jueves, 8 diciembre 2022 - 00:06

Córdoba: elecciones en UTS. Gran triunfo de la lista Naranja

El 12 de mayo se renovaron los organismos de la Unión de Trabajadores de la Salud a nivel provincial y se eligieron congresales y comisiones directivas en nueve de las seccionales recientemente creadas. La lista Naranja se impuso con el 98% de los votos. Conversamos con los secretarios general y adjunta reelectos, Gastón Vacchiani y Estela Giménez.

¿Cómo llegó UTS a esta elección?

Gastón: La UTS llega a esta elección después de momentos muy difíciles que se vivieron en cada hospital y centro de salud con la pandemia, que afectó particularmente al equipo de salud con miles de contagios y más de 120 muertos, una cifra que incluso es superior al promedio del país. Quedaron a la vista los problemas estructurales de un sistema de salud debilitado producto de años de ajustes. Pero también fueron años de mucha lucha, mucha movilización; de marchas, caravanas, jornadas de protesta provinciales y locales, la verdad que fueron incontables. UTS se logró instalar como uno de los mayores referentes de la salud pública en Córdoba. No sólo en esas movilizaciones sino también en la prensa y en la opinión pública. Llegamos con una UTS fortalecida.

Estela: Coincido, a estas elecciones la UTS ha llegado mucho más fortalecida, ha crecido. Llegó más madura y con el reconocimiento social que se va ganando al estar siempre al frente de la lucha por los derechos de los trabajadores de la salud.

¿Cuáles son los puntos que más destacarían del mandato que están terminando?

G: En primer lugar el crecimiento institucional, más afiliados, más delegados y también una mayor extensión territorial. Otro logro muy importante fue la reforma de los estatutos, pudimos hacer una serie de reformas para democratizar más el gremio por ejemplo incluir proporcionalmente a las distintas corrientes de opinión en los organismos de conducción. Y otro avance muy importante en esta etapa, prácticamente después de más de diez años, fue volver a tener una sede, un espacio en común, que es muy importante. Y como te decía antes, la unidad para movilizar con la creación de la Multisectorial para coordinar un plan de lucha con otros sectores.

E: De este mandato que termina quiero destacar el compromiso, la garra, la fuerza que se le puso. No quiero olvidarme que hubo algunos compañeros que en lo más duro de la pandemia tiraron la toalla y abandonaron sus tareas gremiales. Y aun así los que quedamos, la mayoría, tomamos la posta, sostuvimos la lucha por el beneficio colectivo de todos los trabajadores de salud. Dejamos de lado muchas cuestiones personales y familiares. Pero creo que ha valido la pena porque fue para fortalecer este gremio para que sea la herramienta que necesitan cada uno de los trabajadores de los hospitales públicos.

Cuéntennos un poco sobre la elección en sí misma, la participación y qué creen que expresaron los afiliados en las urnas

G: Entendemos que la elección fue muy importante, se abrieron más del doble de mesas de votación que la vez anterior, se eligieron las nuevas seccionales e incluso que hay dos listas; estas son muestras del crecimiento de la UTS. Y a pesar de que un sector muy minoritario luego de que se oficializó su lista, la Violeta, decidió boicotear la elección, la participación fue muy importante en la mayoría de los establecimientos. La verdad estamos contentos. Yo creo que en la elección se expresó un apoyo rotundo a la lista Naranja, a pesar de las campañas mentirosas de este pequeño sector. Demostró el apoyo contundente a la conducción que se la bancó y eso creo que tiene que ver con que somos los que estuvimos en cada movilización, en cada asamblea, los que recorrimos la provincia. Creo que el resultado de la elección es producto de ese trabajo y del reconocimiento a esta conducción.

E: La verdad es que nos hubiese gustado competir con una lista que tuviera un proyecto para hacer grande a UTS, competir con una propuesta. En cambio, ellos lo único que hicieron fue tratar de ensuciar nuestro buen nombre, no lo pudieron lograr y por eso el resultado fue contundente. Con mucha participación de compañeros afiliados y con el apoyo de aquellos no afiliados. Incluso con gente que se acercó a las mesas de votación para pedir fichas y afiliarse.

