viernes, 21 junio 2024 - 20:54

Debates. La ilusión del litio y las falsas transiciones

Estamos en un momento crítico en el mundo, donde enfrentamos diferentes crisis al mismo tiempo. Una de ellas, estrechamente asociada a los demás es la crisis climática, que ha hecho realidad predicciones que en el pasado se creía tardaríamos décadas en alcanzar.

Sin recortes radicales en las emisiones de gases de efecto invernadero, nos dirigimos rápidamente hacia un punto sin retorno. Pero no hay planeta B.Y teniendo en cuenta la necesidad de cuidar el único planeta que tenemos, de vez en cuando surgen soluciones capitalistas «sencillas» para un problema tan complejo como este.Por el momento, el salvador planetario es el litio, elemento crucial para la producción de baterías eléctricas, considerado un recurso estratégico para la transición climática y para la reducción de la dependencia del petróleo, el carbón y el gas.

Pero, como todo lo que vende el capitalismo como solución mágica, hay un interés de mercado en la extracción de este mineral: la ganancia.

Las promesas falsas

Argentina forma parte del llamado «triángulo del litio», junto con Chile y Bolivia. Esto nos convierte en el objetivo de los esfuerzos masivos de marketing y la presión externa de las grandes empresas, que nuestros políticos aceptan y contribuyen, en nombre del beneficio personal.

Pero el litio no es el salvador planetario que muchos anuncian. Al menos no en la forma en que se ha utilizado. Aun así, vemos a muchos políticos hablando de la importancia del litio, y de los beneficios que traerá su extracción a nuestro país.

Pero al contrario de lo que nos quieren hacer creer, la urgente transición energética no se encuentra en la agenda compartida por todos los políticos del sistema. Este tema está presente solo en discursos vacíos, que no abordan soluciones reales al problema, quedando solo en las falsas promesas del capitalismo verde.

En realidad, el litio que se extrae sirve para alimentar la producción de más transportes individuales y de lujo o celulares con caducidad programada. Es decir, no hay un interés real en una transición energética, sino una estrategia para aprovechar la «ola ambiental» para lucrar aún más.

Efectos ambientales del extractivismo

El litio, como otros minerales, no sale mágicamente de la tierra. Esto requiere un proceso complejo que involucra el uso de maquinaria pesada, perforación, excavación y destrucción de áreas alrededor de las reservas de litio.

Toda una cadena de producción se forma alrededor de los sitios de extracción, maximizando sus impactos ambientales y sociales. Y siempre con la connivencia del Estado, que lucra con las concesiones a empresas privadas. De esta manera, el impacto ambiental de extraer minerales de la tierra es inmenso y crea un área de destrucción que es poco probable que se revierta. Este impacto es aún mayor cuando pensamos en la intensificación de los efectos del cambio climático que estamos viviendo.

Comunidades indígenas

Finalmente, además de los impactos ambientales, la minería y el extractivismo afectan con mayor intensidad a las comunidades indígenas, dejándolas en una situación de mayor vulnerabilidad a la que ya viven. Son estas comunidades las que están al frente de la batalla por la defensa del agua y el medio ambiente, ya que es en sus territorios donde se encuentran las mayores reservas de litio del mundo. Por ello, es necesario desenmascarar el doble discurso que afirma que la explotación de este mineral se destinará a la transición energética.

El agua vale más que el litio. ¿Qué hay que hacer?

La primera tarea es echar a las corporaciones para que no toquen más los humedales del salar. Y abrir un debate sobre la transición energética. Se debe aplicar inmediatamente el principio precautorio y la ley general de ambiente, con consultas populares vinculantes.

El Jujeñazo muestra el camino: hay que unir a la clase trabajadora ocupada y desocupada, a los pueblos originarios y a la juventud para frenar la avanzada extractivista, ajustadora y represiva. Necesitamos más y mejor izquierda, para fortalecer estas luchas.

II Foro internacional de ecología política y socialista

Este sábado 8 de julio se llevará a cabo el Segundo foro internacional de ecología política y socialista, con la presencia de 30 países de los 5 continentes. Se discutirán temas que nos afectan a todos y que están en el centro de los desastres climáticos que ocurren cada vez con mayor frecuencia. Entre ellos el litio, así como los efectos de su extracción y perspectivas de futuro. Anotate para participar: 2215 25-1633.

Marcela Gottschald

Noticias Relacionadas