martes, 16 julio 2024 - 06:16

Córdoba. En CONICET no sobra nadie

La situación en CONICET es igual de preocupante que en tantos otros organismos
estatales: el gobierno de Milei ordenó la reducción de entre un 20 y un 30% de la
planta contratada. Se trata de personal administrativo, que cumple tareas de gestión o
mantenimiento bajo la modalidad de artículo 9 de contratación transitoria, en muchos
casos desde hace más de 10 años -una deuda pendiente de los gobiernos y
conducciones sindicales peronistas-.

En diciembre, luego del nombramiento de Daniel Salamone como presidente de
CONICET, hubo una primera ola de despidos en el organismo: más de 50 contratos no
fueron renovados. Sobre los contratos renovados se realizó una adenda en enero, con
la cual se acortó su extensión hasta el 31 de marzo, en lugar del 31 de diciembre
firmado. En esta situación, de inminente finalización de su contrato y total
incertidumbre sobre su continuidad laboral, se encuentran más de 70.000 trabajadores
y trabajadoras de la administración pública nacional.

El viernes 22 de marzo, comenzaron a llegar los telegramas de despido en CONICET.
Aunque aún no se cuenta con números oficiales, según información filtrada la
exigencia del gobierno sería de 260 despidos en todo el país.

Estos despidos se suman a los del INAFCI, ANDIS, Télam, INCAA, AySa,
Administración de Puertos, al cierre de los Centros de Referencia, y a las amenazas
de despidos masivos sobre el Servicio Meteorológico Nacional, Parques Nacionales,
INTA, SENASA entre otros organismos del estado, parte del plan motosierra de Milei.

En CONICET, a la problemática de los despidos se suma la prórroga del presupuesto
2023, el no otorgamiento de becas ya convocadas y evaluadas, la suspensión de las
altas de las carreras de investigador científico y personal de apoyo, suspensión de
promociones de investigadores y una pérdida del poder adquisitivo mayor al 20% en lo
que va de este gobierno. Todo esto hace muy difícil sostener el normal funcionamiento
del organismo, una institución que este año obtuvo el primer puesto como institución
gubernamental de ciencia de Latinoamérica y el puesto 20 en el mundo, de acuerdo al
Ranking SCImago. Y todo esto con una inversión del 0,31% del PBI en ciencia entre CONICET, INTA, INA, CONAE, y universidades públicas, en comparación, por ejemplo, con el 1,21% que invierte Brasil, el 3,45% que invierte Estados Unidos o el 4,9% de Corea del Sur*.1

El plan de motosierra y licuadora de Milei está en marcha en CONICET con el objetivo
de desmantelar la ciencia pública por la que luchamos. Una ciencia por y para el
pueblo, libre de las imposiciones de corporaciones capitalistas y del modelo
extractivista y agroexportador que se impone en nuestro país.

Ante este escenario, desde ATE CONICET se convoca en Buenos Aires a una
concentración el lunes 25 de marzo a las 11hs en el Polo Científico y se exige a través
de un comunicado la renuncia de Daniel Salamone. Por otro lado, el Consejo Directivo
Nacional de ATE había llamado desde el jueves a una Jornada Nacional de Protesta
en respuesta a los despidos para el martes 26, con movilización en la ciudad de
Buenos Aires pero sin definición en el resto del país.

La realidad es que miles de trabajadoras y trabajadores estatales serán despedidos
durante esta semana y el fin de semana largo. La gravedad de la situación requiere
acciones concretas de parte de las conducciones sindicales: la CGT y las CTA deben
llamar a un paro nacional con movilización, para exigir la renovación de todos los
contratos en todos los sectores y en todo el país, y un plan de lucha sostenido hasta
que caigan el DNU y todo el plan de Milei.

  1. *El Ranking SCImago se presenta como una tabla de posiciones cuyo propósito es dar
    a conocer información sobre el desempeño en investigación, innovación e impacto
    social de las instituciones, caracterizándose en términos de su aporte científico,
    económico y social.
    **datos del Banco Mundial (2019) ↩︎

Noticias Relacionadas