viernes, 21 junio 2024 - 10:01

Catamarca. El MST Teresa Vive se manifestó contra las políticas de hambre Milei

Este jueves 6 de junio, el MST-Teresa Vive y el PO participaron conjuntamente en una manifestación que se hizo a nivel nacional contra de las políticas de ajuste y hambre del gobierno de Javier Milei y la ministra del Capital Humano, Sandra Pettovello, quien en complicidad con el gobierno nacional se negó a entregar  casi 6 mil toneladas de alimentos que estaban almacenados desde el año pasado, mientras que la crisis económica sigue acelerándose, los salarios e ingresos se licúan por la inflación y nos golpean con nuevos tarifazos.

 Ya pasaron 6 meses desde que asumió esta nueva gestión y continúan los despidos, la miseria aumenta todos los meses y el 70% de los niños y niñas son pobres; mientras que irónicamente los senadores y diputados se aumentan injustamente su sueldo a un 80%. Todo esto en el marco de las escandalosas denuncias por malversación de fondos y corrupción que tiene Ministerio de Capital Humano.     

He aquí la prueba fehaciente de que corruptos son ellos y no las organizaciones sociales, que desde hace más de dos décadas sostienen y luchan por sus espacios de contención y trabajo.

En medio del ojo de la tormenta, la dirigente del MST-Teresa Vive, Alejandra Figueroa exigió “tanto al gobierno nacional como al provincial que entreguen la mercadería para que la gente deje de pasar hambre, y que se repartan inmediatamente las 6 toneladas de alimentos que tienen almacenadas en los depósitos a los comedores y merenderos, así también como a todos los que hoy no tienen un plato de comida”.

Hay millones de niños a lo largo del país con la panza vacía y no se resuelve echando funcionarios, ni con viajes lujosos, ni con escándalos mediáticos, ni mucho menos, dejando vencer algo tan esencial como lo es el alimento.

Basta de excusas cínicas, basta de crueldad hacia lo que menos tienen  y excusas vergonzosas. Milei es hambre, y privar al pueblo de los alimentos es un delito imperdonable. La corrupción avanza, pero el hambre no espera.

Noticias Relacionadas