muchos momentos, tuvo un accionar similar tanto con Caputo o Dujovne a la cabeza de la cartera de Economía. Guzmán comentó “…el gobierno nacional busca que la brecha entre el dólar oficial y el paralelo vaya a 0%, sería ‘adecuado’ que llegue a niveles de entre el 50 y 60 %”. Su modus operandi para alcanzar tal objetivo, fue la emisión de bonos y letras del tesoro nacional en la última semana del mes de octubre por $ 254 mil millones. Un monto superior al presupuesto universitario planeado para 2021. Peor se torna la medida cuando se ve que la herramienta utilizada para bajar la demanda de la divisa exterior funciona con tasas astronómicas de retorno del 15%, cuando en el mundo continúan las tasas a 0% o valor negativo.

Quienes en su momento dijeron que “Sacachispas” pasaba a ser un héroe nacional por haber cerrado el acuerdo con los tenedores privados de la deuda pública con legislación extranjera, se verán sorprendidos cuando noten que fue el propio ministro quien dijo que “la renegociación de la deuda era necesaria pero no suficiente”. En cierto modo, esto termina de confirmar las denuncias realizadas por la izquierda organizada en el FIT- Unidad, cuando advertía que el cierre de tal estafa no significaba nada bueno para la economía local, sino tan solo el aseguramiento de ganancias para los fondos de inversión como Fidelity y Blackrock, entre otros.

El endeudamiento, política de Estado

Durante el desarrollo de la entrevista mencionada, Guzmán también dijo que el Tesoro ya no volverá a solicitar asistencias del Banco Central en forma de Adelantos Transitorios. “Se apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiamiento neto de mercado por hasta un 10% respecto al total de vencimientos de dicho período”. La conclusión de esta afirmación es la emisión de nueva deuda, como la que va a licitar el gobierno durante esta semana con un valor U$S 750 millones. Templeton y Pimco, grupos financieros que vinieron a realizar la bicicleta durante el macrismo y ahora denuncian estar encerrados por su tenencia de bonos en pesos, se ven nuevamente favorecidos por las medidas comentadas por Guzmán.

La alfombra roja tendida para los mencionados, también se comparte con el Fondo Monetario Internacional y el Club de París. El propio responsable de las finanzas locales volvió a reafirmar que la negociación “no puede extenderse más allá de marzo/abril porque después viene el acuerdo con el Club de París y el primer vencimiento opera en mayo y debe haber una renegociación, con ese nucleamiento, antes de ese vencimiento”. En este aspecto no está descartado que el gobierno tome el último tramo del préstamo Stand By solicitado por Macri al FMI.

Presupuesto 2021, otra política de ajuste

Otro de los temas referidos por el ministro fue el presupuesto 2021 que ya logró media aprobación en la Cámara de Diputados, horas antes a la represión desatada en Guernica para forzar el desalojo de las más de mil 1.400 familias que se encontraban en el lugar. Según el propio Guzmán, “…el presupuesto 2021 da un marco de certidumbre porque se redefinen prioridades. Se gasta más en salud pública, educación, investigación y desarrollo y se gasta menos en el pago de la deuda y avanzamos en un programa plurianual”. Algo absurdo cuando se sabe que las partidas destinadas el próximo año para los Servicios de deuda supone el 1,5% del PBI, que representa un monto cuatro veces más grandes que lo presupuestado para la construcción de viviendas.

La sentencia “donde aparece una demanda, nace un derecho”, solo es cierta, para el ministro Guzmán, si se habla de los intereses de los sectores más concentrados de la economía tanto local como internacional.

Sin dudas lo explicitado en este artículo demuestra que el panorama de crisis va a continuar por largo tiempo en nuestro país, más con las orientaciones señaladas por quien toma las decisiones económicas. Para que las contradicciones sociales de estos planes de austeridad no tengan lugar en la calle, como en Guernica, el gobierno se prepara para más episodios donde piensa defender, por medio de la represión, los intereses de quienes lucran con la especulación financiera.

Noticias Relacionadas