lunes, 22 abril 2024 - 21:38

Córdoba. Llaryora, autoritario y ajustador de docentes y estatales

El nuevo gobernador del PJ en Córdoba, Martín Llaryora, inició su gestión haciendo votar en diciembre una reducción del salario de docentes y estatales, por la vía del incremento de los aportes personales a la caja jubilatoria y a la obra social APROSS. Esto le valió el primer paro de provincial de docentes y estatales del 28 de diciembre, con una masiva movilización a Casa de Gobierno.

Acto seguido, este viernes 26 en audiencia con la UEPC (gremio docente provincial), desconoció el Acta Acuerdo salarial del 2023, firmada por Schiaretti y homologada por la mediación del Ministerio de Trabajo en medio de una Conciliación Obligatoria. Ese Acta establece que los salarios de diciembre y enero deben actualizarse automáticamente por la inflación del IPC Córdoba.

También establece que la discusión paritaria 2024 se debe iniciar a partir de febrero, luego de cumplir con la actualización automática por inflación de diciembre y enero. Al no hacerlo, pretende robarnos a la docencia el aumento de 24,19% que debería haber pagado. Ante el rechazo de la UEPC, ahora Llaryora anunció que otorgaría su “aumento” por decreto.

Avanza con el ajuste y dinamita el inicio de clases

Frente a estos anuncios, la devaluación de Milei del 120% y al aumento despiadado de los precios por la liberación total y eliminación de todo control de precios dispuesta por el gobierno nacional, hay mucho malestar en las escuelas, las que comienzan a organizarse en defensa del salario. Para ello, la UEPC Capital viene cumpliendo un importante rol articulando, abriendo a la participación y movilizando.

Tras el contundente y masivo paro del 24E, en algunas provincias la discusión paritaria asoma con algunas semanas de anticipación. Y en Córdoba, el gobierno de Llaryora pisa el acelerador, pretendiendo ser más rápido que el mismísimo Milei con el plan motosierra contra el bolsillo de los trabajadores estatales. Prueba de ello es el “acuerdo” que logró cerrar con una de sus burocracias más serviles, la del Sindicato de Empleados Públicos (SEP), firmando un “aumento” salarial de apenas el 10% para los haberes de enero y un monto no remunerativo (es decir, en negro) que en el caso de jubilados alcanzan la lánguida suma de $15 mil pesos.

Este es un robo descarado, si tenemos en cuenta que sólo en diciembre la inflación superó el récord del 25% y la Canasta Básica Total ronda los 500 mil pesos[1]. La moneda de cambio para aprobar esta miseria fue la reincorporación de cerca de 700 trabajadores/as estatales, cuyos contratos precarios habían dado de baja. Por lo tanto, como negociador Llaryora es muy buen extorsionador.

Enero de luchas

Pese a estar transitando el receso escolar, la docencia cordobesa no se desliga del envión de luchas que protagonizó durante el año pasado y en pleno enero, en vísperas de la jornada del paro nacional, realizó un plenario abierto con casi 100 docentes de todos los niveles, que llenamos el patio de nuestra recuperada Delegación Capital de UEPC.

Es con esta delegación que protagonizaron una de las columnas más nutridas y coloridas en la movilización del 24E, con bandera de arrastre y consignas independientes junto a otros sindicatos de lucha, como UTS de la salud, el colectivo de la cultura, asambleas ambientalistas, autoconvocados, desocupados y la izquierda política y social.

Como decíamos, este viernes 26, en una audiencia convocada por el ministerio de Trabajo, las autoridades provinciales le notificaron a la UEPC Provincial que incumplirán el acuerdo salarial 2023 alcanzado entre el gobierno y la burocracia Celeste de Monserrat a mediados del año pasado, el que incluía al mes de enero como parte del tramo negociado. El argumento, al igual que Milei, es decir que “no hay plata” y de este modo, se confirma la nueva variable de ajuste del gobierno de Hacemos por Córdoba: que la actualización salarial será según la recaudación y no por inflación.

Llaryora, “Hood Robin” cordobés: defiende a los ricos, ajusta a los pobre

Esta maniobra desnuda un salto en el carácter explotador de la nueva gestión del PJ provincial, desconociendo el acta paritaria firmada y proponiendo un “aumento” de apenas el 14,6% para enero y un porcentaje equivalente a la mitad de la inflación que surja del IPC Córdoba para febrero y marzo. Con lo que se pretende imponer un escenario de crudo recorte del poder adquisitivo salarial como trabajadores de la educación.

Es importante recordar que, en su campaña, Llaryora prometió mejorar el salario docente y que, en su asunción como jefe del Ejecutivo cordobés, hizo gala de recibir una provincia superavitaria por más de $ 900.000 millones. Por lo que plata hay.

A su vez y paradójicamente frente a su discurso por la supuesta falta de recursos, en estos días vimos al líder del cordobesismo pasearse por los principales medios porteños con el único propósito de defender las ganancias e ingresos de los grandes exportadores del agro, oponiéndose a la suba de impuestos por retenciones, lo que redundaría en una mayor recaudación para las cuentas provinciales.

