lunes, 15 agosto 2022 - 18:49

Casa Bamba. La resistencia de una comunidad frente al extractivismo

Con el objetivo de visibilizar la grave situación que está viviendo Casa Bamba y exigir medidas urgentes, se presentó el informe interdisciplinario realizado por investigadores, docentes y estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba que conforman el Equipo Interdisciplinario de Trabajo Territorial y Estudios Socio-ambientales “Casa Bamba”.

El informe fue presentado a la Justicia y puesto a disposición del gobierno, la prensa y la sociedad en general.

El conflicto

“Desde 2019 vivimos como en una cárcel.

Tenemos que pedir autorización para entrar, salir o recibir visitas.” Silvia

«Se nos tilda de usurpadores.» Darío

«Seguimos en lucha tratando de defender lo poco que queda.» Julio

Casa Bamba es un paraje ubicado a 30 kilómetros de la capital cordobesa que muchos describen como un “paraíso” debido a sus bellezas naturales. Históricamente, existieron dos maneras de acceder a este poblado: en el tren o a través de un único camino por la ruta E-55.

Pero desde el año 2019 el empresario Roberto Camarasa se apropió del camino y colocó un portón que impide el acceso a Casa Bamba. Con la intención de avanzar con la explotación de una cantera a través de su empresa minera “Mogote Cortado”, el cierre del camino es necesario para realizar voladuras en una zona que es Reserva Natural y está clasificada como zona roja de bosque nativo.

Desde 2019, las vecinas y vecinos de este poblado dependen de las autorizaciones que arbitrariamente les conceden o no los guardias del portón para salir o entrar hacia sus viviendas. Tienen prohibido el acceso del turismo, visitas o asistencia médica. La alternativa que les queda es caminar 2 kilómetros sobre las vías del tren, exponiéndose a numerosos peligros.

Hace décadas que la comunidad reclama una pasarela para cruzar el río con mayor seguridad y un sistema de alertas tempranas que les permita tomar precauciones ante las crecidas que se producen cuando la Empresa provincial de energía E.P.E.C. abre las compuertas del dique ubicado a pocos kilómetros de distancia. Sin embargo, ni el municipio ni el gobierno provincial escuchan ni dan respuesta a estas necesidades, mientras dejan correr la apropiación del camino de parte de la minera.

El informe

Desde una perspectiva de diálogo de saberes entre las distintas disciplinas y con la comunidad, el Equipo Interdisciplinario de Trabajo Territorial y Estudios Socio-ambientales “Casa Bamba” trabajó durante dos años en el relevamiento que fue presentado el lunes 6 de junio en el Museo de Antropología de la Facultad de Filosofía y Humanidades.

El informe, al que ya se puede acceder de manera preliminar, aporta información sumamente valiosa para comprender lo que está en juego en este conflicto y todo lo que está en riesgo ante esta avanzada extractivista de despojo de los territorios y los pueblos.

A su vez, en el informe se demanda urgente acción estatal para que se abra el camino histórico de acceso a Casa Bamba y se lo declare de utilidad y uso público; se garanticen derechos a los pobladores de La Reserva Bamba y se atiendan las demandas comunitarias; se provea de protocolos, recursos y medios adecuados de alerta temprana y asistencia ante incendios e inundaciones; se apruebe y ponga en vigencia la reglamentación participativa de la Reserva y se garantice la protección, conservación, restauración/remediación y puesta en valor del patrimonio natural e histórico cultural.

«Los portones se caen con la lucha»

Eso dicen con convicción los vecinos y vecinas que se organizan y luchan en defensa de los derechos de la comunidad. Presentaron reclamos administrativos, denuncias penales, amparos judiciales y hasta realizaron un acampe frente al portón durante meses.

Este no es “un conflicto entre privados” como afirmó en un fallo la Justicia, es un pueblo organizándose para pararle la mano a la codicia empresarial que -con complicidad estatal- saquea nuestros bienes comunes, desplaza a las comunidades y despoja los territorios. La lucha colectiva, como siempre, es el camino.

Guadalupe Limbrici

A continuación compartimos el infome interdisciplinario completo.

Noticias Relacionadas