martes, 23 julio 2024 - 17:56

Cielos abiertos. Desregulación del espacio aéreo

No es un ave, no es un avión, tampoco las fuerzas del cielo; la «libertad» llega en forma de desregulaciones y reducción de la capacidad de Aerolíneas Argentinas.

Vuelan los decretos

A través de las redes del vocero presidencial Adorni se mencionó: “Cielos abiertos y desregulación del transporte aéreo, una nueva realidad”, noticia que se confirmó con el decreto 599/24 firmado este miércoles por Milei, Francos y Caputo.

Mediante el decreto, trabajado conjuntamente entre el nuevo Ministerio creado para Sturzenegger y la Secretaría de Transporte pero firmado por Luis Caputo, el Ejecutivo plantea una reforma que modifica el régimen aeronáutico, deroga normas y determina el acceso al rubro, profundizando elementos ya plasmados con el DNU 70/23.

Según el gobierno, el decreto se rige «por los principios de libre acceso a los mercados, lealtad comercial, desregulación tarifaria, estricto resguardo de la seguridad operacional y la seguridad en la aviación, vigilancia operacional continua de los servicios autorizados, el principio de unicidad del Estado, la libertad contractual, celeridad, comunicación directa, dinamismo, integralidad y eficacia«.

Entre las principales modificaciones se plantea la posibilidad de que las empresas que prestan servicios aéreos puedan hacer los contratos que deseen entre sí, cuestión que se veía limitada por la legislación actual. Solo van a requerir la aprobación de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

También determina la desregulación del servicio de rampa y la agilización para el acceso y la asignación de rutas aéreas. Por otro lado, implica libertad en la determinación de precios y la liberalización de las tarifas.

Esta medida es similar a la política desarrollada por Mauricio Macri en el 2018 y afecta directamente a Aerolíneas Argentinas, que está atravesando despidos y ajustes de todo tipo, y a la cual se le reduce la capacidad aeroportuaria. En una clara intención de profundizar el desguace, avanzar en la privatización de la aerolínea, liquidar puestos de trabajo y empeorar las condiciones laborales. Repudiamos esta política, convocamos a enfrentarla y a rodear de solidaridad toda medida de lucha que ante esto definan las y los trabajadores del sector.

Noticias Relacionadas