viernes, 21 junio 2024 - 21:01

Docentes bonaerenses. Tiempo de lucha, ante el engañoso “aumento” salarial

En medio de los “chispazos” entre Milei y Espert con Kicillof, que llaman a una “rebelión” por lo que consideran un “impuestazo” a las patronales agropecuarias –las que no quieren pagar prácticamente nada-, el gobernador dio una conferencia para ratificar su “aumento” salarial a docentes y estatales.

Lamentablemente, la Celeste de Baradel en SUTEBA corrió a aprobarlo, sin llamar a asambleas ni a plenarios. Sin convocar siquiera a una consulta provincial en las escuelas, como fija el Estatuto de SUTEBA (Art. 19º, inc. a). Hablan de una “mayoría” que lo aprobó, pero se trata de solo algo más de 100 “dirigentes”, que deciden por 300.000 docentes bonaerenses a quienes ni les preguntaron.

Esa es la “democracia sindical” de esa burocracia, que no tenía mandato para aceptar ni decidir cuánto deberíamos ganar para recuperar la feroz pérdida salarial que sufrimos, revertir la quita del Incentivo, aumentar el presupuesto, resolver la crisis de infraestructura escolar, con escuelas detonadas que ceden ante las persistentes lluvias y resolver cómo luchar para lograrlo.

La «amplia mayoría» que vota el «aumento» en SUTEBA, sin consultar a nadie…

El gobernador miente descaradamente

En esa conferencia, al desmentir a Milei sobre los impuestos (ver nota), Kicillof mintió sobre los aumentos salariales. El gobernador sabe lo que dice y elige sus palabras en discurso escrito. Nos quiere vender su “relato” salarial, que no es más que un engaño.

Sin ponerse colorado (ver video), aseguró: “saben ya que en enero se dispuso un incremento del 25% de los salarios de los trabajadores de la provincia de Buenos Aires, en febrero de un 20% y el anuncio de hoy, que hemos dispuesto un incremento para el mes de marzo de 2024 del 13,5% de los salarios del conjunto de los trabajadores y trabajadoras de la provincia. Eso implica a los estatales en general y a docentes”. Pero todo es falso y por varias razones.

La primera es que en enero no dieron ningún aumento del 25% como dice, sino que a esa “suba” la desdoblaron: 15% en diciembre y 10% en enero. Lo que no es lo mismo y el gobernador miente a sabiendas. En segundo lugar, es tramposo porque cada anuncio aparenta “empatar” el porcentaje de inflación, pero se anuncia un mes después y se cobra recién al otro mes.

Kicillof miente a sabiendas sobre los últimos aumentos

En concreto, en febrero anuncia un supuesto 20%, que suena similar a la inflación del 20.6% de enero, pero se lo cobra en marzo. Y habla de 13.5% en marzo, que se cobraría en abril, pero sobre la inflación de febrero del 13.2%. Es decir, se corre siempre atrás de la inflación y así pierde la docencia y sus familias, con el resto de los estatales.

En tercer lugar, es mentiroso porque Kicillof anuncia porcentajes falsos. Ya que la inflación se mide acumulada, sobre los precios del mes anterior, pero los porcentajes salariales se hacen sobre un ingreso de 2 y 3 meses atrás. Un engaño bien montado, que sirve para la prensa y los burócratas sindicales que lo defienden, pero que no para ir a la verdulería, al súper o al pagar las tarifas.

De esa forma y como muestra el cuadro, ese supuesto 25% de enero del que habla Kicillof resulta apenas una suba real del 8.2%. Vergonzoso. Lo mismo con el 20% de febrero, que se calcula sobre el salario de diciembre, con una suba real del 9.2%. Igual con marzo: anuncia un 13.5%, pero es un 11% real respecto al último cobro. Esto es fácil de ver, con la plata de un mes a otro.

Kicillof y su ministro de Hacienda “dibujan” aumentos engañosos, que no sirven al pagar las cuentas. Por eso, al ver de cuánta plata sería el aumento de bolsillo, surge una indignación total por la miseria que implica. Bronca, tristeza, que no se llega a fin de mes y no alcanza ni para comer. Así no va más, es tiempo de lucha.

Milei aprieta, Kicillof aplica

En resumen, Milei aprieta, pero Kicillof aplica y descarga la crisis en las y los trabajadores. En el cuadro (ver) se puede comprobar ese “aumento” real que se cobraría “de bolsillo” en marzo –y se paga recién al 5to día hábil de abril-, para una maestra, preceptores, profes o una directora, según su antigüedad. Un “aumento” más que insuficiente, al licuar el poder adquisitivo, ir por detrás de la inflación y mantener salarios en la pobreza. Con docentes pobres, se empobrece la escuela pública.

Se necesita un paro, movilización y plan de lucha nacional

Por eso llamamos a rechazarlo y exigir a la dirigencia sindical que convoquen a asambleas para votar un paro y plan de lucha con movilización provincial y nacional de SUTEBA, junto a los demás gremios del FUDB, la CTERA, las CTA y la CGT.  Para enfrentar el ajuste salarial de Kicillof, quien descarga en la docencia la falta de pago del Incentivo.

Y también contra el feroz saqueo a los bolsillos y presupuestos sociales que descarga el liberfacho de Milei. Para retomar el camino de lucha y que el gobierno nacional pague ya, aumente y pase al básico el Incentivo con fondos del presupuesto nacional para seguir aportando al salario de más de 1.6 millones de docentes del país. ¡Basta de Milei y su plan!

La Multicolor debe hacer punta y convocar al Plenario Provincial mayormente presencial, con conexión virtual para el interior, votado en setiembre y que nunca se concretó. En ese sentido, el Plenario Multicolor de SUTEBA La Matanza del viernes 15, se pronunció de manera unánime por la convocatoria a un Plenario Provincial de la Multicolor de manera presencial. Es tiempo de concretarlo para decidir en base a la consulta de las bases y las escuelas.

Plata hay, que vaya a salario y a la escuela pública

Plata hay y mucha: el viernes 1º, Kicillof pagó U$S 350 millones de dólares a los bonistas buitres, por intereses de la deuda trucha que nos cargaron Vidal y el PJ. Eso equivale a aumentar por todo el año otros 80.000 pesos más por mes, a los 300 mil docentes bonaerenses. Y superar con creces el descuento del Incentivo que aplica Milei, hasta que restituya los fondos educativos.

Eliminar los multimillonarios subsidios que Kicillof destina a la Iglesia y demás patronales de la enseñanza privada para destinarlos a la pública y el salario docente. Además de poner un verdadero impuesto progresivo, donde paguen más los que más tienen: las corporaciones, grandes empresas, banqueros, sojeros y demás oligarcas del campo. Por eso debemos luchar, ya que eso no está en los planes de Kicillof ni del PJ ni en la Celeste de SUTEBA y las CTA. Además, con luchar no alcanza, ante al fracaso del PJ que le abrió la puerta a Milei, necesitamos poner en pie un nuevo movimiento político junto a la izquierda. Sumate a esta “rebelión”, la única necesaria.

Alternativa Docente, en la Multicolor y la FND

ANCLA | MST en el Frente de Izquierda Unidad

Noticias Relacionadas