miércoles, 24 abril 2024 - 16:16

Córdoba. Gran acto de cierre de año del MST

El sábado 19 de diciembre, en un nuevo aniversario del Argentinazo, mientras se realizaban actos similares en 20 provincias argentinas, en Bv Las Heras y Roque Sáenz Peña en la capital cordobesa se ponía el sol y empezaba el Acto del MST.

Más de 500 personas escucharon con atención las palabras de los principales oradores: la legisladora Luciana Echevarría, el vicedecano de la facultad de Psicología Raúl Gómez y el secretario general de la Unión de Trabajadores de la Salud, Gastón Vacchiani.

Los actos fueron una forma de darle cierre a un año marcado por la pandemia de coronavirus y la profundización de la crisis capitalista mundial, pero que también fue de lucha y revolución: desde las protestas de las y los trabajadores auto convocados que dejan de lado sus sindicatos burocráticos y se organizan, pasando por las luchas medioambientales en el país y en el mundo que dejaron claro que no queremos más extractivismo, hasta la revitalizada lucha por la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito.

Por los partidos del FIT Unidad, enviaron videos con saludos la legisladora Noel Argañaraz del PTS, Soledad Díaz García de PO y Noelia Aguero de IS. También estuvieron presentes delegaciones de compañeres de PTS y PO.

«En un año como este que tuvimos de todo menos certezas, pudimos confirmar con creces que el capitalismo, que esta sociedad dividida en clases sociales, ya no tiene absolutamente nada positivo que ofrecerle a la humanidad» sentenció Raúl Gómez en el discurso que abrió el acto, con un recorrido por las luchas y conflictos internacionales, destacando el crecimiento de la Liga Internacional Socialista, organización que crece al calor de las rebeliones que siguen estallando en todo el mundo contra los planes de ajuste de los capitalistas.

“Lo que de verdad hace falta para fortalecer al máximo la salud de la población, para garantizar ese derecho tan elemental, es la unificación del sistema de salud. ¡Basta de privadas haciendo negocios con la vida, basta de especulación económica con la vacuna, basta de salud de calidad para ricos y seguro asistencial para pobres! Eso que venimos reclamando desde hace años las y los socialistas hoy se comprueba no sólo posible sino absolutamente necesario” denunció Gastón Vacchiani, quien responsabilizó a los gobiernos del desfinanciamiento de la salud pública que es previo a la pandemia y que responde a las prioridades de este sistema que niega derechos a las mayorías mientras garantiza las ganancias de unos pocos.

“La pandemia permitió desnudar todo. Lo que muchas veces hemos denunciado la izquierda en soledad y sin mucho eco, hoy se hizo evidente a los ojos de millones. Porque, que en una situación así, los gobiernos hayan decidido poner la plata en salvar a los empresarios, que en una situación así se ajuste a los jubilados, que se siga beneficiando a la corporación médica privada en lugar de a la salud pública, sólo puede explicarse porque vivimos en un sistema totalmente decadente e inhumano. Y eso no lo vimos sólo nosotros, lo vio el mundo entero” dijo Luciana en el discurso de cierre, en el que no sólo denunció al capitalismo en decadencia, sino que invitó a dar la pelea por un mundo distinto, un mundo socialista.

“Cada vez que nuestra lucha avanza, aparecen las voces del sistema que dicen que lo que nosotros planteamos no se puede hacer, que es utópico. ¿Cómo va a ser utópico que todos los niños y niñas coman? ¿cómo va a ser utópico que los trabajadores tengamos derechos y cobremos una jubilación digna? ¿cómo va a ser utópico que las mujeres podamos decidir? ¿cómo va a ser utópico tener un mundo que dejarles a nuestros hijos? ¡Acá lo único utópico es pensar que este sistema inhumano puede perdurar!”.

Contra el “no se puede”, la convicción de la militancia organizada y en las calles, la firmeza de los discursos que denunciaron sin pelos en la lengua las injusticias y desigualdades de este sistema, que este año más que nunca se hicieron evidentes ante el mundo entero. Con emoción y los puños en alto, el acto cerró con todos los asistentes cantando el himno de la clase trabajadora: la internacional.

Noticias Relacionadas