lunes, 22 julio 2024 - 06:07

Chubut. Una crisis abierta y las elecciones de la ATECH

Una provincia atravesada por un ajuste brutal y sacudida por las luchas de lxs trabajadores. La burocracia sindical apoyando al gobierno ajustador y entreguista. Las elecciones del sindicato docente provincial (ATECH) del 21-10 son una oportunidad para empezar a forjar una nueva dirección de lxs trabajadores. 

Chubut es la cuarta provincia por volumen de riquezas por sus exportaciones en el ranking nacional, con una población total que apenas supera el medio millón, es principal productora de hidrocarburos en el orden nacional, y única productora de productos de manufactura industrial como el aluminio. En términos cuantitativos el producto bruto per cápita es similar al de países capitalistas modélicos como los del norte de Europa. Lejos de ello, en Chubut como en todo el país, no para de crecer la pobreza, el desempleo y el déficit habitacional, entre otros flagelos sociales capitalistas. 

En esta provincia, la crisis capitalista mundial golpeó en el núcleo de un modelo de acumulación fuertemente concentrado, fundamentalmente extractivista exportador. Y la clase capitalista regional orientó su aparato estatal e ideológico a atacar las condiciones de vida de las masas laborales, con el objetivo estratégico de bajar salarios y crear un ejército de desocupadxs, para contrarrestar los efectos de sus mermas de ganancias y de ampliar el patrón extractivista, vía la implementación de la explotación minera metalífera a gran escala como el plasmado en la vecina Santa Cruz. 

La respuesta obrera y popular no se hizo esperar y el 2018 fue el inicio de una oleada de luchas del sector estatal que marcó el inicio de una lucha de fondo. Lxs trabajadores del sector público, salud, educación, y todo el arco estatal, obras públicas, trabajadorxs viales y de bosques, pusimos en pie de lucha un transversal arco social sindical, junto a las asambleas socioambientales que en la provincia motorizan el rechazo a la instalación de la megaminería trasnacional que despoja territorios y poblaciones. El proceso de lucha y resistencia viene obstaculizando el radical programa de ajuste antipopular y poniendo en crisis al arco político patronal y burocrático. La resistencia a la megaminería dará nuevos saltos, empantanando los planes burgueses, convocando al movimiento de masas rechazando la ofensiva extractivista. 

Crisis de los mecanismos de contención burocrática y polarización política 

La burocracia sindical tradicional no es neutral en este conflicto, en el caso de la conducción Celeste de ATECH (sindicato docente provincial), aliada a CTERA y al gobierno nacional, viene sosteniendo un papel cómplice con el gobierno de Arcioni, sostenido por Alberto Fernández. Como consecuencia de la inconsistencia de la línea sindical oficial, el deterioro de la burocracia se profundiza y empiezan a surgir nuevas referencias en la vida sindical de base. Y ese proceso, con desigualdades, está presente en todos los sectores, encontrando en el gremio docente una expresión más clara, en torno de nuevas conducciones regionales, además de la regional Sur de ATECH, en Suroeste y Noroeste. 

En el plano político, en las recientes elecciones PASO, Chubut expresó un crecimiento histórico en las votaciones a la izquierda, expresada en el Frente de Izquierda Unidad. Allí los resultados arrojaron, además de un mayor ausentismo electoral y el creciente voto en blanco, claros rechazos a las partidocracias tradicionales, un 9,3% para el FIT Unidad con más de 25 mil votos en todo el territorio. Siendo tercera fuerza en importantes ciudades como Madryn y Esquel. En la provincia, el 46% de los votos fue para la lista (R)Evolucionemos la Izquierda, que encabezamos con el MST. Hacia noviembre no sólo se puede conquistar nuevamente ese espacio sino ampliarlo, y ese es el desafío que asumimos desde el MST en el FIT Unidad. 

