Diputados votó el acuerdo con el Fondo. Sin grieta para entregar el país

Finalmente, en la madrugada de hoy, la cámara de diputados voto mayoritariamente a favor del acuerdo entre el gobierno del Frente de Todos y el FMI. La votación contó con el voto positivo de la oposición de Juntos por el Cambio, que el día miércoles ya había llegado a un acuerdo con el gobierno, para alegría de los sectores corporativos y económicos más concentrados, que habían pedido un voto a favor.

Tras más de 12 horas de debate, votaron a favor 202 diputados, se abstuvieron 13 y votaron en contra 37. Entre los votos en contra, está la bancada del Frente de Izquierda Unidad, la única que, durante todo el debate de estos meses, tuvo una posición coherente contra el Fondo y el ajuste. Lo denunció dentro y fuera del recinto y motorizó enormes movilizaciones unitarias en diciembre febrero y este mismo jueves.

División en el Frente de Todos

A la vez el bloque del Frente de Todos se dividió entre quienes mayoritariamente votaron a favor, 77 diputados y quienes expresaron su desacuerdo de diversas formas; 13 abstenciones y 28 en contra. Entre ellos Máximo Kirchner que finalmente bajo a la sesión para votar en contra. Lo mismo hicieron a la hora de votar otros diputados de La Cámpora y Patria Grande. EL hijo del ex presidente y de CFK busca de esta forma quedar bien parado ante sus bases y votantes más afines, y marcar posiciones en la interna del FdeT que subirá de temperatura hacia el 2023.

Sin embargo, hay que decir que estos sectores que integran el Frente de Todos, demostraron finalmente dos cosas; que no votaron el acuerdo con el Fondo y que no hicieron nada para frenarlo. Se negaron a convocar a movilizar contra el acuerdo, y facilitaron dentro del Parlamento que todo fuera avanzando, sin obstaculizar en lo más mínimo la política del oficialismo.

Esto se corroboró a Fondo el mismo día de la sesión. Una de las preocupaciones. de Alberto Fernández y de Massa era que hubiera un fuerte debate interno dentro del recinto, pero nada de eso pasó. Máximo Kirchner, cumplió hasta el final lo que dijo en su carta de renuncia a la presidencia del bloque; “no voy a obstaculizar al presidente” había escrito. Y así lo hizo. Tan es así que, en tan importante sesión de diputados, dónde se decidía si estaremos o no atados al Fondo durante muchos años, ni Máximo Kirchner ni nadie del kirchnerismo se anotó para hablar en la lista de oradores. Ese silencio, juega el rol de complicidad ante el acuerdo votado. No levantaron la voz para denunciar la entrega. Optaron por callarse y dejar que todo siga adelante. Se verá en adelante como se desarrolla este debate y crisis interna en el FdeT. 

Marcha de este jueves contra el acuerdo con el FMI

Borrón y cuenta nueva para Macri

Por su parte el bloque de Juntos por el Cambio votó también mayoritariamente a favor del acuerdo, casi en su totalidad, como todo el establishment se lo pedía. Hasta Macri, que días atrás decía oponerse, salió pasado el mediodía del jueves a felicitar a todos los bloques por el acuerdo alcanzado. No es para menos; ese acuerdo legaliza la estafa que el encabezó en 2018 y por lo cual debería rendir cuentas en la justicia y pagar con cárcel y con sus bienes. Ahora, con este nuevo acuerdo, queda libre de culpa, gracias a la acción del Frente de Todos, que no solo legaliza una estafa millonaria, sino que le salva la vida a su creador.

El contenido de lo votado: a los pies del FMI

Volviendo sobre el acuerdo votado, por la negociación del día anterior entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, se voto en general a favor de un nuevo endeudamiento para pagar la deuda anterior, y así quedar atados al Fondo y sus políticas de ajuste. El texto que votaron 202 diputados dice; “Apruébanse, de acuerdo a lo estipulado en el artículo 75 inciso 7 de la Constitución Nacional y en los términos del artículo 2 de la Ley 27.612, las operaciones de crédito público contenidas en el “Programa de Facilidades Extendidas” a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación del “Acuerdo Stand By” oportunamente celebrado en 2018 y para apoyo presupuestario. El Poder Ejecutivo Nacional suscribirá, en uso de sus facultades, los instrumentos necesarios para dar cumplimiento a lo establecido en el párrafo precedente”.

Pero no nos confundamos; que se haya votado solo esto y hayan separado los anexos y letra chica para que queden como responsabilidad del gobierno, no significa que hayan desaparecido. En concreto son esos anexos los que van a aplicarse junto al texto votado hoy. Y ahí está el ajuste, los tarifazos, los ataques a derechos obreros y de los jubilados, la inflación planificada a varios años y otros males. Todo supervisado por el FMI, que a partir de que el Sendo lo ratifique la próxima semana, vendrá cada tres a ver que estamos haciendo y a decirnos que tenemos que hacer. En eso han transformado a nuestro país el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Una jornada de movilización encabezada por el FIT-U

Durante toda la sesión, miles acompañaron desde la calle la convocatoria del Frente de Izquierda Unidad para que se sienta fuerte el repudio a este acuerdo. La Plaza Congreso estuvo repleta de trabajadores y jóvenes que llegaron con fuerza, para decir que “las estafas no se pagan”. Y dentro de esa enorme movilización el MST en el FIT Unidad aportó una de las mayores columnas y de las más combativas.

La enorme movilización, tuvo un momento de tensión en una parte de la plaza y escenas de represión que repudiamos, hecho que fue aprovechado por algunos medios para tratar de deslegitimar la enorme movilización unitaria, la cual siguió mayoritariamente adelante por fuera de esos incidentes, y estuvo frente al Congreso, con miles de manifestantes hasta la noche de ese jueves. Cómo tenía que hacerse frente a semejante entrega.

Por fuera de estos hechos, lo más importante es que nuevamente el Frente de Izquierda Unidad logró articular una enorme movilización unitaria, que colocó a la izquierda anticapitalista y socialista, como la única referencia política que de verdad enfrenta al Fondo y sus planes de ajustes.

Esta lucha recién empieza

Pasada esta votación, ahora viene el debate en la cámara de senadores la próxima semana. Seguramente de nuevo el Frente de Izquierda Unidad y el MST, junto a otros sectores, estaremos en la calle luchando contra este acuerdo que nos deja sin soberanía y nos coloca en un rumbo de ajuste profundo.

Pero más allá de las sesiones y votaciones, dónde es altamente probable que se avance ya que hay un acuerdo mayoritario para eso, lo que tenemos que saber es que luego de eso, comenzará la lucha contra la aplicación de este plan. Y ahí entra en escena la clase obrera y los sectores populares, que seguramente van a enfrentar cada medida de ajuste.

Vamos a un país de mayores luchas sociales, más polarización social y por la crisis del gobierno con parte de sus bases, vamos a más espacio político para la izquierda. Eso realza la responsabilidad del Frente de Izquierda Unidad de postularse con fuerza, de estar en primera línea de cada lucha, y de abrir canales de organización para miles de independientes, de trabajadores y jóvenes que quieren protagonizar la lucha y la construcción de una gran herramienta política independiente de todos los sectores económicos patronales, y con un claro programa anticapitalista y socialista. Desde el MST en el Frente de Izquierda Unidad, seguiremos impulsando a fondo nuestro frente y todas las iniciativas y propuestas que lo coloquen con más fuerza, en el escenario político nacional y en la estrategia de transformar a la izquierda en una verdadera alternativa de poder para la clase obrera y el pueblo.  

Noticias Relacionadas