sábado, 1 octubre 2022 - 02:37

Colombia. A propósito de la posesión del nuevo gobierno

Compartimos la nota publicada originalmente en el sitio web de la LIS (Liga Internacional Socialista).

¡Porque el pueblo no aguanta más! Le proponemos estas medidas al gobierno de Petro y Francia

Este 7 de agosto, inicia el gobierno del Pacto Histórico, en cabeza de Gustavo Petro, muchos colombianos esperan soluciones inmediatas a las necesidades más urgentes: el hambre, desempleo, alto costo de vida, salud y educación.

Iniciar el cumplimiento de las promesas de campaña, obliga al nuevo gobierno a adoptar en los primeros días un paquete de medidas que muestren a las claras, sin sombra de duda, que estamos ante un verdadero cambio. El cambio no son palabras, no son discursos, no son espectáculo. El cambio son las medidas que modifiquen drástica y rápidamente las miserables condiciones en las que sobreviven millones de colombianos.

El triunfo electoral de Petro y Francia fue consecuencia, en lo fundamental, de las luchas en las calles de miles y miles de inconformes; jóvenes, mujeres, campesinos, indígenas, trabajadores e informales, desempleados, que dijeron no más a los gobiernos de hambre y represión con las luchas iniciadas en el año 2019 y que culminaron con el Paro Nacional de 2021.

El Grupo de Trabajadores Socialistas e Impulso Socialista proponemos las siguientes medidas inmediatas que el nuevo gobierno debería adoptar:

Contra el hambre

Que se radique con solicitud de urgencia el proyecto de la «Ley contra el hambre» y que este incluya la congelación de precios de todos los productos de la canasta básica de alimentos e inicio de distribución gratuita, directa, a los colombianos que viven hoy en pobreza.

–Aumento del salario mínimo acorde con el índice de inflación, como lo han solicitado las centrales sindicales.

–Contra el alto costo de servicios públicos; Tarifa cero de servicios públicos de agua, energía y gas para el estrato 0, 1; rebaja del 50% para estrato 2 y rebaja del 25% para estrato 3.

Por educación pública y gratuita

–Por centros de educación, escuelas, colegios y universidades de calidad.

–Ampliación del presupuesto para la educación superior que garantice la gratuidad, la accesibilidad universal, garantizando un aumento en la cantidad de cupos para estudiantes, la planta docente y la capacidad instalada de las universidades públicas de todo el país. ¡No más ley 30 ni mercantilización de la educación!

Para que la salud no sea un negocio

–La salud es un derecho fundamental y el Estado está en obligación de garantizarlo como derecho público y no un negocio.

–Radicar con medida de urgencia el proyecto de Ley de Reforma a la Salud, que permita prestar un servicio con cobertura total a los colombianos.

–Fortalecimiento inmediato de la red de hospitales públicos del país, que las EPS paguen la deuda a clínicas y hospitales.

–Eliminación de los copagos.

Si el Congreso no toma las medidas. el Presidente estará en la obligación de asumirlas de inmediato.

Contra el desempleo

–Cumplimiento del artículo 25 de la Constitución Política que dice: “El trabajo es un derecho y una obligación social y goza, en todas sus modalidades, de la especial protección del Estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo en condiciones dignas y justas.” Este trabajo, para que sea digno y justo, ha dicho la Corte Constitucional, debe cumplir los requisitos del artículo 53 de la CP, que son: contrato de trabajo estable, con un salario suficiente, las prestaciones sociales y seguridad social en pensiones, salud y riesgos laborales. 

–Eliminación inmediata de los CAPS, Contrato Administrativo de Prestación de Servicios. Derogar de manera inmediata las normas sobre los nefastos contratos de prestación de servicios y todas las personas contratadas actualmente bajo esa modalidad, deben pasar a la nómina de la entidad correspondiente con sus derechos laborales y con la seguridad social asumida por los empleadores. Terminar con la tercerización laboral y la intermediación.

–En un plazo no mayor de tres meses toda empresa pública o privada debe ampliar su planta de personal en un 30%, incrementando su producción o redistribuyendo el trabajo entre todos los empleados –disminuyendo sus horas de trabajo– sin afectación de su remuneración salarial.

Dinero si hay

Para iniciar este plan de emergencia el gobierno cuenta con suficientes recursos.

1. Reducción del 50% del presupuesto de las Fuerzas Militares y de la Policía; destinando ese presupuesto a educación y salud pública.

2. Suspensión del pago de la deuda externa pública, que va en US$100.582 millones y la privada que actualmente está en US$73.731 millones, ambas haciendo un total de US$174.000 millones de dólares. Cifra que se lleva el 49,2% del PIB del país.

Esa deuda externa ha sido la forma en que los chupasangres del Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y demás instituciones financieras internacionales han saqueado al país, sumiendo en la miseria a millones y millones en el mundo.

3. En el próximo proyecto de Reforma Tributaria, a presentar, se deben eliminar las exenciones tributarias al sector financiero, a las petroleras, y a las empresas mineras, otorgadas por el gobierno de Duque en el 2019.

Estas serán las exigencias básicas al gobierno de Gustavo Petro, muchas de ellas prometidas en campaña electoral. Los luchadores populares, que apoyaron con su voto al Pacto Histórico están a la espera del cumplimiento de las promesas electorales. Nosotros, el Grupo de Trabajadores Socialistas GTS e Impulso Socialista, sabemos que dentro del capitalismo no podrán acabarse los males que aquejan a los desposeídos, a los “nadies”, por eso nuestro compromiso está con ellos. Por lo tanto, nuestra lucha y movilización será permanente hasta derrotar la explotación capitalista.

Grupo de Trabajadores Socialistas – Impulso Socialista

Noticias Relacionadas