lunes, 5 diciembre 2022 - 21:52

Coloquio IDEA. Alberto Fernández y el arte de ceder

Durante esta semana se desarrolló el 58° Coloquio Empresario de IDEA bajo el lema “Ceder para crecer”, una frase bastante cínica en boca de los empresarios locales. El Hotel Sheraton de Mar del Plata fue el lugar por el que desfilaron titulares de las patronales más importantes del país, dirigentes sindicales y funcionarios tanto del gobierno nacional como de los gobiernos provinciales y personajes de la oposición. A modo de cierre, con más presencia de la esperada, habló Alberto Fernández, quien expuso el arte de ceder por parte del Frente de Todos, demostrando las bondades del peronismo para con el círculo rojo y así vuelvan a apostar en ellos en 2023. 

Empresarios por la “paz social” de la alta rentabilidad

Los días previos a la jornada de este viernes, donde pasaron además del presidente, Sergio Massa (con un video grabado, ya que se encuentra en EE.UU.), Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y Javier Milei, contó con la presencia de varios empresarios. Los mismos hicieron de la palabra ceder un significante vacío, pero donde toda la polisemia siempre guardó el carácter pro patronal de los sentidos.

Daniel Herrero, CEO de Toyota, dejó definiciones centrales sobre las preocupaciones del empresariado: “Les preguntamos a 250 empresarios de IDEA cuál es la palanca más importante para fomentar la inversión. Uno esperaría que ahí aparezcan la baja de la inflación, más crédito, menos impuestos. Nada de eso. En el primer puesto, apareció la estabilidad institucional. Herrero, como si hubiese preparado su discurso en base al último informe del FMI que avizora durante 2023 el inicio de una recesión mundial que, probablemente golpee de gran modo al país, también agregó: “La situación es tan difícil que todos los días hay que buscar trajes a medida para solucionar problemas. Y vamos a estar en una condición complicada”. Declaraciones que reflejan una desconfianza del círculo rojo ante un presente y un futuro donde la lucha de clases pueda elevar su nivel y, de esa manera, provocar la caída de un clima que le ha permitido ganancias siderales.

Ricardo Pignanelli (SMATA) y Gerardo Martínez (UOCRA), ilustrando la tarea de la burocracia sindical, mostraron la acepción correcta de quiénes fueron los que cedieron en este último tiempo. El dirigente del SMATA indicó durante su turno en el coloquio: “Lo que hay son las necesidades de los trabajadores y la posibilidad de la empresa. A la empresa no le puedo sacar más de lo que me puede pagar. Una literalidad clara como el agua para remarcar la entrega. Sin embargo, la preocupación remarcada por Herrero también incluye la labor de estos personajes que de a poco empiezan a ser cuestionados en algunos sectores. El rol de entreguistas y traidores a la clase que cumplen estos burócratas, para algún despistado, se encuentra en la transferencia monumental de la renta nacional. Como lo remarca CIFRA (Centro de Investigación y Formación de la República Argentina), en los últimos 5 años (2016-2021) los empresarios aumentaron su participación en la torta en 7 puntos: pasaron del 40% al 45%. Un traspaso de riqueza de US$ 70.000 millones que se apropiaron las patronales.

Haciendo una lectura entre líneas, “ceder” podría ser “mantener”, no pisar el acelerador contra una clase que puede contragolpear. Uno de los indicios de esta hipótesis puede verse en la definición del diario británico The Economist, que ubica al actual ministro de Economía como el único dirigente capaz de mantener este equilibrio atado con alambres. No está demás remarcar que mantener la situación en este estadio, como lo remarca Alejandro Bercovich en su Panorama Semanal[i], también es posible por la garantía que Cristina Fernández de Kirchner le otorga a la gestión de Sergio Massa. Garantía que se expresa en un silencio cómplice y, como lo remarca el periodista económico, es el principal activo del tigrense para el círculo rojo.

Massa, su mensaje grabado y el cierre del Alberto Fernández

La esperanza depositada en Massa para mantener la paz social le atribuye aires de un nuevo Bonaparte. Eso se ve en las licencias que se da en sus declaraciones, en su mensaje grabado dijo: “Creo que la política tiene que ceder y dar ejemplo de autoridad, pero también los sectores económicos de la Argentina tienen que ceder algunos beneficios que vienen de hace muchos años y la sociedad ni siquiera conoce”.

