lunes, 22 abril 2024 - 21:59

Declaración del MST de Tucumán. Traiciones a la tucumana, gobierno de y para la casta

La indignación recorre Tucumán al trascender que Agustín Fernández diputado de Unión por la Patria, había dado el voto que faltaba para que salga el dictamen oficialista en la comisión de presupuesto del Congreso que trata la ley Omnibus por orden del gobernador Osvaldo Jaldo.

Fue en un día histórico, el primer paro nacional activo de las 3 centrales, con masivas movilizaciones en todas las provincias, con la Plaza Independencia frente a la Casa de gobierno tucumano, colmada con más de 20.000 trabajadores de organizaciones sindicales, culturales, jubilados, jóvenes y políticas exigiendo que se rechace totalmente la ley ómnibus, el DNU y el protocolo represivo.

Los carteles y posteos en las redes acusando de traidor a Jaldo, expresaron la indignación creciente.

Esto generó una crisis en el bloque de 5 diputados, que se divide y Fernández junto a Gladys Medina y Elia Fernández de Mansilla, forman un nuevo bloque “Independencia”, que apoyarían por orden del gobernador, la votación del engendro anticonstitucional que hizo el presidente Milei.

En conferencia de prensa, el gobierno justificó que defendía a Tucumán. Ricardo Bussi obsecuente del presidente, dijo en un venenoso comentario ” Bienvenido Osvaldo Jaldo a las fuerzas del cielo.”

¿Que hay detrás de esta votación? Que el gobierno de la provincia, defendiendo los intereses de la casta empresaria millonaria tucumana, negoció cero impuestos a la exportación del limón y sus derivados, que se mantenga la vigencia de la ley azucarera, la producción de bioetanol, no se importe desde Brasil dicho producto, que son todas medidas a favor de las patronales, ya que los trabajadores de estas industrias tucumanas, trabajan con salarios miserables, en negro, y cuando se autoconvocaron reclamando salarios dignos fueron reprimidos, y se les quitaría el plan interzafra que cobran al terminar la temporada.

Además Jaldo cuando asumió redujo el presupuesto provincial en un 12% despidiendo personal, mientras subieron las dietas a la casta en un 100%. Indignante!!

Esta historia ya la vivimos, cuando el gobierno de Macri, en 2017 necesitaba votos para aprobar la ley contra los jubilados, los diputados tucumanos también negociaron darle su apoyo, en medio de grandes movilizaciones de repudio al ajuste macrista.

Por supuesto que también repudiamos a los diputados de Juntos por el Cambio y el busismo que apoyan esta política entreguista, hambreadora y represiv de Milei. Solo Cisneros, diputado bancario, dijo rechazar toda la megaley y Pablo Yedlin en forma confusa parecería que también.

Desde el MST junto a los compañeros que nos movilizamos en Tucumán y en toda el país, y muchos más que ven que la votación de estas leyes son una entrega de nuestra soberanía al FMI, a las grandes multinacionales, privatizando empresas, quitando subsidios en los servicios públicos, anulando derechos constitucionales que conseguimos con años de lucha como el de huelga, de protesta, un ataque a la educación y la cultura, a la salud, que pretende gobernar como un dictador por decreto y una inflación que ya devoró salarios, jubilaciones y planes congelados.

Estas traiciones que sienten muchos compañeros, expresan que el peronismo es un proyecto político que no va más, que abrió el camino con una pobreza del 50%, una corrupción y entrega al FMI a que gane el liberfacho de Milei, que gobiernan y gobernaron siempre empresarios millonarios como Jaldo, Manzur, o Alperovich, mientras el pueblo padece desocupación, hambre y entrega.

Hacemos un llamado a todos los que quieren defender las tres banderas del peronismo, la soberanía política, la independencia económica y la justicia social, que sigamos juntos movilizados y construyamos una alternativa política nueva con el MST y la izquierda, que derrrote este proyecto derechista, al servicio de la casta, y gobernemos los que nunca gobernamos, los trabajadores y el pueblo.

Noticias Relacionadas