lunes, 5 diciembre 2022 - 21:46

Carta del MST. A los demás partidos del FIT Unidad

Desde hace un par de semanas se han publicado propuestas sobre tareas que nuestro frente tendría que llevar adelante para actuar mejor en la situación del país. Lógicamente siempre es muy útil intercambiar propuestas y visiones, y debatirlas en la mesa de nuestro frente, como seguramente sucederá esta semana. Igualmente, queremos reflexionar sobre la forma de encarar estos debates, la cual combinada con el actual y limitado funcionamiento del FIT-U y su mesa nacional, termina generando por la vía de los hechos contraposiciones de propuestas, en este caso entre los compañeros del PTS y PO, no construidas colectivamente, las cuales conducen a marcar posición y no mucho más que eso.

Partimos de esta preocupación, porque estamos convencidos que el FIT-U está para mucho y podría resolver cosas más positivas y mejores que las puestas en debate hoy, si alguna vez se afrontara de verdad un debate de fondo sobre qué tiene que ser nuestro frente y cómo debería funcionar. Para que precisamente, los intercambios de propuestas se realicen en forma permanente y en las propias reuniones que el FIT-U debería tener. Porque la lógica de que un partido realice primero su propia campaña pública con una propuesta que solo refleja sus necesidades políticas, y otro partido haga lo mismo pero con otra propuesta, en general no termina en acuerdos y convocatorias comunes, sino en más disputas, largos debates y muy pocos acuerdos. 

Consideramos esto muy importante, porque el FIT-U en medio de la crisis política y social del país, la crisis del gobierno y el posible avance electoral de fuerzas de la derecha opositora, tiene un importante espacio político para disputar y ocupar, tanto en las luchas, en el proceso de dirección sindical y estudiantil, como en las próximas elecciones. Y para volcarnos a intentar aprovechar esa oportunidad, hay que producir cambios que no están planteados ni en la propuesta del PTS ni en la de PO.

Estamos entonces ante un problema político, porque no se está teniendo una estrategia política común para intervenir en los principales hechos de la lucha de clases, ni tampoco hasta ahora hay un debate común sobre cómo abordar la disputa electoral que viene. Y evidentemente tampoco hay acuerdo sobre cómo cambiar y mejorar el frente. En este plano hemos hecho una propuesta que aquí vamos a reiterar, pero que tampoco se la comparte ni se la quiere debatir realmente. Y toda esta situación no se soluciona con propuestas inventadas a poco de terminar el año, sino con un verdadero debate colectivo del cual surjan propuestas comunes, y no al revés.

De nuestra parte, estamos convencidos que se podría mejorar mucho al FIT-U avanzando a un cambio y a jugar de verdad un rol frente a la crisis actual del país, en todas las luchas en curso, en la disputa por una dirección clasista y antiburocrática en la clase obrera y en la próxima pelea electoral del 2023. Para eso proponemos que el FIT-U de un paso hacia adelante y se transforme en un gran movimiento político o partido común de corrientes organizadas democráticamente, donde todo se debata y se intenten acuerdos y consensos, y lógicamente cuando no lo haya, cada corriente tenga la libertad de llevar adelante sus opiniones y acciones.

Un movimiento político de corrientes o tendencias, que sea mucho más que un frente electoral, que tenga una coordinación nacional electa y paritaria. Que tenga una mesa de dirección que se reúna semanalmente. Que en esas reuniones se aborden todos los temas; de coyuntura política, electorales, intervención en las luchas de clases como tema prioritario, elecciones sindicales o estudiantiles, consensuar propuestas para llevar al PSC y ayudar a dinamizarlo,  intervención en los frentes socioambientales y de género, y todos los hechos de la realidad que un frente que quiere de verdad incidir a fondo, no puede ignorar ni dejar de debatir en común.

Proponemos también que bajo este funcionamiento y con nuestro programa anticapitalista y socialista como eje, pensemos en común mecanismos de participación dentro del FIT-U para referentes sociales de izquierda, para intelectuales, para activistas obreros y de la juventud que apoyan a nuestro frente, pero no son parte de ninguno de nuestros partidos. Es nuestra responsabilidad, como dirección del FIT-U, hacerlos protagonistas de alguna forma junto a nosotros, aprovechar ese capital político a favor del crecimiento político y social del Frente de Izquierda y de Trabajadores – Unidad.   