Más allá de las declaraciones y las intenciones expresadas por algunos sectores empresarios, ahora Dios atiende en Estados Unidos. Mientras Massa declara lo que declara y hace suyo otro concepto de “ceder”, su jefa, Kristalina Georgieva, fue quien les dijo a los argentinos que son ellos quienes tienen que seguir cediendo y no reclamar más gasto público. Porque sobre todo la titular del Fondo es la que sabe qué necesitamos para salir de la crisis en la que el organismo que dirige nos sometió.

Posteriormente a su intervención, desde Washington llegaban declaraciones del ministro tras darse a conocer los datos de inflación de septiembre. En esa ronda de prensa que dio echó por tierra la posibilidad, por ahora, de congelar precios (¿y salarios?). Precios Cuidados, una vez más será el instrumento fallido para frenar la escalada de inflacionaria. Conociendo los resultados del programa, podemos afirmar que es un visto bueno para más aumentos en lo que queda del año, cediendo las declaraciones de los empresarios de las principales cadenas de alimentos en el Coloquio de IDEA.

Como cierre de la actividad expuso Alberto Fernández. Comenzó resaltando la baja de apenas 0,8 puntos porcentuales de la inflación, que en septiembre fue del 6,2%. Posteriormente, por medio de una serie de filminas lanzó los siguientes interrogantes para quienes estaban en el auditorio: “¿No les parece que son datos elocuentes para pensar que el vaso está medio lleno? Por si esto no alcanzara, les ofrezco más. La industria lleva 27 meses consecutivos creando empleo registrado, todas las curvas van para arriba, ¿por qué pensar que el vaso está medio vacío?”.

Sin mayores definiciones, la exposición del presidente fue en el sentido del párrafo citado. Una reseña de la función de este gobierno como tierra fértil para los negocios capitalistas. Con los datos de las placas expuestas, que mostraban el crecimiento del PBI de 2020 en adelante, Alberto quiso demostrar las atribuciones del Frente de Todos, podemos enumerar: la permisividad en los aumentos de precios, la entrega de dólares baratos para la fuga de dólares de las empresas locales a las casas matrices en el exterior, las exenciones impositivas para las patronales, entre otras. Además, remarcó los nichos extractivistas, haciendo énfasis en la posibilidad de seguir explotando el fracking, las reservas de litio y el modelo de monocultivo del agro.

Una ponencia que llevaba a lo concreto aquella frase de Marx y Engels que indicaba que el gobierno no es más que una junta administradora de los negocios burgueses. De cara a un año electoral Alberto Fernández quiso dejar en claro los dotes de su junta administradora.

Para cerrar, remarcó: “La palabra ceder me encanta. Según la Real Academia Española (RAE), ceder no es entregar, es suavizar, no resistirse. Volverse más gentil y compasivo”. Gentil y compasivo, dos adjetivos calificativos que le fueron esquivos a este gobierno para con los trabajadores y sectores populares. La derechización del gobierno y su plan ortodoxo ha apuntado a estos sectores como los objetivos a atacar económicamente.

Para no ceder más, para terminar con este modelo de entrega y sumisión, vale recuperar lo dicho esta semana por Alejandro Bodart, dirigente del MST en el FIT-Unidad convocando al acto que lo tendrá como partícipe el domingo 23 de octubre: “Aquellas históricas banderas del peronismo, solo las defiende la izquierda. No hay justicia social sin mayor asistencia, trabajo genuino y sin criminalizar la protesta. Para recuperar la independencia económica y soberanía política perdidas, hay que cortar con el FMI y la embajada yanqui. Por eso, el domingo 23 vamos a protagonizar un enorme Encuentro Matancero, en el corazón del conurbano. Junto a obreros, trabajadores privados y estatales, piqueteros y la juventud para fortalecer este proyecto de izquierda y socialista”.


[i] Apuesta empresaria: Massa 2023 con partitura del Fondo y garantía de CFK. BAE Negocios

Noticias Relacionadas