viernes, 12 abril 2024 - 21:41

Carta. Acuña, renunciá ya! Con la docencia, no

Soledad Acuña le hace honor a su nombre, al reconocer en una carta que quedó en total “soledad”. La ministra de Educación de Larreta, derrapó con sus ataques a la docencia y recibió un repudio generalizado, por lo que debió salir con una “carta” a intentar explicar lo inexplicable.

En un supuesto pedido de disculpas, donde nunca se disculpa ni retracta, sino que busca salvar la ropa, la aún funcionaria porteña reconoce a “la comunidad docente” que sabe que “se merecen y esperan una explicación”, porque “causó dolor e incomodidad” con sus brutales descalificaciones.

Aunque intente decir ahora: “no ha sido mi intención”, las intenciones que la motivaron ya las dijimos: Necesitan profundizar la desvalorización de la docencia, nuestra formación y tarea pedagógico-didáctica, con ataques e intentos de desprestigio, al servicio de continuar ajustando a quienes trabajamos en la escuela pública.

Con sus barbaridades se rompió la relación con la comunidad educativa de conjunto. Quedó aislada y al borde de caer. El “tono” de su carta muestra que se ve contra las cuerdas. Es que la sana indignación y masiva reacción popular a lo largo del país y en el conjunto de la comunidad porteña, muestra que hay reservas democráticas. Que la docencia sumó apoyo por su labor en la pandemia y antes e implicó una derrota política de este proyecto reaccionario, delator, clasista, fascistoide, antisindical y macartista contra la izquierda.

Su carta, sin desdecirse aunque buscando decir las cosas de otro modo, es un intento desesperado para evitar su renuncia. Y salvar además a Larreta y su gobierno del repudio generalizado, así como sostener y que no caiga con ella, su política anti-educativa.

Hay una gran cuota de cinismo, que nos lleva a no creerle nada a Acuña. El nuevo formato discursivo es solo entendible, no por convicción, sino porque fue tan fuerte el golpazo que recibió, que la puso al borde de la renuncia. Al punto que se extienden los pronunciamientos y acciones en su contra, hasta con anuncios de cacerolazo a las 20hs para que se vaya ya.

La carta solo genera mayor indignación. #FueraAcuña!

Se percibe la hipocresía, detrás de ciertos paños fríos. Sus “explicaciones” no explican ni conforman. Como dijimos, el pedido de disculpas que reclama la conducción Celeste de CTERA y de la UTE o el ir al INADI a denunciar, no alcanzan. Al contrario, vienen salvando a Acuña y la continuidad de su plan.

Si la ministra sigue aún en el ministerio es porque la burocracia Celeste y el kirchnerismo le perdonan la vida. Al darle la espalda al pedido docente y de la comunidad de pararles la mano, salir a luchar, llamar a un paro y a una multitudinaria movilización a Plaza de Mayo. Porque mostraría lo aislado que están la derecha, Larreta y su ministra, la Bolsonaro porteña.

Por eso respondemos: Con la docencia, no! Renunciá Acuña ya. Que la CTERA convoque a luchar para que se vaya ya y en la legislatura le exijan su destitución indeclinable. No puede seguir un día más al frente del ministerio de Educación. Es la primera condición para intentar recomponer algo de lo roto con la comunidad.

La segunda condición, es desandar y demoler una por una, toda la política anti-educativa, privatista, flexibilizadora, de ajuste y entrega de Larreta, Acuña o la ex ministra Patricia Bullrich que la salió a bancar. Política que, justo es decirlo, cuenta con el aval de Trotta y el gobierno nacional. Ajuste no, con nuestras infancias, jóvenes, docentes, familias y comunidad, no. #RenunciáAcuñaYa!

Vanesa Gagliardi, Multicolor de Ademys

Francisco Torres, Sec. Gremial de la FND

Alternativa Docente, ANCLA

MST en el FIT Unidad

Noticias Relacionadas