domingo, 14 agosto 2022 - 22:11

Córdoba. Cura preso por distribuir material sobre pedofilia

La Fiscalía Especializada en Cibercrimen de Córdoba, a cargo del fiscal Franco Pilnik, dispuso días atrás que se detuviera al cura por el delito de “distribución de material de abuso sexual infantil agravada por la presencia de menores de 13 años de edad”. El acusado quedó alojado en la Unidad de Contención del Aprehendido de Córdoba y será trasladado a la cárcel de Bower cuando termine el aislamiento que debe hacer por Covid-19.

La investigación fue originada en base a reportes de la National Center for Missing and Exploited Children (Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, NCMEC por su sigla en inglés), que junto a la sección de Delitos contra la Infancia, Niñez y Adolescencia de la Dirección de Investigación de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad lograron individualizar al autor de la distribución.

¿Cómo se llevó a cabo la investigación?

La NCMEC es una organización estadounidense fines de lucro que genera reportes en base a los informes relacionados con la prevención y recuperación de las víctimas de abuso infantil desde1984. A fines del 2021, llegaron reportes de la NCMEC a la Justicia de Córdoba porque se indicaba que en la provincia había ocurrido una distribución de material de abuso sexual infantil.

Con esa información, se logró seguir la pista hasta la parroquia de la calle Cóndor en Villa Soldati donde recién se pudo dar con el acusado el pasado jueves 10 de marzo. Por su edad, no es de extrañar que su abogado pida prisión domiciliaria.

Los curas que se vayan a laburar

Hay que prohibir por ley que los curas se queden a solas con niñes en lugares cerrados y lograr el desfinanciamiento total del Estado a la Iglesia Católica y a cualquier otro credo, como así también a la enseñanza religiosa. No es nada nuevo el saber que sus instituciones son por demás retrógradas y antiderechos por excelencia. Encima la Iglesia es jerárquica, sin mujeres, con abstinencia sexual obligatoria y basada en la culpa del pecado y el secreto de la confesión, todo lo cual facilita las conductas de abuso infantil.

Difunden dogmas y prejuicios misóginos, se oponen a cualquier avance relacionado con género, no aplican la Educación Sexual Integral en sus escuelas y encubren a pedófilos dándoles el camino libre para que abusen sexualmente de menores una y otra vez. Sigamos la lucha por justicia para todas las víctimas de estas instituciones y hasta lograr definitivamente separar la Iglesia del Estado.

Iara Saldungaray

Noticias Relacionadas