viernes, 21 junio 2024 - 19:38

Conflicto docente en Santa Fe. La rebeldía de la base muestra que se puede ganar 

La docencia santafesina votó masivamente seguir con tres semanas de lucha y 7 días de paro, derrotando a una burocracia Celeste que se jugó a contener, con medidas más acotadas. Un resultado histórico que fortalece a la oposición del Frente por una Amsafe Democrática, FAD. Y es parte de la rebeldía que se extiende nacionalmente. 

Con la docencia al frente, junto a estatales, profesionales y trabajadores de la salud, vamos protagonizando una lucha muy importante, en una de las principales provincias del país. Al enfrentar a un gobierno como el de Perotti, del PJ y el Frente de Todos que se jacta de contar con recursos, en una de las provincias más ricas. Y que muestra su versión más conservadora, a tono con el gobierno nacional, al intentar ajustar todo lo que pueda en relación a los salarios y presupuestos. 

Perotti, como referente clave de la Liga de Gobernadores, junto a Kicillof y otros, profundiza así su marcada gestión anti obrera. Basta recordar que en el año 2020 nos negó cualquier tipo de aumento salarial durante más de 8 meses, escudándose en la pandemia. Y solo dio mínimos porcentajes en bonos y sumas no remunerativas. 

Marzo, el primer round y las elecciones en Amsafe 

La paritaria al inicio de año estuvo cruzada por el debate nacional sobre cuánto sería la inflación de este 2022. El “no inicio” de clases y el plan de lucha que empezaba a crecer, chocó con el acuerdo de la burocracia Celeste. Que, como acostumbran y luego de “hacer como que luchan”, llamaron a votar por “aceptar” una oferta en 4 cuotas, de apenas el 46%, recién en octubre. 

Por eso tuvieron un cierre muy ajustado en esa “aceptación”, con una diferencia de apenas 900 votos de docentes en las escuelas (el 2.8% con 16.222 votos contra 15.307 por el rechazo). Fue un primer y claro síntoma de que algo se estaba cocinando. La sensación de que se podía ir por más quedó flotando. 

Apenas unos meses después, en junio, fueron las elecciones gremiales de Amsafe y esa bronca por abajo también tuvo una muy clara expresión. Ya que con el FAD hicimos la mejor elección de una lista opositora a la Celeste en el país y en la provincia, al conquistar una votación provincial del 45%, presentando listas en 16 de los 19 departamentos y ratificando a las actuales conducciones que, como oposición, tenemos en Amsafe Rosario, General López, Caseros y Belgrano. 

Hoy, esa fuerte y masiva votación a favor de recuperar el sindicato provincial para la lucha, con las delegaciones recuperadas y los diferentes espacios que nos agrupamos en el FAD, explican en gran medida que podamos retomar con tanta fuerza la lucha por reabrir la paritaria salarial. 

Al poder garantizar así mociones provinciales comunes y poner en jaque a la burocracia y al gobierno, incluso en el departamento más importante, después de Rosario, como es La Capital santafesina, donde logramos imponer una moción a la Celeste por primera vez en 20 años. 

Inflación y necesidad de reabrir paritarias 

La crisis económica que se llevó puesto al ministro Guzmán, generó una crisis política de magnitud y terminó con Massa como virtual primer ministro, lo que empujó a nuevos sectores a la lucha. La docencia en San Juan primero, luego Chubut, La Rioja, Mendoza, Santa Cruz, Chaco, Formosa, Río Negro, Tierra del Fuego, Capital y ahora Catamarca, así lo mostraba. Santa Fe no iba a ser la excepción. 

Al volver del receso invernal, la inflación rondaba el 47,1% mientras nuestro salario “subía” 30%, perdiendo por goleada. A su vez, todos daban para fin de año una inflación del 85% al 100%. Y ahora, el propio Banco Central subió las tasas de interés, hasta garantizar un rendimiento anual efectivo del 96,5% (Télam, 12/8). Es decir, 50% por arriba del “aumento” insuficiente que la Celeste pactó con Perotti. 

Esto fue un combo explosivo que obligó a la burocracia a convocar a Asamblea Provincial a fines de julio y debatir un plan de lucha que arrancó con dos paros de 48hs en la primera quincena de agosto. Ahí ya con la oposición mostrábamos el peso y poder de fuego, al quedar a 1.000 votos de imponer una lucha mayor, con un amplio y radical pliego de reivindicaciones. 

