viernes, 21 junio 2024 - 19:50

Chubut. Ante las mentiras del militante de Política Obrera de Trelew

En la noche del jueves, desde el seudónimo ciber-militante de “Prosa Urgente”, el solitario militante de Política Obrera, el pequeño grupo de Altamira en Chubut, Iván Marín, vomitó una sarta de falsos comentarios en lo que pretende ser un artículo “periodístico”.

Calumniosamente acusa a la ATECh, el mayor gremio docente provincial, de aceptar una oferta del gobierno y consolidar “una previsible traición a la docencia chubutense”. Toda una andanada mal intencionada y alejada de la realidad. La continuidad del paro de 48 hs los días 12 y 13, más la convocatoria a asambleas para definir cómo seguirla, deberían bastar. Creemos que ese es el camino para expresar ese rechazo, ante la insuficiencia de la oferta. Porque se puede ir por más.

Pero en una penosa amalgama, este ciber-militante llega al absurdo de titular su posteo diciendo: “El MST firmó un acuerdo salarial que había sido rechazado por la docencia”. Con una mentira tras otra, dice que el MST “pactó con el Gobierno un aumento salarial” pese a que “había sido impugnada por las bases docentes”. Esto ya es el sumun del ridículo porque el MST (partido integrante del FIT Unidad) no firma acuerdos salariales. Un delirio. Es la conducción de la docencia, enrolada en la ATECh, según los mandatos de base.

Gastaremos igual unas líneas en responderle. Primero, es falso que la nueva conducción de ATECh traicione los mandatos. En ninguna de todas las paritarias de este 2022 se firmó ningún acuerdo de aceptación de las sucesivas ofertas salariales. Al contrario, la ATECh ha quedado en soledad la mayoría de las veces con los demás gremios, al no aceptar y considerar insuficientes los ofrecimientos salariales, entre otras demandas laborales.

Basta remitirse a las actas, publicadas siempre por la organización sindical. Remitir a esas fuentes y comunicados del gremio recuperado de la burocracia, es la forma en que las y los trabajadores debatimos. Distinto al modo en que incurre sucesivamente este solitario militante de PO Tendencia en la provincia, fuera de todo criterio de clase, al tomar como referencia el titular del comunicado del gobierno, reproducido inicialmente por la prensa burguesa. Un método patético.

Muy por el contrario, las oraciones “urgentes” de este personaje omiten al gobierno ajustador, en esta tercera pauta salarial del año, arrancada con la firme posición de las asambleas de la provincia y la nueva conducción de la ATECh. Luego de dos años de congelamiento salarial.

Al revés de su otra mentira, cuando afirma que “en más de 10 meses al frente del sindicato nunca intentó impulsar un plan de lucha”, la ATECh sostiene una línea consecuente de exigir una mayor recomposición del salario, ante el asalto inflacionario capitalista. Impulsando asambleas, denunciando la política de Arcioni, convocando a movilizaciones y a muchísimos paros realizados por la docencia, con el objeto también de tejer los lazos básicos de un nuevo tránsito sindical.

Por último, el MST no firma paritarias. Una falacia total que no soporta ninguna referencia real, más que ese título mal intencionado. Las instancias que fijan la posición del Consejo Directivo y la Junta Ejecutiva de la ATECh, de la cual somos un sector integrante, para llevar a las mesas de negociación con el gobierno, son los mandatos escolares expresados en reuniones de delegades e incluso las posiciones distintas de las regionales.

En conclusión, el debate sí. Porque la polémica y la disputa política son la arena donde se conforma la política como trabajadores para enfrentar al gobierno ajustador. No la pluma y el teclado rápido. Desde el MST no actuamos con el método de la calumnia, sino con la práctica de ir a las escuelas, las asambleas, plenarios y luchas para construir y definir una política socialista, obrera e internacionalista.

A quienes prefieran criticarnos en lugar del gobierno y los patrones, le responderemos apoyando activamente cada lucha y cada reclamo de la docencia, las y los trabajadores, la juventud, las mujeres y disidencias y del movimiento socioambiental.

José Contreras, corresponsal Chubut

Noticias Relacionadas