viernes, 12 abril 2024 - 21:53

Coronavirus. Alberto Fernández acordó con los gobernadores restringir la circulación nocturna

Luego de la reunión que se realizó ayer, el presidente, junto a los gobernadores, acordaron avanzar en restringir la circulación de 23hs a 6hs. La medida, que se oficializaría según fuentes oficiales a través de un Decreto de necesidad y urgencia (DNU) el 8 de enero a las 00hs, buscará evitar la propagación del coronavirus. Conjuntamente se especula que en el mismo decreto se reduzcan los viajes al exterior, se prohíban las reuniones de más de 10 personas y se exijan test PCR para aquellos que transiten de una provincia a otra. Se estima también que el plazo en el que rija este paquete de medidas sea por 14 días.

De esta manera el gobierno establecerá el tan anunciado “cierre sanitario nocturno”, que además limitará el uso del transporte público dejándolo sólo para uso de “trabajadores esenciales”. Algo que se ve como bastante irrelevante desde una estrategia sanitaria, a sabiendas de las habilitaciones constante que Fernández les cedió a los empresarios de las mayorías de actividades productivas y de servicios, y ante la ausencia de otras medidas necesarias que nunca se tomaron.

A la complejidad que representa la escalada de contagios de Covid-19, también se le suma lo dicho por el ministro de Salud, Ginés González García, en la conferencia de prensa que brindó junto con Santiago Cafiero, Jefe de Gabinete, en el día de hoy. Al referirse sobre el acceso del país a las diferentes vacunas, tanto en su producción como en su distribución, el ministro remarcó un panorama “muy complicado”.

Como lo indicó Caffiero en sus declaraciones la etapa de vacunación en el país, sólo sigue siendo una “esperanza más”. No es hoy, por el escaso rango de acceso a la misma por parte de la población mayoritaria, una solución inmediata.

Un anuncio, ninguna solución verdadera

Ni el Jefe de Gabinete en la conferencia de prensa de este 7 de enero, ni el propio Alberto Fernández, en las declaraciones públicas que han dado, se refirieron sobre medidas que tendrían mayor impacto para controlar y administrar de mejor modo la pandemia según lo señalan los mismos profesionales de la salud. La unificación del Sistema Sanitario de Salud en uno único, público y gratuito no ha sido parte de la agenda del gobierno del Frente de Todos, ni tampoco se han dignado a responder a los sectores que intimidan con cortar los servicios de salud como la corporación de Swiss Medical Group, que encabeza Claudio Belocopitt. En el mismo sentido desde la presidencia y las distintas gobernaciones sigue habiendo un silencio extremo en cuanto al mejoramiento de la situación laboral que reclama todo el personal de salud.

A pesar de lo que se establezca en el DNU que se firmará en el día de mañana, Fernández sigue sin establecer estrategias fuertes que contemplen el aumento de los testeos para establecer una vigilancia más férrea de la circulación del virus. Piensa que el presupuesto diseñado por el FMI y defendido por él mismo, que ajustó las partidas destinadas a Salud, es lo indicado para mantener en función a un endeble Sistema de Salud que ya cuenta con la primera línea totalmente agotada después de un exhausto 2020. Tampoco, el presidente, diseña una política social y económica que contemple una real ayuda a los ingresos de miles de familias trabajadoras que, al día de hoy, siguen siendo afectadas por los estragos de la pandemia y la crisis económica.

Noticias Relacionadas