lunes, 4 marzo 2024 - 21:20

Con Milei se abre una nueva etapa política. ¿Qué hacemos desde la izquierda? 

El triunfo de un candidato de ultraderecha y negacionista generó lógicas preocupaciones entre miles de trabajadores y jóvenes. No es para menos. El tenor de sus propuestas e ideas reaccionarias choca de frente con los más elementales derechos sociales y democráticos que desde la izquierda defendemos. 

De ahí que el primer posicionamiento político inequívoco, es colocarnos desde el primer día de su gobierno en franca oposición. Y no de manera discursiva sino en la práctica cotidiana, enfrentando cada una de sus medidas de ajuste y los posibles intentos de cortar derechos o conquistas colectivas como la ley de aborto entre otras. Como un símbolo y mensaje directo contra un gobierno negacionista, este jueves estuvimos en Plaza de Mayo acompañando la ronda de Las Madres, para que sepa que no pasarán los que quieren perdonar genocidas y hablan de «excesos» donde hubo un genocidio. 

Si las primeras declaraciones de Milei ya apuntan a un fuerte ajuste y a planes privatistas, nuestras primeras tareas son denunciar esos planes y ponernos a organizar cada pelea. Por eso nos solidarizamos con las y los trabajadores de prensa y apoyamos el comienzo de su lucha contra la privatización de la TV Pública, Radio Nacional y Telam. Y estaremos junto a las y los trabajadores estatales si quieren no pagarle el aguinaldo o atacar a los contratados mediante rebaja de presupuestos en salud, educación y diferentes ministerios. Impulsaremos cada lucha que sea necesaria desde el primer día del gobierno de Milei y Villarruel, no la tendrán fácil estos retrógrados antiderechos. 

Convocando a construir algo nuevo 

Al mismo tiempo, en cuanto a su llegada al gobierno está claro es un subproducto del desastre ocasionado por el gobierno peronista en estos últimos cuatro años. Sus candidatos, dirigentes y funcionarios pueden inventar cualquier tipo de explicaciones, pero la realidad es una sola: se suponía que venían para terminar con lo peor del macrismo y se dedicaron cuatro años a gestionar el modelo de ajuste que dejó Macri, con el FMI y su deuda ilegal incluida. Por la misma razón además no serán ellos quienes enfrenten a Milei, como otras veces habrá inmovilismo, negociaciones. Las cuales ya comenzaron con las reuniones en un clima de amabilidad, hacia el cambio de gobierno. 

Así las cosas, ahora que comienza una nueva etapa política, es hora de convocar a miles de trabajadores y a la juventud, a no perder un día más en el apoyo a proyectos del PJ o ligados a este partido plagado de fracasos. Es la hora de animarse a hacer otra cosa, algo nuevo y diferente. Y precisamente solo será diferente y alternativo si es con la izquierda, que somos el único sector político de verdad comprometido con los intereses de la clase trabajadora y el pueblo y sin ninguna responsabilidad en los desastres cometidos hasta hoy. 

Juan Grabois decía días atrás que no hay que resignarse y que volverán mucho mejores. No Juan, ese cuento ya lo contaron varias veces y siempre termina en un cuento de terror. N o volverán mejores quienes se fueron ajustando al pueblo y atando al país al Fondo. Lo que hace falta es construir por fuera de esas viejas estructuras anquilosadas y cómplices de las grandes corporaciones capitalistas. Y quienes dicen pelear por un país distinto, soberano e independiente sin FMI, tienen que romper con el PJ o seguirán siendo cómplices también. No hay otro camino si se quiere ser coherente. 

Presente y futuro del FIT Unidad 

El Frente de Izquierda es una conquista política de unidad de la izquierda, no es casual que tenga el apoyo de cientos de miles de trabajadores y jóvenes y refleje el apoyo de franjas de vanguardia y el activismo. Reivindicamos el lugar que supo conquistar y del cual somos parte protagonista y a la vez somos críticos de muchas de sus formas y límites autoimpuestos por visiones ligadas al electoralismo y al hegemonismo. 

El no haber podido tener una política común ante el balotaje muestra en los hechos los límites de nuestro frente y la falta de canales de debate y participación real con la militancia y nuestros simpatizantes, para encarar temas de gran importancia como estos. Hubo posiciones más en sentido de un llamado votoblanquista de PO y PTS y otra de IS de capitulación a Massa, y se perdió la oportunidad de tener en común una política que condensara un rol activo contra Milei, de compresión de quienes querían su derrota, sin caer en el apoyo político a Massa, como propusimos desde el MST. 

Ante el nuevo país que se viene también ha llegado la hora de que el FIT-U cambie mucho, mejore, se supere. Asuma su tarea de plantarse como alternativa peleando de verdad y en unidad en todos los terrenos de la lucha, o el tiempo lo ira debilitando. Si queremos mejorar cualitativamente no hay más lugar para posturas hegemonistas ni para un curso de adaptación electoralista. Estamos a tiempo si se abre un debate claro, profundo y democrático entre toda la militancia del frente, para debatir y tratar de acordar las tareas políticas necesarias frente al nuevo gobierno. 

Para esto hay que abrir la posibilidad de convocar eventos y grandes asambleas de la militancia. Convocar a simpatizantes y amigos. Convocar a miles de trabajadores y jóvenes decepcionados con el peronismo para que vengan con la izquierda a fortalecer esta alternativa. Hay que abrir canales reales para todas y todos aquellos que quieran ser parte de nuestro frente. Y hay que construirlo con una postura sólida ante cada tema y ante cada lucha, acompañando nuestro programa anticapitalista y socialista por un gobierno de los trabajadores. Todo esto es muy necesario para que el frente tenga realmente un futuro. 

Sí, te hablamos a vos. Organizate 

Ganó Milei y en importantes franjas generó preocupación, bronca, indignación e inquietud por lo que se viene. Compartimos ese sentimiento y a la vez lo transformamos en acción militante, en rebeldía, en lucha organizada en cada terreno. Nuestra tarea es prepararnos a fondo y con toda la fuerza para las grandes confrontaciones sociales que vendrán. 

Por eso a vos que nos acompañaste en agosto y octubre con tu voto, a vos que además no querías a MIlei de presidente, a vos que vas defender tus derechos en cada lugar de trabajo, estudio y barrio popular, te invitamos a organizarte con nosotros. Necesitamos un partido socialista y revolucionario más grande y más fuerte para intervenir en la lucha de clases y para seguir llevando adelante una lucha de ideas dentro del FIT-U. Para dar estas batallas te invitamos a que nos acompañes. Tenemos la oportunidad de demostrar que frente a Milei estamos en la primera línea y para esa ubicación necesitamos ser miles, ser muy organizados, ser mucho mejores. Transforma tu bronca en lucha política organizada. Es decisivo para el tiempo que viene. 

Noticias Relacionadas