lunes, 22 julio 2024 - 06:14

Cumbre de las Américas. Fernández y el antiimperialismo de cartón pintado

En el discurso que Fernández realizara ayer en la reunión de ministros de Educación de la CELAC(1), el presidente protestó contra la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la próxima cumbre de este organismo propiciada por EE.UU. También exhortó al norte a terminar con la guerra que afecta al sur por los precios de los alimentos. Más allá que detrás de tanto pseudo discurso anti imperialista los medios informan que estaría buscando una entrevista exclusiva con el presidente Biden, sus palabras resultan poco creíbles después de haber firmado un acuerdo con el FMI, que es  un verdadero pacto de coloniaje y de negarse a subir las retenciones, con lo que los argentinos pagamos los alimentos a precios internacionales mientras un puñado de monopolios hacen ganancias extraordinarias.

Las palabras de Fernández lanzadas en la reunión realizada en el Palacio San Martín fueron fuertes, refiriéndose a Cuba señaló: “En nuestro continente tenemos un país que lleva 6 décadas bloqueado económicamente y sobrevive como puede; deberíamos estar muy avergonzados de que eso ocurra”. En relación a Venezuela también resaltó: “También tenemos un país que está bloqueado hace 5 años por una disputa política y en plena pandemia lo bloquearon, cuando la solidaridad era más necesaria que nunca”. Aunque en esta oportunidad no hizo mención explícitamente a Nicaragua, su posición, coincidente con la del presidente de México, López Obrador de una cumbre sin exclusiones la involucra también.

La Cumbre de las Américas

Este organismo va a reunirse en Los Ángeles entre el 6 y 10 de junio próximo. El gobierno norteamericano mandó un enviado especial a Buenos Aires, el senador Christopher Dodd, quien junto al embajador yanqui Marc Stanley se reunieron con Fernández y Béliz en el día de ayer, buscando según señalan las fuentes periodísticas interceder para que Fernández y el mayor numero de mandatarios americanos concurra a esta próxima reunión.

La Cumbre de las Américas ha sido desde su fundación en 1994, a instancias del presidente norteamericano Bill Clinton, un organismo dominado por el imperialismo que, bajo el pretexto de tratar temas diplomáticos y comerciales que atañen a las naciones del continente, es una reunión al servicio de la dominación yanqui sobre su “patio trasero”.

En esta oportunidad, el gobierno yanqui acompañado en sus argumentos por la derecha local y continental justifica la exclusión de tres naciones del continente porque sus gobiernos violan los derechos humanos. No utiliza el mismo criterio, por ejemplo, para excluir al gobierno pro norteamericano de Colombia, violador de los derechos humanos entre los peores, con miles de desaparecidos y perseguidos políticos en su haber. De utilizar este criterio, tendrían los propios EE.UU que autoexcluirse, ya que no hay país en el mundo tan responsable de violaciones de los DDHH y de actos terroristas contra los pueblos del mundo, como el propio imperialismo yanqui.

Los socialistas revolucionarios del MST, que no nos callamos ante las violaciones a los derechos humanos que ocurren en estas naciones, junto a la LIS y un importante número de organizaciones participaremos de una acción internacional en defensa de los presos políticos y contra la persecuciones en Nicaragua los próximos 6 al 8 de julio. Somos a la vez defensores incondicionales de la autodeterminación de los pueblos, y no aceptamos las persecuciones del mayor violador de los derechos humanos en el mundo, el imperialismo yanqui, sobre estas naciones del continente.

Christopher Dodd y Joe Bidden

Campeón del doble discurso

Alberto ya nos tiene acostumbrados a hacer como el tero, poner el grito en un lado y el huevo en otro. Lo hizo durante la campaña electoral pasada protagonizando actos junto a Cristina en los que despotricaba contra el FMI, para luego acordar el pacto más entreguista de nuestra historia, destinado a colocar toda nuestra economía al servicio de pagar la estafa que el mismo denunció como tal: el fraudulento crédito contraído por Macri por U$S 45.000 millones.

En esta oportunidad, como parte de sus intentos de relanzamiento de gestión ante los ministros de la CELAC, cuya presidencia pro tempore ejerce, volvió a el relato anti imperialista. Incluso su vocera, Gabriela Cerruti, señala que la presencia del presidente argentino en la próxima Cumbre de las Américas no está confirmada. Los medios kirchneristas como Página 12 o El Destape festejan las palabras del cuestionado mandatario, sin realizarles ninguna crítica.

