lunes, 22 abril 2024 - 21:39

Combustibles. A partir de marzo los precios sufrirían un aumento cercano al 4%

A partir del próximo viernes primero de marzo, habrá un nuevo aumento, que ronda entre el 3% y 4,4% según la zona del país, en los precios de los combustibles, a causa de un incremento en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC).

Esta actualización, que quedaba establecida en el decreto 107/24 del Boletín Oficial, donde se indica que el incremento del ICL y el IDC, impuesto encargado de gravar la venta de combustibles, subirán un 50% con respecto al precio actual, es decir, que el monto fijo del impuesto pasará de valer $65 por litro a costar $98.

Según cálculos privados el aumento promedio que se sentirá en las estaciones de servicios rondará el 3%, lo que produciría en el litro de nafta a nivel país, un aumento de $26 en su precio, y en zonas del país donde no existen exenciones impositivas el importe será mayor. Por el lado del gasoil el incremento en el precio del litro será de $21. Como informó el IARAF, en CABA, el aumento rondará por el 4,4%, haciendo que el valor de litro de nafta pase de valer $750 a $783. Hasta el viernes no habrá más precisiones, ya que las empresas están especulando sino trasladan este costo al precio final del combustible.

Para recordar, hasta el lunes 26 de febrero, los precios de YPF en CABA eran: la nafta súper, $744; la nafta premium, $918; el gasoil súper, $784, y el gasoil premium, $998.

En lo que va del gobierno de Milei los incrementos en los combustibles se dieron en tres tramos. El primero fue del 38% (diciembre del 2023), el segundo marcó un aumento del 27% (enero) y el último, que sucedió el pasado 1° de febrero, incrementó su precio un 6,5%. Con el próximo aumento de este viernes 1° de marzo, la lógica por parte del gobierno nacional, será la de trasladar los “precios atrasados” del 2023 en el transcurso de estos meses, donde el cronograma elaborado muestra que los montos del primer trimestre del año pasado se materializarán en este aumento. Esta lógica también se aplicará en los meses de abril y mayo, mientras que a partir de junio cambiaría la dinámica y los aumentos se realizarán en relación a la inflación IPC del Indec.

Mientras todo sube, tanto salarios, jubilaciones y programas sociales son duramente golpeados por la inflación, la que en febrero promete marcar un aumento cerca del 20%. Está claro que en medio de las discusiones que existen entre las provincias productoras de hidrocarburos y Nación no van a aparecer soluciones para las mayorías trabajadoras y sectores populares. Con estos aumentos y con los que prometen realizar a futuro las empresas productoras, la nacionalización de todos los complejos petroleros, en donde los trabajadores controlen la exploración, producción y comercialización de los hidrocarburos se vuelve urgente para frenar todo este tipo de especulaciones que se hacen en este sector. Como proponemos desde el MST en el FIT-U, estos es solo un programa que la izquierda se anima a llevar a cabo.

Noticias Relacionadas