martes, 23 julio 2024 - 17:43

Cumbre del Mercosur. La ausencia de Milei

En las últimas horas se confirmó a través del vocero presidencial que Javier Milei no irá a la cumbre del Mercosur y, en su lugar, irá Diana Mondino.

La cumbre se realizará en Asunción del 4 al 8 de julio. El último día culminará con la presencia de los jefes de estado del bloque y países asociados. Manuel Adorni, vocero del presidente, confirmó la ausencia de Milei por cuestiones de agenda. En cambio, asistirá la delegada, Diana Mondino.

Desiste en participar del evento en un marco de diálogos cruzados con el mandatario de Brasil, Lula Da Silva, quien dijo que esperaba que el presidente argentino se disculpara luego de haberlo llamado “corrupto” y “comunista”.

Milei contestó arremetiendo nuevamente contra Lula, y con rumores de una posible visita a Bolsonaro durante el fin de semana. Los hechos recientes tensionan aún más la relación con Brasil, luego de que se diera a conocer que el Gobierno argentino estaría protegiendo prófugos condenados por el intento de golpe en el país vecino, a los que se sumarían alrededor de 1000 bolsonaristas pidiendo asilo.

La importancia que tiene Brasil en la región es imposible de desconocer, ya que se demostró recientemente cuando hubo la crisis con el gas y tuvimos que importar de allí. Esto es una realidad que va en paralelo al proyecto del Mercosur que no compartimos por ser una arquitectura económica de las grandes burguesías regionales al servicio de sus intereses. Igualmente bregamos por una relación solidaria entre nuestros pueblos, algo opuesto a los Bolsonaro y Milei.

En 2023, Brasil fue nuestro principal socio comercial, una relación que podría acentuarse con el ingreso al BRICS, que Milei revirtió. La política exterior de Milei pone en tensión constantemente las relaciones comerciales con los países cuyos mandatarios considera “colectivistas”. Milei hace su show pensando en su base social y en hacer bien los deberes que le pide el imperio decadente del norte. Por eso más allá de la opinión que tengamos de Lula y el PT de Brasil, con quienes mantenemos importantes diferencias, lo concreto es que toda la política internacional de Milei está puesta en la perspectiva económica de un gobierno de sumisión y alineamiento con EEUU y sus aliados. Esto empeora la situación económica y la vida de millones y complejiza aún más la resolución de la crisis económica que atravesamos y los problemas en curso.

Noticias Relacionadas