¿Por qué no cuestionan estos medios K, tan críticos del acuerdo firmado con el FMI, que Alberto no haya dicho nada sobre el tema en las reuniones que tuvo con los enviados del presidente Biden?¿No es acaso este acuerdo el summum de sumisión de nuestro país a los mandatos imperiales a costa del hambre de nuestro pueblo y la entrega de nuestros recursos? ¿No debería Alberto, a la par de protestar contra las exclusiones de la próxima cumbre, llamar a boicotearla y plantear un frente de países que desconozca las fraudulentas deudas externas en medio de esta terrible crisis mundial? Nada de esto objetan estos medios favorables a Cristina, que encima festejan las palabras y actitudes del presidente.

Los falsos reclamos al norte

“No me calló más” señaló Fernández para luego exigir que los países del norte terminen con la guerra en Ucrania que afecta el “proceso en la suba de los alimentos que al sur del mundo lo afecta peligrosamente”.

Esgrimiendo un ambiguo discurso Alberto, que oscila entre posiciones ligadas a la OTAN en algunas oportunidades y otras en silencios pro Putin, funcionales a las posiciones del kirchnerismo según soplen los vientos, parece olvidar un detalle. Que nuestro país es uno de los productores mundiales de alimentos, y que si nuestra población come cada vez menos se debe en gran parte a que los pagamos a precios internacionales, ya que su gobierno se niega a aumentar las retenciones como es necesario ante esta emergencia. Porque como ya sinceró su ministro Guzmán, hacen faltan dólares para las reservas y para cumplir lo acordado con el FMI y no hay que desalentar a los empresarios del agro negocio.

Al contrario de lo que hacen otros países como la India o Túnez entre varios, que han suspendido sus exportaciones de alimentos para proteger su consumo interno ante la anunciada “catástrofe alimentaria” que se avecina, Alberto prefiere echarle la culpa al norte, a la oposición que lo boicotea, etc., mientras sigue favoreciendo la ganancia extraordinaria de unos pocos y el hambre de la mayoría.

La búsqueda de la entrevista con Biden

En esta época de discurso anti imperialista devaluado, en la que el crítico mandatario López Obrador va a mandar finalmente a su canciller a la Cumbre de las Américas, ya se dejó atrás algún enfrentamiento del pasado, cuando en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata Chávez, Evo, Lula o Kirchner se opusieron a la implementación del tratado de libre comercio conocido como ALCA que el presidente Bush quería imponer. Los medios informan de la búsqueda de una entrevista personal de Fernández con el presidente Biden.

Según el medio opositor La Nación, citando a una alta fuente diplomática de diálogo fluido con el presidente”: “Algunos no van a ir, como Venezuela, Cuba, Bolivia y algunos países caribeños. Otros mandaran a sus cancilleres y otros como Alberto y Boric irán, pero con protesta incluida”.

Según especula este matutino porteño, “la queja desde el paraguas de la CELAC efectuada por Fernández tiene límites precisos”, porque “la necesidad de apoyo de EE.UU. luego del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) aparece en el horizonte como una razón de peso para no desairar a Biden”. Independientemente de las diferencias que tengamos con este diario defensor de la oligarquía nativa, adivine compañero lector, ¿quién la pegará en el pronóstico sobre la asistencia de Fernández?

Pronóstico más o pronóstico menos, lo cierto es que las banderas y la lucha por los derechos soberanos de nuestros pueblos y las banderas anti imperialistas han quedado únicamente en manos de las luchas de los pueblos y la pelea de la izquierda anti capitalista. Un relato que el kirchnerismo sigue esgrimiendo con fines electorales mientras Cristina se reúne con Stanley varias veces en un mes para pedirle colaboración con sus proyectos. Una pelea que empujamos los que estamos consecuentemente en la calle contra el acuerdo con el FMI y hemos movilizado masivamente contra este nefasto acuerdo. Las organizaciones sociales, de trabajadores y de izquierda, que junto al MST y el FITU venimos dando esta pelea.


  1. CELAC: Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Noticias Relacionadas