sábado, 13 julio 2024 - 01:40

Caravana mundial. La gente colma las calles y la improvisación del gobierno dificulta el paso de la scaloneta

Mientras la delegación que transporta a la selección avanza penosamente por la autopista Richieri, debido a que el gobierno no previó las medidas necesarias para poder canalizar el seguro vuelco de millones a las calles y organizar un tránsito correcto de la caravana, la Plaza de Mayo está colmada, la autopista 25 de mayo inundada de gente, y millones esperan el paso de la scaloneta.

Los inconvenientes generados por un gobierno que se ufanó más en las negociaciones para que la selección salude desde el balcón de la Rosada e intentar que en algún momento el presidente se saque una foto (privada) con los campeones, en vez de organizar un evento que iba a reunir a millones de argentinos. Ya la organización del gobierno del Frente de Todos fue un desastre en un evento mucho menor, que fue cuando se realizó el funeral de Maradona. Ahora, cuando después de la explosión de alegría popular del pasado domingo, debía esmerarse en organizar el desfile de los campeones muestra su total incapacidad y desprecio por cuidar este festejo popular.

Cuando escribimos estas líneas el operativo de traslado de la selección está totalmente en crisis según relatan los distintos medios periodísticos. Compartimos con todos los que se volcaron a las calles a saludar a la selección, en medio de un creciente calor, la bronca ante tanta improvisación. Son rápidos para aumentar las tarifas, para pagarle al FMI y los usureros del país, para hacer la vista gorda ante la ganancia empresaria. Totalmente inútiles para organizar un festejo popular.

Alegría popular 3 – derecha 0

Durante la mañana repiqueteó en muchos medios las declaraciones de Macri en oposición al feriado nacional decretado, en nombre de la “cultura del trabajo”. El cinismo de este líder de la derecha argentina, que viene de tomarse unas lindas vacaciones en el mundial qatarí, disfrazadas de tareas como funcionario de la FIFA y que va por otro descanso, no tiene nombre. Lo acompañaron en sus dichos, otros personajes como Patricia Bullrich o Espert. También referentes radicales como Alfredo Cornejo o el actual gobernador mendocino Rodolfo Suarez.

Varias cámaras y dirigentes empresarios acompañaron a coro los dichos del ex presidente. Se pronunciaron contra el feriado la Unión Industrial Argentina, la patronal agraria de La Pampa, la CAME de Rosario, entre otros. Los medios afines a los mensajes de la derecha se hicieron eco de estas declaraciones y una variada propaganda circuló por las redes respaldando esta posición contra los derechos del pueblo.

Fueron ocho las provincias, según la información periodística, que no se plegaron al feriado decretado. Entre ellas varias adheridas al Frente de Todos y con gobernadores amigos de Cristina. En la lista de los que no adhirieron se encuentran Chaco, Corrientes, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero, Tucumán, Santa Fe y San Juan[i].

Entonces frente el falaz argumento de Macri de que la medida es discriminatoria del interior, la discriminación termina siendo aplicado por gobernaciones peronistas, seguramente coincidentes con el discurso del empresariado, que llora lágrimas de cocodrilo por tener que pagar un día de asueto o que pierde alguna oportunidad de maximizar sus ganancias.

Nuevamente la grieta verdadera. La que existe entre la mayoría trabajadora del país y los que con variados discursos defienden las ganancias empresarias vuelve a expresarse. Millones en las calles ya terminaron con la polémica. Nadie le puede robar el derecho a nuestro pueblo a festejar.

En la calle están no solo los que son beneficiados por el asueto, están muchos que son cuentapropistas o de trabajo informal a los que nadie les va a pagar el día. Otros con menos suerte se tuvieron que quedar trabajando. Las injusticias de un país en el que gracias a todos los gobiernos de turno el trabajo informal, el monotributo como fraude laboral, etc., etc. abarca a más del 40% de la fuerza de trabajo.

Finalmente es una pena, que la improvisación del gobierno, la falta de planificación frente a un evento masivo este privando a muchos de los que salieron a la calle de poder ver a la selección.

La Plaza de Mayo esta de bote en bote, ni la derecha, ni aquellos que tienen un discurso distinto, pero son parte de la crisis de los que gobiernan este país, pudieron ganarle a la decisión de la gente de expresarse. Un signo de los tiempos que vivimos.


[i] Polémica por el feriado nacional: la crítica de Mauricio Macri y las razones del Gobierno que las provincias no acatan. Perfil (20/12/2022)

Noticias Relacionadas