viernes, 27 enero 2023 - 01:13

De nuevo en Washington. La misión de Economía se reúne con el FMI por la tercera revisión del acuerdo

Hoy una nueva comitiva del Ministerio de Economía aterrizó en Washington para mantener una reunión con el Fondo con el fin de cerrar la tercera revisión del acuerdo con el FMI. En este caso, el abanderado del ajuste no viajó, sino que mandó a tomar las indicaciones de los burócratas del Fondo a su vice ministro, Gabriel Rubinstein. Con esta tercera revisión, el gobierno busca tener el aprobado para recibir un desembolso de U$S 5.800 millones antes de fin de año.

La delegación argentina que viajó el lunes por la noche hacia la capital estadounidense se conformó además con el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Leonardo Madcur; el secretario de Finanzas, Eduardo Setti; el subsecretario de Presupuesto, Raúl Rigo, y el titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), Marco Lavagna. Mientras que por parte del FMI, durante las reuniones que se mantendrán por cuatro días, el representante será Nigel Chalk.

Esta tercera revisión corresponde a la auditoría del FMI de los números económicos de Argentina del tercer trimestre del año, por lo cual, para poder cumplir, el gobierno ha recortado diferentes partidas del presupuesto 2022. Esta revisión forma parte del acuerdo firmado en marzo de este año para refinanciar los U$S 45.000 millones que se contrajeron con la ilegal y fraudulento acuerdo Stand By que tomó el macrismo.

Según trascendió en los medios, la comitiva de Economía, como ya lo ha hecho Massa en otros eventos, repararía ante el Fondo por las dificultades que provocó la guerra en Ucrania, afectando la meta de reservas acumuladas en el Banco Central. Mientras desde el gobierno indican que este fenómeno provocó un déficit de U$S 5.200 millones, desde el organismo de crédito ya advierten al gobierno que ese número, como máximo, puede ser de U$S 3.700 millones. Este es un debate central de las reuniones, en donde se avizora que puede haber modificaciones, ya que debido a la fuga de dólares para el pago de la misma deuda, el pago de la deuda privada de las empresas y las importaciones, las reservas se encuentran en estado crítico.

Entre otros temas forma parte de la agenda con el FMI a revisión de los sobrecargos que aplica el organismo sobre el préstamo concedido a la Argentina. Por el momento, a pesar de los diferentes calificativos bondadosos a Cristalina Georgieva, el gobierno no ha doblegado el hermético funcionamiento del Fondo.

La última vez que Georgieva vio a Massa lo elogió por su disciplina para cumplir las metas. No es una apreciación que haya cambiado, más con el “dólar soja 2” que aplicó el ministro con el único fin de conseguir los dólares para pagarle a este organismo saqueador. Seguramente la vuelta de esta comitiva va a ser con órdenes claras para seguir pasando la tijera por las áreas más sensibles que sufren el ajuste. Ya que entre las metas que el FMI quiere que se cumplan, va a figurar el déficit fiscal del 1,9% del PIB para el 2023.

Noticias Relacionadas