jueves, 29 septiembre 2022 - 02:25

Córdoba. Ganó ampliamente la lista Naranja en la UTS

El pasado jueves, la Unión de Trabajadores de la Salud realizó la elección de su comisión directiva, seccionales y congresales para los próximos tres años. Se respaldó ampliamente a la conducción y la lista Naranja logró imponerse por el 98% de los votos emitidos.

La lista ganadora la encabezaron Gastón Vacchiani, médico del Hospital Neuropsiquiátrico, actual secretario general y Estela Giménez, enfermera del Hospital de Niños y actual adjunta. Está conformada por el sector mayoritario de la comisión directiva saliente que encabezó las luchas antes y durante la pandemia, que viene dando batalla por una recomposición salarial que saque de la línea de pobreza al personal de salud y que resiste hasta hoy la persecución a su secretaria adjunta, a quien el gobierno quiere quitarle los fueros y sancionarla por una protesta de 2013.

Del otro lado, un sector minoritario de ex miembros de la comisión directiva, que se referencian en la conducción efectiva de FeSProSa (la Federación de Salud de la CTA Perón) conformó la lista Violeta. Se trata de un pequeño grupo que durante la pandemia abandonó las responsabilidades para las que habían sido elegidos por las y los afiliados, retirándose de la comisión directiva sin dar debate alguno, algunos denunciados por violencia de género y otros que abandonaron la UTS para pasarse a ATE. Esperamos que este no sea el plan de la Violeta, ahora que fue derrotada.

Triunfo frente al boicot

La elección debió enfrentar varios obstáculos externos e internos: intimidaciones y ataques del Ministerio de Salud provincial, junto a las direcciones de los hospitales que buscaron impedir que se haga la votación y el intento de boicot de la lista Violeta que desplegó una campaña de mentiras y calumnias de escasa monta y que no llegó a los afiliados. Al quedar en minoría, como antes se retiraron de la directiva, luego se retiraron de la asamblea general. Aunque su lista fue oficializada pese a no cumplir con requisitos estatutarios que ellos mismos aprobaron previamente, llamaron a boicotear las elecciones. Sin éxito por cierto.

Los ataques macartistas sobre Gastón Vacchiani por integrar la mesa del Sindicalismo Combativo y el MST en el FIT Unidad, más allá de su carácter reaccionario, solo los alejaron más de los trabajadores que participaron de las numerosas luchas a las que ellos también le dieron la espalda durante toda la pandemia.

Ante la imposibilidad de ganar y de lograr la suspensión de los comicios por parte del Ministerio de Trabajo al que apelaron violando la autonomía, abandonaron toda disputa en el terreno democrático y desarrollaron una política irresponsable, funcional al gobierno y a la burocracia sindical que solo buscó dividir y hacer daño al único gremio provincial que incluye a todo el equipo de salud, autónomo, democrático, combativo y con perspectiva de géneros.

No parece casual que su posición coincidiera con la de la patronal: el gobierno provincial, que el mismo día de la votación quiso impedir, sin éxito, que se coloquen las mesas de votación en hospitales y centros de salud. Como no logró frenar la elección realizó una reunión online de emergencia con las direcciones para profundizar la intimidación. Fracasaron. La participación y el reconocimiento a la UTS pudieron más.

Vamos por más UTS, sigamos construyendo un nuevo modelo sindical

La elección tuvo un carácter histórico para UTS. Fue la primera en realizarse con el nuevo estatuto más democrático impulsado por nuestra agrupación y la lista Naranja y aprobado por unanimidad en Asamblea General de Afiliados. Esta reglamentación incluye la representación de todas las voces por representación proporcional, lo que le hubiera garantizado a la oposición tener voz y voto sobre todas las decisiones. También se crearon seccionales y se eligieron las nuevas comisiones directivas en ellas y el congreso general de delegados, que le dan más peso a la base de los afiliados en las decisiones fundamentales.

A pesar de todos los intentos de debilitar el sindicato la tónica de la jornada fue de alta participación, lo que refleja el crecimiento y la extensión del gremio. Se abrieron 23 mesas de votación que se extendieron por toda la provincia, más del doble que en la última elección y aumentó la proporción de afiliados que participaron.

Desde la lista Naranja y Alternativa Salud creemos que construir el gremio de la salud pública es poder garantizar la mayor participación, para que se exprese la pluralidad de ideas. Para que los debates no nos dividan ni nos paralicen, sino que fortalezcan la lucha en unidad. Para integrar todas las corrientes de opinión de manera proporcional. Para que siga habiendo independencia del poder político.  Para que se profundice la democracia sindical de base para organizar la pelea por conquistar la paritaria de salud, una verdadera recomposición salarial, el pase a planta de todas y todos y el fin de la precarización. Hemos dados pasos en nuestras conquistas, pero falta mucho y necesitamos fortalecer esta herramienta para enfrentar el ajuste que se viene en el marco del FMI que pretenderá sacarnos derechos.

UTS también es parte del sindicalismo combativo en salud que construye unidad en la acción, como la Multisectorial y en la organización más estratégica interactuando y articulando con sindicatos hermanos del país hacia una coordinación democrática, una nueva federación que rescate los principios fundacionales de lo que fue la FeSProSa. Por ello, el Día internacional de la salud muchos de estos sindicatos realizaron el acto central de una jornada nacional de lucha en Córdoba respaldando a la UTS. Y apoyaron activamente el proceso electoral. CICOP y APUAP (Jujuy)  enviaron parte de sus directivas como veedores gremiales y ayudar a garantizar el éxito de la elección.  Llamamos a cada afiliada y afiliado y a todos los trabajadores de salud a ser parte de este proyecto, a participar de las instancias de deliberación y lucha. A acercarnos para seguir haciendo crecer un proyecto basado en los cuerpos de delegados y la fuerza de los trabajadores desde abajo. Donde la base decida y los dirigentes garanticen democráticamente la participación.

Alternativa Salud Córdoba (ANCLA –MST)

Noticias Relacionadas