Como el proceso es transversal y tiene al salario y el ajuste de común denominador, también UPCN y ATE debieron definir medidas por 4 días, aunque las conducciones burocráticas no tomaron acciones conjuntas que habrían ayudado a torcer el brazo al gobierno. Pero sí logramos generar un clima provincial de fuertes paros, ante un gobierno que repite que no va a “dialogar”. 

Marcha provincial y nueva Asamblea 

La primera semana de paro se concretó con acciones departamentales, destacándose Rosario con miles en las calles en unidad con estatales y también, por primera vez en años, con el Sadop (privados). Luego sería el turno de la marcha provincial, acción de ganar la calle que la burocracia no convocaba desde la pandemia y tuvo en la segunda semana de paro su pico más alto. 

Fuimos cerca de 5.000 en La Capital y el FAD aportó una columna muy importante, mostrando que la nueva etapa en el gremio se expresó en lo electoral, pero también a nivel de movilización y organización. Incluso muchas delegaciones estrenaban banderas, desafiando a las conducciones Celeste que siguen al frente en la mayoría de los departamentos. 

Pese a esa muestra de fuerza, el gobierno insiste en su negativa a reabrir paritarias. Ante eso y la presión de las bases, Rodrigo Alonso –sucesor de Sonia Alesso en Amsafe-, no tuvo más remedio que volver a convocar a otra asamblea provincial para el jueves 18. Esa asamblea provincial es la que sintetiza la votación del conjunto de la docencia, llegando a reunir votaciones en cada escuela, sobre las distintas mociones que superan los 32.000 votos. 

En los días previos a la asamblea provincial se realizan las 19 asambleas departamentales. Allí se debate y se definen cuáles serán las distintas mociones con su fundamentación, las que luego se ponen a votación en cada escuela, sin cercenar ninguna. Para volcar toda esa votación en la asamblea provincial. 

Así se ha logrado desbordar para “rechazar” una oferta, pero ahora se logró ganar la moción para profundizar la lucha. Fueron dos las mociones más importantes que recorrieron casi toda la provincia: La Celeste planteó paro de 48 hs y de 72hs, aunque sin parar la semana pasada, mientras se votaba. Y el FAD planteó no dar tregua esa semana, arrancar con paro de 24hs y otros dos paros por 72hs en esta semana y en la próxima. 

Votación histórica, continuidad, paro de CTERA y debates para ganar 

Como expresión categórica de que se quiere pelear en serio, esta moción arrasó en 13 de los 19 departamentos. Y de 32.084 docentes que votaron, ganó esta moción más combativa, al cosechar 19.664 votos (61%) contra 9.833 votos (30%) de la Celeste. La burocracia fue superada en otros 2 departamentos, con otra moción y solo ganó en 4 departamentos. 

Así, con casi 10.000 votos de diferencia y resultados históricos como en La Capital, se volvió a marcar el nuevo momento del tablero gremial para profundizar la pelea. Porque se aprobó también una nueva Asamblea provincial para continuar la lucha el 2 de setiembre. Y la exigencia de paro nacional y plan de lucha a la CTERA. 

El triunfo del FAD obligó a la burocracia a reubicarse y llamaron a la concentración provincial de este miércoles 24. El gobierno también sintió el golpe y llamó a paritarias el 1 y 2 de septiembre a estatales y docentes. 

Estos resultados plantearon debates en la Directiva de Rosario que integramos, sobre cómo seguirla. Desde Alternativa Docente vemos una debilidad y falta de iniciativa para provincializar todos los avances del FAD. Se perdió una oportunidad de convocar, luego de esa votación histórica, a una marcha provincial sin esperar a qué haga la Celeste. 

Luego, no dudamos en plantear ser miles en Santa Fe y que la oposición debería plantarse en un bloque común, ser un actor que exija el paro nacional a CTERA, hacer un acto propio al finalizar y no dejarle todo a la burocracia y su política, hoy minoritaria. 

En ese marco, sorprendieron Tribuna Docente (PO) y la Marrón (PTS) al decir que el 24 no se debía ir a disputar provincialmente a Santa Fe, sino que había que concentrar en Rosario. Para avanzar, insistimos en la convocatoria a un plenario provincial del FAD y la exigencia de plenario con todos los gremios estatales, más el reclamo de paro nacional y buscar coordinar con las otras provincias en conflicto. Para seguir superando a la burocracia Celeste y al gobierno del ajuste, hasta ganar. 

Facundo Fernández 

Directivo de Amsafe Rosario 

Noticias Relacionadas