sábado, 1 octubre 2022 - 02:05

Córdoba. Reclamo salarial y represión a municipales

Ayer se conoció la propuesta salarial del Ejecutivo Municipal a las y los trabajadores de la capital. Un índice de enero a septiembre de 19,2%. Se abonaría 10% con el sueldo de octubre a cobrar en noviembre, se pasa al sueldo el adicional por título. En diciembre un 9,2%, a cobrar en el mes de enero. Todos los montos son no remunerativos, por ende no entra en el cálculo del aguinaldo. El trimestre restante de este año se discutiría en marzo de 2021. En febrero, marzo y abril se incorporaría en tres tramos el 10% de octubre al salario.

Esta propuesta muy alejada de lo que se necesita, en una realidad de profunda crisis económica y alta inflación, despertó el rechazo de la amplia mayoría de los trabajadores y trabajadoras municipales, agremiados en el SUOEM que hoy se movilizaron por las calles del centro. Desde las distintas áreas fueron llegando y se agruparon en la sede del sindicato en 9 de Julio y Cañada.

La respuesta del gobierno fue un fuerte operativo realizado por la policía provincial para evitar que se acercaran al palacio municipal. En la esquina de Lavalleja y Cañada, a una cuadra del local gremial, la policía montó una provocación pasando con las motos a toda velocidad entre los manifestantes. Ante la respuesta de las y los trabajadores la policía dio rienda suelta a la represión que terminó con 8 detenidos y una delegada herida por una bala de goma cerca de uno de sus ojos.

En el caso del municipio, la gestión de Hacemos por Córdoba – PJ no solo va contra los salarios sino que han lanzado en estos meses una serie de medidas buscando una reforma integral y habilitar mayores niveles de precarización, aumentando los contratos vía monotributo, tercerizando servicios e incluso dándole tareas que corresponden al Estado municipal a beneficiarios de programas sociales, fomentando la ultra precarización. Desde mayo el gobierno empezó con recortes salariales, con un recorte directo del 15% del salario, la quita de horas extras y otras sumas no remunerativas.  Ayer, el municipio entró en default técnico con inversores privados por una deuda de 150 millones de dólares, y comenzó un proceso de renegociación que muy posiblemente incluya nuevos recortes.

Ivan Sosa

Noticias Relacionadas