Y dando por sentado a la vez, que el resto de la Ley Ómnibus contará con el respaldo de sus diputados. Es decir, este gobierno alienta una distribución regresiva de los ingresos, ajustando más a los que menos tienen, y con exenciones o menores impuestos a quienes hacen enormes ganancias en dólares, cuando hay que hacer al revés.

Desde Alternativa Docente y el MST, junto a nuestra compañera y legisladora por el MST en el Frente de Izquierda Unidad, Luciana Echevarría, consideramos que, para avanzar en un esquema impositivo y de distribución de recursos donde la crisis la paguen los de arriba, el gobierno debe abrir las cuentas de la provincia a una comisión de control social, con trabajadores, técnicos y organizaciones del pueblo trabajador, para saber qué entra, a quiénes se les cobra y cómo se distribuyen los recursos.

A su vez, se deben cobrar impuestos progresivos a las grandes fortunas, corporaciones y sojeros para que paguen más, los que más tienen. Decirle no al pago de la deuda provincial, dolarizada en un 98,3% y que el PJ le fue cargando estos años a los cordobeses (entre este año y 2027 hay pagos de deuda por 2.000 millones de dólares). Avanzar también en la estatización de todas las empresas privatizadas, bajo control de trabajadores y usuarios, junto a la administración de la Caja de Jubilaciones y la obra social por sus verdaderos dueños, trabajadores, jubilados y usuarios, con una comisión de representantes electa democráticamente.

Además, para contar con los recursos suficientes, se deben destinar a la educación estatal los $ 192.000 millones que este año se irán a subsidiar a los bolsillos de los dueños de colegios privados y confesionales (ver proyecto). Y terminar con los sueldazos y privilegios de la casta política: Que Llaryora y sus funcionarios ganen como una docente (ver proyecto de ley).

La conducción provincial de UEPC debe convocar a la docencia

Por su parte, la conducción Celeste provincial de UEPC, luego de debatir en Plenario de Secretarios Generales, comunicó que rechazará la oferta del gobierno y convocó a concentrarse este jueves 1° de febrero frente a la Legislatura Provincial, reclamando que se cumpla el acuerdo paritario 2023 que incluye a enero y una nueva oferta salarial para este 2024.

En ese marco y compartiendo el rechazo a la oferta oficial, desde Alternativa Docente vemos con preocupación que, desde que asumió la nueva conducción Celeste provincial con Roberto Cristalli, no se ha convocado a ninguna de las instancias de participación democrática de la docencia: asambleas escolares, de delegados y Asamblea Provincial.

Desde diciembre se vienen tomando las decisiones entre los 26 secretarios generales y a puertas cerradas. En cada una de esas reuniones, desde UEPC Capital propusimos insistentemente que se convoque a la docencia y rechazamos esta metodología, totalmente ajena a la democracia sindical, donde unos pocos deciden por las bases docentes.

Continuar en las calles y profundizar un verdadero plan de lucha

La recuperación de la Delegación Capital de UEPC en manos de Unidad desde las Escuelas es, sin lugar a dudas, un triunfo de la docencia organizada. Porque enfrenta los planes de ajuste y, poco a poco, se va convirtiendo en una referencia local y nacional del sindicalismo combativo. En poco más de un mes de asumido, con el Consejo Delegado Departamental de Capital, hemos venido impulsando diferentes acciones para defender el salario docente, las condiciones laborales y las jubilaciones.

Esto es imposible de obviar por el ministerio de Educación y la propia burocracia Celeste, quienes se ven imposibilitados de transar acuerdos a la baja, como hacía otros años. Hasta un medio tradicional como  La Voz lo tiene que reconocer: el gobierno considera que la negativa de la UEPC “está atravesada por las disputas internas”, en particular con “los de la izquierda, que se quedaron con la conducción en Capital”.

En este marco, el paro y la movilización nacional del miércoles 24, arrancado a la CGT somnolienta de larga trayectoria de entregas, fue multitudinario y significó un golpe al gobierno nacional y la política de ajuste, la que en Córdoba aplica Llaryora como el mejor alumno de Milei.

En ese sentido, salimos fortalecidos y es muestra de un fuerte malestar social que se va ir profundizando también en las escuelas, en las salas de profes, etc. pero debemos ser conscientes que los procesos objetivos hay que acompañarlos de conciencia organizada y militancia para torcer las derrotas que planifican los de arriba y avanzar hacia conquistas necesarias.

En este complejo marco, resaltamos la necesidad de implementar un verdadero plan de lucha, que dé continuidad al paro general con medidas escalonadas de acciones públicas o en nuestros lugares de trabajo, convocar a asambleas escolares de urgencia como también la asamblea provincial de delegados departamentales.

Exigimos también que la Celeste de CTERA convoque y coordine las luchas y un masivo No Inicio de clases 2024. Vamos a ganar las calles nuevamente este jueves 1° (convocamos 9 hs para movilizar a la Legislatura provincial), recogiendo las voces y mandatos de la docencia y las escuelas, hasta derrotar las embestidas reaccionarias de Milei y los ajustazos de Llaryora.

Marcelo Roldán y Lucrecia Cocha

Alternativa Docente Córdoba

Secretaría de Organización, UEPC Capital


[1] INDEC: Valorización mensual de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total, diciembre de 2023. https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/canasta_01_245800192340.pdf

Noticias Relacionadas