Elecciones en ATECH: una oportunidad para derrotar a la burocracia Celeste 

Las elecciones de ATECH del próximo 21 de octubre, luego de más de 8 años de irregularidades varias, son una oportunidad para desplazar a la conducción Celeste, responsable de vaciar la vida sindical tras años de seguidismo oportunista a los gobiernos de turno. La única oportunidad de su desplazamiento está en fortalecer el Frente opositor LILA, que agrupa a docentes luchadorxs de toda la provincia y a las combativas regionales Sur de la ciudad de Comodoro Rivadavia y Suroeste. Y a un conjunto de agrupaciones docentes provinciales con un programa que, entre sus aspectos más importantes, se pronuncia por la democratización del sindicato, la independencia y autonomía sindical frente a los gobiernos, y la defensa del presupuesto para la educación pública sobre la base de suspender el pago de la deuda externa y de impuestos progresivos a los sectores concentrados de la economía. 

El Frente de Izquierda Unidad convocamos desde un primer momento a la más amplia unidad para enfrentar a la Celeste, con un programa de denuncia del ajuste brutal que Arcioni viene ejecutando en la educación pública. Lamentablemente, agrupaciones como Espacio Bordó en la cordillera o sectores de la lista Negra en noroeste, equivocadamente se negaron a fortalecer y sumarse a la unidad que puede derrotar a la Celeste. Estamos convencidxs que es estratégico ir hacia otro modelo sindical, nos jugamos por un sindicato donde la base decida todo. Donde todas las posiciones sindicales se expresen con la mayor libertad y que los propios organismos docentes definan el rumbo. 

Debemos ir a un cambio del estatuto hacia una mayoría de la representación de mujeres, contingente mayoritario en nuestro gremio. La democracia es lo opuesto al pensamiento único, vamos por la representación real de todas las listas y corrientes en los órganos de dirección de nuestro sindicato, según los votos obtenidos por sistema D`Hont sin piso. Basta de retaceos a la participación y de que el que gana por un voto se lleva todo. Cambios de fondo para decirle basta a dirigentes eternos que no vuelven nunca más a sus cargos de base y a las aulas. Dos mandatos en roles dirigentes y vuelta a sus cargos de base, rotación de las dirigencias. 

Desde Alternativa Docente vamos a dar discusión de fondo sobre el modelo educativo y para ello vamos a insistir en un Congreso Pedagógico urgente para que sean las propias comunidades educativas, estudiantes, docencias y familias las que democráticamente deliberen y definan un nuevo modelo educativo único, nacional, estatal, gratuito, participativo y democrático, al servicio de nuestro pueblo y de un futuro sustentable. Un modelo educativo para otro modelo de provincia, alternativo al decadente capitalismo que despoja a nuestro pueblo y que no ofrece sino un horizonte de destrucción sistemática de la naturaleza y con ella de la sociedad para consagrar ganancias y privilegios para pocos. Hay que dar vuelta todo, las riquezas de Chubut para el pueblo trabajador, auditoria y suspensión de pagos de la deuda externa. Basta de subsidios a la educación privada, impuestos permanentes a las grandes riquezas y estatización de los recursos estratégicos, son un punto de partida. 

En momentos que los y las trabajadoras retoman el curso de lucha frontal contra el gobierno provincial es clave avanzar en la recuperación de las estructuras sindicales. Desde Alternativa Docente, como parte del Frente LILA, convocamos a la docencia provincial a votamos para cambiar la historia de nuestro gremio y su organización sindical. Convocamos a las agrupaciones de la oposición a impulsar el voto opositor en toda la provincia pronunciándose por el Frente LILA. 

  1. Ese programa o declaración de guerra a la clase trabajadora quedará expresado en el Decreto del Poder Ejecutivo denominado “De Modernización del Estado” de diciembre de 2017. 

Maximiliano Masquijo 

Candidato a Sec. de Prensa y Comunicación de ATECH provincia

Noticias Relacionadas