jueves, 25 julio 2024 - 14:03

Crece la lista de vacunados VIP. Indignante los privilegios del poder

La crisis política abierta en el gobierno tras la aparición de las vacunas VIP y la separación de Gines García como Ministro de Salud, no solo no se detiene, sino que sumó hoy un nuevo capitulo que profundiza el problema planteado y muestra la impunidad del poder político de turno.

Presionado por la situación y crisis abierta y lo mal que cayeron en amplios sectores de la población estos sucesos, tuvieron que dar desde el gobierno una primera lista de vacunados VIP. Y así salieron a la luz nombres muy conocidos del mundo político, los cuales todos hacen parte de este entramado de privilegios y amigos del poder.

Entre los casos más destacados y relevantes figuran Eduardo Duhalde y su familia, intendentes como Curto, dirigentes como Taiana, Valdéz, Carlos Zannini y esposa, Lorenzo Pepe y muchos otros amigos del poder, ex funcionarios, empresarios «amigos», entre otros.

Todo esto va saliendo a la luz, a la vez que todavía siguen faltando dosis para personal de salud y personal docente, y mientras millones de trabajadores, preocupados por la pandemia y una posible nueva ola los próximos meses, no tienen ni cerca la posibilidad de vacunarse.

Los hechos que salen a la luz son sencillamente indignantes. Y seguramente no serán los últimos. Es muy probable que sigamos conociendo más privilegiados aquí y en otras provincias y municipios. Ya que está saltando la verdadera cara de este régimen y sistema desigual, que comienza en las relaciones de poder entre políticos tradicionales y empresarios y burócratas sindicales amigos.

Párrafo aparte merece la hipocresía de los dirigentes de Juntos por el Cambio, que ahora intentan aparecer preocupados por las vacunas y denunciando estos privilegios. ¡Caraduras! En su gobierno hundieron la salud pública, privilegiaron los negocios y privilegios privados y todo el año pasado alentaron posiciones y acciones antisanitarias y antivacunas. Esa es su verdadera cara que nadie puede olvidar.

Por eso la única posición coherente viene de la izquierda, que siempre denunció el abandono de la salud pública y que desde hace meses exige un plan de vacunación universal y que se invierta en vacunas todo lo que hoy se destina a pagar deuda externa, además de proponer que se pongan fuertes impuestos a la riqueza para atender las necesidades sanitarias, en el marco de la unificación del sistema de salud bajo órbita estatal y gratuita, como debiera ser.

En este sentido y tras el nuevo listado conocido hoy así se expresaba vía Twitter la referente del MST en el FIT Unidad Cele Fierro:

Por la mañana de hoy, también desde la izquierda organizada en el FIT Unidad, se difundió un documento sobre el tema patentes y toda una serie de propuestas de fondo y alternativas al desastre que hoy estamos viviendo:

Es evidente, que hace falta investigar a fondo todo lo sucedido, y para eso el gobierno no puede simular que se investiga así mismo. Para saber toda la verdad debería conformarse una comisión independiente conformada por trabajadores de la salud, personalidades independientes y organizaciones sociales y DDHH que investigue hasta el final y se castigue a fondo a todos los implicados en este andamiaje de impunidad y privilegios. Y avanzar como planteó Guillermo Pacagnini, médico y referente de ANCLA y el MST en el FIT Unidad: «Se necesita un plan de vacunación universal, gratuita y obligatoria. La única oportunidad que tenemos para controlar la pandemia en nuestro país y el mundo es vacunar masivamente a más del 70% de la población para así lograr una verdadera inmunidad comunitaria que garantice bajar drásticamente la circulación viral y luego mantener un programa de inmunización para los próximos años. Esto se debe hacer con todas las vacunas disponibles. Para ello el gobierno debe garantizar los recursos económicos y la logística de vacunación para lograrlo. Con la plata de la deuda y un verdadero impuesto a la riqueza y las rentas, repudiando las patentes con las que lucran las multinacionales farmacéuticas; como también iniciando un programa cooperativo de producción y distribución, se podrá avanzar en ese sentido».

Y como ya planteamos en otras notas desde Periodismo de Izquierda, no alcanza con cambiar de ministro, o remover dos o tres personas. Hay que cambiar toda la política de salud y terminar de una vez por todas con este sistema de privilegios permanentes, en todos los rubros.

Noticias Relacionadas