jueves, 29 septiembre 2022 - 01:33

Córdoba. Asamblea y movilización de la UTS exige: No al cierre del IPAD

Después de un principio de incendio en el Instituto Provincial de Alcoholismo y Drogadicción, sin investigar el gobierno de Schairetti comenzó traslados compulsivos de pacientes y llamó a los trabajadores a “quedarse en casa”,  simulando un cierre por refacciones. Esta mañana  la Unión de Trabajadores de la Salud encabezada por Gastón Vacchiani, realizó una asamblea  y se movilizó hasta la casa de gobierno exigiendo NO AL CIERRE DEL IPAD.

Desde autoatentados hasta “refacciones” para ajustar

 El pasado miércoles misteriosamente se incendió la puerta del Instituto. Luego, este lunes 25, extraoficialmente, las autoridades se comunicaron con trabajadoras y trabajadores para informarles que no debían presentarse en sus puestos laborales. Ante la falta de explicación por parte de esas autoridades y después de mucha insistencia de las y los trabajadores la excusa para el desguace fue que comenzaban a hacer refacciones.  

Ante el alerta del personal de salud, la primera refacción fue soldar las puertas que comunican internamente la manzana de la salud mental (IPAD, Neuropsiquiatrico y Casa del Joven y el Taller de Rehabilitación Socio Laboral). La segunda fue tapar con vallas todo el edificio del Instituto. Y rápidamente las autoridades ofrecieron traslados que fueron negados durante mucho tiempo cuando los trabajadores los pedían. Frente a esta situación no caben dudas de que estamos ante un nuevo ataque a la salud pública por parte del gobierno.

Por eso, con urgencia delegados de la manzana y la comisión directiva provincial de la UTS llamaron a asamblea el jueves 28 a las 10 hs. Decenas de trabajadores de la salud, de distintos hospitales y desde otros sindicatos,  se acercaron a solidarizarse. Luego de intercambiar sobre el ajuste, la precarización y la violencia laboral que se vive en cada uno de los servicios; acordaron movilizar hasta la casa de gobierno para denunciar la responsabilidad de Schiaretti y el Ministerio de Salud. Y volver a encontrarse el próximo miércoles a las 10 hs para realizar una abrazo a la manzana de la salud mental y debatir nuevas medidas de lucha.

 La salud pùblica se defiende 

La pandemia dejó en claro que las y los trabajadores de la salud son esenciales, y que no puso a disposición de salvar vidas todos sus recursos. Pero el gobierno provincial insiste con el desmantelamiento de los servicios para favorecer a los magnates de la salud privada. La post pandemia muestra que quienes pusieron el cuerpo lo hicieron en condiciones tan precarias que muchos de ellos fueron despedidos apenas cerraron los COE (Centros de Operaciones de Emergencia).

Trabajadora del IPAD durante la asamblea

Mientras el gobernador y el ministro de Salud, anuncian aperturas de nuevos hospitales en la ciudad sin contratar personal necesario y recorren el interior con equipamientos escasos nuevos que son hacen falta hace años, vacía los hospitales, reubica especialidades y desarticula los equipos de trabajo para poder precarizar, recortar y desmantelar sin trabas. La manzana de la salud mental ya atravesó un ajuste cuando crearon la guardia central debilitando los servicios de los tres hospitales porque tampoco aumentaron el personal, ahora profundizan esa orientación. Y lo más irónico es que lo hacen apelando a la ley de salud mental. Pero es claro que abandonar a las y los usuarios a la deriva, cortar tratamientos sin consulta con los profesionales a cargo o sobrecargar a trabajadores precarizados no es desmanicomializar.  

Noticias Relacionadas