sábado, 25 mayo 2024 - 21:36

Congreso del MST. Las propuestas al Frente de Izquierda Unidad

Como parte de los debates que se desarrollaron en nuestro XIII Congreso, y junto al análisis internacional en base a documentos de la Liga Internacional Socialista (LIS), estuvo el debate de los cambios que se están produciendo en nuestro país bajo el gobierno de Milei. Los intentos de su proyecto de ultraderecha apoyado en la gran burguesía y el imperialismo para avanzar en cambios de fondo y estructurales a favor de una minoría capitalista y privilegiada y junto con esto la construcción de un nuevo y muy autoritario régimen político que sustente esos cambios y recupere el control de la calle, aumentando cualitativamente las políticas represivas.

Estamos transitando el momento de intento de esos cambios en medio de una fuerte polarización social y política y de un salto en la resistencia en la calle que se expresa en paros sectoriales, marchas y otras acciones en curso, como las que se vienen en la universidad y el movimiento estudiantil con una Marcha Federal hacia Plaza de Mayo el 23 de abril. Esta y otras acciones como las impulsadas por la multisectorial de la izquierda y los sectores en lucha, se dan en el marco del rol lamentable de la dirección de la CGT que sigue dando vueltas sin convocar a un verdadero plan de lucha y huelga general hasta derrotar todo el proyecto del gobierno. Pese a esa dirección, las luchas se dan y siguen ganando fuerza desde abajo, en una perspectiva abierta y una pelea en curso contra Milei que tenemos que dar con fuerza en todo el país.

Y en este contexto, nuestros debates en el Congreso le dieron gran importancia a qué es lo que debemos hacer desde la izquierda a la par del impulso a todos los procesos de luchas, es decir qué tenemos que hacer en el plano político para fortalecer una alternativa de peso que de verdad les dispute a todas las variantes políticas capitalistas. Y para esa tarea es que desde el MST debatimos estos meses e impulsamos públicamente, propuestas para que nuestro frente que es una realidad y un actor político importante de unidad de la izquierda anticapitalista y socialista, se juegue con todas sus fuerzas a modificar todo lo que haga falta para estar a la altura que la situación exige.

Por esa razón, en el Acto de Apertura de nuestro XIII Congreso, Alejandro Bodart por la dirección del MST en el Frente de Izquierda Unidad, condensó en su discurso las propuestas que le hacemos a los demás partidos de nuestro frente, para convocar a un enorme Congreso Abierto del Frente de Izquierda, en donde el MST entre otras cosas propondrá que el FITU se transforme en un gran movimiento político que incorpore a miles de trabajadores y jóvenes.

Para que conozcas más a fondo estas propuestas, reproducimos aquí parte del discurso de Bodart en Plaza Congreso: “No solo tenemos como tarea apoyar las luchas y exigir el paro general, también tenemos que hacer un debate con los trabajadores, porque si no surge una alternativa política que a la vez que rechace categóricamente a Milei y su proyecto, también se desmarque completamente del reciente pasado desastroso del PJ, es muy difícil que los trabajadores se decidan a dar una lucha final para tirar abajo este proyecto. Y esa es una fortaleza que tiene hoy el gobierno de Milei. Muchos trabajadores nos dicen; esto no va más. Pero también nos dicen ¿Pero si se va Milei qué? Vuelven los del pasado. Nosotros creemos que tenemos que responder audazmente a esto. Tenemos que construir una nueva alternativa política en este país, es parte de la pelea por sacarse de encima a los Milei, es parte de la pelea por construir algo completamente nuevo. Si no construimos una alternativa superadora de lo viejo, de todo lo viejo, se nos va a hacer más difícil sacarnos de encima a los Milei. Si no convencemos a muchos de los que apostaron por estas variantes reformistas, estas variantes populistas, de que llegó la hora de romper definitivamente con todos los proyectos que nos trajeron hasta acá, será muy difícil. Tenemos que convencer a miles que, para sacarse de encima a Milei, además de pelear y sacarnos de encima la burocracia en los lugares de trabajo y poner en pie a miles que le exijan a la burocracia que deje dormir la siesta, también tenemos que empezar a discutir cómo construimos una alternativa política nueva. Se nos va a hacer muy pero muy difícil sacarnos de encima este proyecto si no salimos a dar una batalla contracultural para convencer que los privilegiados no son los que cobran un plan social, que los privilegiados no son los trabajadores estatales, que los privilegiados no son aquellos que quieren que el transporte no se vaya por las nubes ni tampoco las tarifas. Si no convencemos que los privilegiados son la burguesía, los dueños de las fábricas, de los bancos, de las tierras y que para vivir nosotros mejor necesitamos tocarle los intereses a cada uno de ellos, si no convencemos a los trabajadores de que la pelea que está planteada es los ricos o todos nosotros, si no convencemos a los trabajadores que la pelea es por ponerle fuertes impuestos a los que lo tienen todo. Si no convencemos a los trabajadores de que tenemos que hacer una reforma agraria para quitarle las tierras a todos los oligarcas de este país que se llenan de guita y que no quieren pagar un solo impuesto y que son los que quieren que nosotros tengamos los mismos precios de los alimentos y de las cosas de Europa y que ganemos pesos devaluados, si no convencemos a los trabajadores de que esta gente no quiere liquidar el Estado, lo que quieren liquidar son los derechos que hemos ganado con lucha y le hemos arrancado a los gobiernos e incluso este mismo Estado, no vamos a lograr cambiar la dinámica en la que estamos. Tenemos que convencer a una mayoría de trabajadores de que la única salida para el país pasa por echar a patadas a todos los ricachones de este país y los que tenemos que gobernar somos los trabajadores. Si no convencemos a los trabajadores que el transporte lo tienen que manejar los colectiveros, los ferroviarios, la educación los docentes, la salud las enfermeras, los médicos, la seguridad social los jubilados, si no convencemos a nuestro pueblo de que somos los trabajadores los únicos que podemos sacarnos de la miseria no vamos a lograr cambiar la dinámica.

