Córdoba. El rector de la UNC y la Iglesia contra el activismo ambiental

El pasado 15 de junio la UNC fue sede de el «Foro educativo: para una ciudadanía global», un encuentro impulsado en conjunto con Scholas Ocurrentes, la ONG del Papa Francisco, y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). En las cinco horas que duró el evento expusieron representantes del radicalismo como Facundo Manes, dirigentes de universidades privadas como Paula Luengo Kanacri (Universidad Católica de Chile), impulsores de la educación confesional como Marta Berrenche (coordinadora pedagógica internacional de Scholas, Vaticano), el rector de Franja Morada Hugo Juri, y Jorge Srur (gerente regional de la CAF).

Mientras se desarrollaba el evento, un grupo de activistas ambientales levantó carteles para denunciar que la CAF es la responsable del financiamiento de la autovía de Punilla, un mega emprendimiento cuya función es profundizar el saqueo de nuestros territorios y ser un argumento para la campaña electoral 2023 del peronismo cordobés. Dicha autovía pasa por sobre lo poco que queda de monte nativo, reservas hídricas y reservas arqueológicas; y viene siendo enfrentada por las asambleas ambientales y vecinos de la zona.

Mientras realizaban la intervención, los vecinos fueron provocados por la dirigenta de Franja Morada y ex presidenta de la Federación Universitaria de Córdoba, quien los invitó a retirarse. Como si fuese poco el rector Hugo Juri tomó el micrófono y atacó a los vecinos diciéndoles que “dejen crecer el monte en los jardines de sus casas”. No satisfecho, el rector los acusó de ser financiados por bancos suizos y la provocación continuó con una invitación de la máxima autoridad de la Universidad a “conocer a los pobres”, tratándolos de privilegiados.

Los repudios a esta actitud no se hicieron esperar, tanto asambleas como organizaciones ambientales y organizaciones estudiantiles se pronunciaron en contra de la violencia ejercida por el actual rector de la Universidad Nacional de Córdoba.

Falsas promesas

A menos de 20 días de terminadas las elecciones universitarias, SOMOS y Franja Morada, el espacio de Juri que continuará dirigiendo el rectorado, demostró que todo su discurso ambiental era falso. Para pelear por una UNC que defienda el ambiente, hace falta mucho más que no sacar volantes en papel, hay que exigir que la Universidad termine todos los convenios que tiene con las empresas extractivistas y con los bancos que la financian, que los planes de estudio tengan perspectiva socioambiental de manera transversal y por sobre todo que la Universidad se vincule y esté al servicio de las luchas contra el sistema capitalista extractivista.

Con la Iglesia y la virtualidad

No es menor que tanto la CAF como Scholas Ocurrentes hayan sido parte de este foro impulsado por la UNC. La ONG del Papa Francisco es la impulsora del modelo de la bimodalidad que se quiere imponer en las universidades argentinas. Es con la que se cerró el acuerdo que permite el funcionamiento del Campus Virtual.

Esta ONG busca la paz plantando olivos virtuales y propone incluir a los sectores populares sacándolos de la escuela presencial y conectándolos de manera precaria, sin que tengan que salir de las villas. Lo que se muestra como un puente, es un muro que genera una educación de primera para quienes pueden pagarla o salir del barrio, y una de segunda para quienes tienen que trabajar o vienen de contextos vulnerables.

La virtualidad como modelo atenta contra la posibilidad de construir un conocimiento crítico, debatido entre pares, y retoma paradigmas antiguos que entienden que el proceso de enseñanza-aprendizaje se da de manera verticalista.

Una Marea verde que inunde la Universidad

Consultado sobre lo ocurrido Lautaro Alassia, referente de La Marea – MST en el Frente de Izquierda Unidad, expresó: “La actitud del rectorado y la Franja es un escándalo, pero nada diferente se podía esperar de quienes bancaron al gobierno de Cambiemos. Atacar al movimiento ambiental de esa manera demuestra que si queremos que nuestra educación tenga perspectiva socioambiental, tendremos que conquistarla organizándonos contra ellos”. “La juventud que se pone de pie en todo el mundo sabe que no nos queda más tiempo, el momento de activar contra los extractivistas y quienes los defienden es ahora. Necesitamos una salida tan radical como la situación de crisis ambiental que estamos viviendo, una salida ecosocialista” agregó Ana Nieto referenta de La Marea y la Red Ecosocialista quien invitó a construir una marea socioambiental que inunde la Universidad.

Noticias Relacionadas