A la vez que reiteramos estas ideas, lógicamente podemos intercambiar en nuestra reunión sobre las otras propuestas que están difundiéndose públicamente y que como decíamos, no vienen a solucionar los verdaderos problemas que tiene el FIT-U. Pensemos por ejemplo que los compañeros del PTS ahora proponen que nuestro frente salga a entrevistarse con sindicatos recuperados como el SUTNA, organizaciones piqueteras y sectores en lucha, para poner en pie un Encuentro y que se conforme una Coordinadora Nacional de las Luchas. Pero en esas luchas donde todos intervenimos el FIT-U no lo hace en común sino con zancadillas, vale como ejemplo la lucha de salud donde tanto PO y PTS sabotean a las nuevas conducciones de ALE y el Garrahan. O la lucha piquetera, donde dos de los cuatro partidos del frente se abstienen de intervenir. O la gran lucha del SUTNA que no fue motivo de un debate dentro del frente. Es en este marco, y luego de meses y meses donde los compañeros estuvieron ordenados por el eje electoral y el anuncio muy anticipado de sus propias candidaturas, es que ahora nos proponen un recorrido forzado y de casi ninguna posibilidad de concretarse realmente, que ni siquiera toma correctamente al Plenario del Sindicalismo Combativo (PSC), que aún con problemas y debilidades a superar, es donde precisamente se agrupan los principales sindicatos recuperados, varios de los destacados sectores en lucha como salud, algunas de las principales organizaciones piqueteras y todas las fuerzas sindicales del FIT-U. Es por lo tanto una propuesta artificial de crear un organismo de lucha que no surge de un proceso genuino por la base.

Por otra parte, los compañeros de PO proponen un Congreso abierto del FIT-U que según expresan en su texto “tiene por propósito superar los límites actuales del Frente de Izquierda-Unidad y transformarlo en una fuerza de intervención en la lucha de clases”. El problema central de esta propuesta, es que en sí mismo realizar un evento coyuntural no va a cambiar los límites estructurales del FIT-U ni mucho menos. Sería un evento como tantos otros, con sectores en lucha presentes y también debates hacia las próximas elecciones, y al día siguiente el FIT-U seguirá funcionando y actuando tal cual lo hace hoy, con los mismos límites que se dice querer superar, pero que con esta propuesta no se superan sino se consolidan. Es por lo tanto una propuesta que no responde a las necesidades reales que tiene el FIT-U, ya que solo sería positivo un Congreso abierto del FIT-U si allí se votaran claramente políticas y cambios internos para transformar a nuestro frente en algo superior a un frente electoral, cuestiones que los compañeros de PO todavía no se plantean.

De cualquier forma, sobre todo esto debatiremos en la reunión de Mesa Nacional del FIT-U y lógicamente estamos abiertos a intercambiar sobre otras iniciativas posibles como actos, foros, declaraciones comunes, apoyo común a luchas en curso u otras iniciativas que podamos organizar antes de fin de año. Para luego en el 2023, mientras seguimos impulsando las luchas obreras, populares y de la juventud en cada sector, también encaremos el debate electoral en nuestro frente. Para ver si tomando en cuenta el desarrollo nacional de cada fuerza, su peso político, electoral, social y militante, podemos construir una propuesta de listas comunes para las elecciones nacionales, algo que desde ya sería muy importante, sabiendo igualmente que, en caso de no lograrlo, nuestro frente seguirá unido, aunque vaya en diferentes listas en las PASO. Y previamente, también tendremos que abordar la participación común en las elecciones provinciales adelantadas, que serán los primeros desafíos electorales que tendremos en los primeros meses del próximo año.

Pero nos interesa profundamente, de cara a la vanguardia, al activismo obrero y de la juventud, a las y los miles de simpatizantes y seguidores de nuestro frente, no hacer un debate en sí mismo ni una disputa para ver quién tiene razón, sino que de una vez por todas el FIT-U se disponga a reflexionar a fondo sobre cómo mejorar realmente, qué cambios producir, cómo lo hacemos más grande, más fuerte, más integral en su intervención. 

El FIT-U que construimos es una conquista de unidad de la izquierda, el único espacio político independiente de todos los sectores patronales y burocráticos y con un programa anticapitalista y socialista. Es hoy el único frente político que puede ofrecerle un camino de verdad alternativo a millones trabajadores y a la juventud. Ese lugar político ganado nos coloca ante la responsabilidad de discutir todo seria y profundamente, rompiendo con el rutinarismo, el electoralismo y las acciones fragmentadas. Bregamos por un debate abierto, público, leal y positivo, que termine en cambios mejores para el FIT-U, lo cual equivale a de verdad hacer un aporte a la causa de las y los trabajadores y la juventud. 

Mariano Rosa y Sergio García, por la dirección del MST en el FIT Unidad

Noticias Relacionadas