Ahora, para lograr eso necesitamos fortalecer las herramientas políticas que tenemos los trabajadores. Argentina muchas veces desde afuera es vista, a mí me parece hasta exageradamente, como un lugar donde hay una acumulación revolucionaria muy grande, hay cuadros formados en décadas de lucha, hay una clase obrera que no han logrado derrotar y de esa clase obrera han surgido militantes socialistas revolucionarios en una cantidad y calidad que desde afuera muchas veces les da la impresión de que estamos ahí nomás de resolver los problemas. Pero lo que sí es cierto es que Argentina tiene una acumulación muy grande y tiene una herramienta que ha sido una conquista que es el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad, que es una conquista excepcional. Pero tenemos que discutir por qué teniendo esta acumulación, teniendo esta herramienta tan importante, todavía no logramos que franjas importantes de los trabajadores nos vean como una alternativa. Tenemos que discutir y ser autocríticos de nosotros mismos, porque un revolucionario no es revolucionario si no tiene capacidad de autocriticarse cuando hace falta y discutir que hace falta mejorar, incluso a costa de discutir qué cosas estamos haciendo mal.

El FITU es una herramienta muy importante, pero tiene limitaciones, no ha logrado superar el estadio de frente electoral y ha sido importante porque gracias a lo electoral tenemos representantes en la cueva de bandidos que es el Congreso Nacional y en cada una de las cuevas de bandidos provinciales, en Concejos Deliberantes, compañeros muy valiosos que llevan las propuestas del socialismo revolucionario a cada una de las instancias y a cada uno de los debates. Pero con eso no alcanza, necesitamos que el Frente de Izquierda evolucione. Por eso nosotros vamos a discutir en este Congreso y le vamos a llevar la propuesta a los compañeros de las otras fuerzas del FITU sobre la necesidad imperiosa que tenemos de convocar todos juntos un gran Congreso abierto del Frente de Izquierda para poder discutir y debatir no solo entre la militancia de las cuatro fuerzas del frente, sino tener una política para integrar como fuerza militante a las decenas de miles que muchas veces nos votan, nos apoyan, creen que el programa de salida es el nuestro, pero que hoy no militan porque no le damos la posibilidad de que se incorporen y que esa fuerza militante nos potencie. Necesitamos discutir para que el movimiento de masas en vez de venir a la izquierda se no quede nuevamente en las redes del Frente Popular. Cómo evitamos que la Iglesia nos venga a decir que son ellos los que pueden formar una alternativa detrás de Grabois, cómo logramos evitar que surjan nuevas mediaciones para que después de esto se vuelva a repetir el ciclo de nuevas frustraciones.

Necesitamos que el Frente de Izquierda asuma el desafío de la hora y el desafío de la hora no es solamente prepararse para la próxima elección, no es ni incluso solamente actuar juntos en las luchas. Es también ayudar a que surja una alternativa que sea vista como alternativa de poder frente al movimiento de masas, y es posible compañeros. Es posible porque el peronismo está en la lona, no lo dejemos recuperar. El peronismo es el responsable de la situación en la que nos encontramos. Hace unos años nos trajo a Macri, ahora nos trajo a Milei. Si siguen apostando por el peronismo, ¿qué monstruo va a venir después? Necesitamos trabajar para que después de esto sea la izquierda revolucionaria la alternativa y para eso tenemos que hacer los máximos esfuerzos. Y tenemos que asumir la responsabilidad que tenemos y no mirar para otro lado, necesitamos un Congreso, un gran congreso del Frente de Izquierda. Sería un suceso. Si, en una cancha o en Plaza de Mayo convocáramos vendrían decenas de miles a discutir con nosotros y ahí podríamos intercambiar las distintas posturas que tenemos desde la izquierda. Pero hacerlo de cara al movimiento de masas, no encerrado en cuatro paredes o por los periódicos. Nosotros llevaríamos una propuesta a ese Congreso: creemos que llegó la hora de transformar al FITU en un movimiento con vida interna, con la posibilidad de que la gente no solo nos vote, sino que participe, discuta, no solo que elija a nuestros representantes, sino que defina junto a nosotros con qué mejor política enfrentar a los Milei y ganar a los trabajadores para que rompan definitivamente con el PJ. Y por supuesto otros compañeros del frente propondrán otras cosas, algunas otras organizaciones de izquierda darán su opinión. Pero compañeros, asumamos el desafío que tenemos, asumamos que estamos en una hora crucial, asumamos que no da más la situación y que necesitamos que la izquierda asuma el desafío. En este país, donde somos miles y miles los que nos consideramos marxistas, socialistas, revolucionarios, tenemos que discutir que estamos ante la responsabilidad de darle una salida a nuestra clase. Y esa salida solo puede ser el socialismo, solo puede ser la revolución, pero solo puede hacerse si hay una fuerza política organizada de decenas de miles y tenemos la posibilidad de hacerlo”.

Noticias Relacionadas