Coméntennos más sobre la lista Naranja – Unidad y Compromiso y qué proyectos tienen para lo que viene

E: Es una lista bien representativa de los hospitales de muchos puntos de la provincia, con las convicciones bien firmes y que tiene un desafío grande ahora que va a ser conducción. Una lista del equipo de salud, pluriprofesional. Una lista de unidad, que integra matices, combativa, democrática y con perspectiva de género. Como dije antes creo que en gran parte el reconocimiento social ya lo tenemos, hay que fortalecerlo. Pero sobre todo hay que plantar bandera más fuerte, en cada hospital en toda la provincia, fortalecer a las seccionales, los delegados y los afiliados. El gobierno de la provincia tiene que saber que a la UTS no la puede manejar, que practica a rajatabla la independencia del poder político, y que siempre va a estar del lado de las y los trabajadores, para pelear por sus derechos y un sistema único de salud.

G: La Naranja fue conformada por compañeros que veníamos siendo la conducción del gremio, más delegados y activistas muy importantes que se fueron incorporando en este último tiempo sobre todo desde la pandemia. Por lo tanto fue una lista muy integral representativa de muchos hospitales de toda la provincia. Y la verdad es que muestra la pluralidad: hay distintas corrientes de opinión, distintos pensamientos, distintas ideologías políticas, pero todos coincidimos en que hay que pelear por otro modelo sindical, por democratizar los gremios, por escuchar a la base. Todos coincidimos en otro modelo sindical distinto al mayoritario hoy y en luchar por las reivindicaciones históricas de UTS, sobre todo la paritaria de salud para recomponer el salario y terminar con la precariedad laboral.

La Violeta: dividir y mentir favorece al gobierno

En estas elecciones se presentaron dos listas: la Naranja que venía conduciendo efectivamente el gremio y un sector de afiliados y dirigentes -que integraron la directiva y la abandonaron-, conformó la Violeta. Esta lista desplegó una campaña de mentiras y calumnias de bajo vuelo que no llegó a los afiliados, como se plasmó en los resultados. ¿Por qué se formó esta lista? ¿A quién le sirve intentar dividir la UTS? Este sector, encabezado por el médico Ariel Gómez y referenciado en Jorge Yabkowski de la FesProSa presentó una lista que fue oficializada por un criterio democrático de la Junta Electoral, pese a no cumplir con todos los requisitos estatutarios. Los que ellos mismos aprobaron al votar las reformas del estatuto que luego quieren desconocer.Su campaña sucia se centró en ataques macartistas contra Gastón Vacchiani por ser parte de la mesa del Plenario del Sindicalismo Combativo y del MST en el FIT-U y denunciando un supuesto fraude. Viendo que sus mentiras no ganaban espacio, apelaron a la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación violando la autonomía del gremio para pedir la suspensión de los comicios. Fracasaron. Finalmente, al verse en minoría, llamaron a boicotear las elecciones. No resulta extraño: ya se habían retirado de la asamblea general que eligió a la Junta Electoral cuando perdieron una votación y se fueron antes de la Comisión Directiva cuando no pudieron hacer pasar la política de intervención de la Fesprosa en la vida interna de UTS. Una típica actitud del viejo modelo sindical burocrático: aceptan las decisiones democráticas de la mayoría sólo cuando les conviene. Así se alejaron también de las numerosas luchas de las que el gremio fue protagonista. Llegando al extremo de usurpar el nombre y los símbolos del sindicato para publicidad de su facción, una actitud abiertamente antidemocrática.

Seguiremos llamando al grupo de compañerxs que acompañaron a esos dirigentes burocráticos a reflexionar y volver a integrarse a la construcción de la UTS.Esa política que busca dañar al único gremio provincial del equipo de salud, que sostiene un modelo sindical autónomo, democrático, combativo y con perspectiva de géneros es funcional al gobierno y a la burocracia sindical. No casualmente, hubo otro actor que el mismo día de la votación quiso impedir, sin éxito, que se haga el comicio: el gobierno provincial.Pese al daño realizado por el grupo violeta, la nueva conducción seguirá comprometida por más UTS en la provincial y aportando a la construcción de un nuevo proyecto federativo nacional que rescate los principios fundacionales de la FeSProSa, hoy abandonados por los mismos que pretendieron imponer un modelo burocrático en el gremio de la salud de Córdoba.

Noticias Relacionadas