jueves, 29 septiembre 2022 - 01:54

CABA. Un nuevo Ni Una Menos se hizo sentir en el Congreso

A 7 años del primer Ni Una Menos, organizaciones feministas y de izquierda realizaron un acto en las puertas del Congreso. Este año, hubo dos actos. Uno de las organizaciones afines al gobierno nacional, que se niegan a responsabilizar al Estado por la cantidad de femicidios y la falta de políticas públicas eficaces. Se negaron a cuestionar a la ministra Gómez Alcorta que, mientras crece la violencia de género, su gobierno destina una miseria a combatir la violencia de género pero millones al FMI.

El otro acto, de la izquierda, inició por reconocer que la deuda es con nosotras, no con el FMI. Denunciando la clara responsabilidad del Estado ante los crecientes femicidios y pidió además la separación de la Iglesia del Estado.

Cele Fierro, dirigente nacional de la agrupación feminista Juntas y a la Izquierda (MST-FIT Unidad) declaró antes de la jornada que «en lo que va del año ya hubo 130 femicidios: uno cada 25 horas. La ministra Gómez Alcorta dice que bajó la cifra y se lo atribuye a su gestión. Pero según otras fuentes casi no hay baja. Lo de Gómez Alcorta es puro relato. Este gobierno destina millones de dólares al FMI, pero una miseria a combatir la violencia de género y asistir a las víctimas. Aun así es una locura disolver el Ministerio, como pretende el liberfacho Milei. La solución es aumentar el presupuesto y poner la gestión bajo el control de las organizaciones de mujeres y disidencias”. Al finalizar el acto unitario, llamó a continuar la lucha por todos los derechos conquistados y enfrentar a los liberfachos que pretenden arrebartarlos.

Compartimos a continuación el documento leído en el acto en Congreso

Este 3 de junio nos volvemos a movilizar por Ni Una Menos, contra la violencia
hacia las mujeres y disidencias, los femicidios y trans/travesticidios. Desde la
asamblea independiente de mujeres y disidencias decimos:

● Ni una menos. El Estado y los gobiernos son responsables.
● La deuda es con nosotras y nosotres, no con el FMI.
● Separación de la Iglesia del Estado.

Sólo en lo que va de este año contamos 140 víctimas de femicidios y crímenes
de odio. La creación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad no ha
servido para dar ninguna respuesta a esta barbarie, porque la orientación del
gobierno en su conjunto fue someterse al FMI, imponiendo un ajuste contra el
pueblo trabajador que empobrece brutalmente a las mujeres y recorta los
presupuestos necesarios para garantizar nuestros derechos. A partir de esta
grave situación pretenden tomar aire los Mieli, en nombre de un planteo
negacionista de la opresión y la violencia que sufrimos las mujeres y
diversidades para reforzar una política reaccionaria y de tipo fascista.

Reclamamos dispositivos habitacionales y centros de asistencia integral a las
víctimas de violencia en todo el país, abiertos 24 hs todo el año, con equipos
interdisciplinarios, trabajadoras en planta permanente y salarios acordes. Que se
garantice el acceso a la vivienda, al trabajo, las licencias laborales, la salud y la
educación. Por eso volvemos a gritar: Ni Una Menos, el Estado y los gobiernos
son responsables.

Abajo el pacto del gobierno y la oposición patronal con el FMI. Luchamos contra
este pacto colonial, que somete a nuestro país al monitoreo y la tutela directa del
Fondo y el capital financiero internacional. Un pacto de saqueo de los recursos
nacionales, que trae más ajuste y tarifazos provocando una mayor precarización
laboral y de nuestras vidas. Por eso decimos que la deuda es con nosotras y
nosotres, no con el FMI. Exigimos aumento salarial y de jubilaciones urgente,
actualizados por inflación, que saque a las y los trabajadores de la pobreza que
no para de crecer. Igual salario por igual trabajo y basta de trabajo precario para
las mujeres y disidencias. Junto a las compañeras protagonistas de las masivas
marchas piqueteras, reclamamos: trabajo genuino, apertura de los planes
sociales y vivienda digna. No al pago de la deuda! Abajo el pacto del gobierno y
la oposición patronal con el FMI.

Por la separación de la Iglesia y el Estado. Basta de proteger a los curas
abusadores. Anulación de todos los decretos de la dictadura que garantizan el
financiamiento de las iglesias, basta de subsidios públicos a la educación
religiosa, exenciones impositivas y demás privilegios económicos a la Iglesia y a
la educación religiosa. Basta de reforzar el poder de las iglesias para hacer pasar
el ajuste fondomonetarista. IIglesia y Estado, asuntos separados!

Nos solidarizamos con las mujeres de Estados Unidos que luchan para no
retroceder en el derecho al aborto conquistado en 1973 a través de un fallo
judicial conocido como Roe Vrs Wade. En Argentina exigimos presupuesto para
la aplicación efectiva de la ley de Interrupción voluntaria del Embarazo ganada
con la movilización de la Marea Verde. Basta de persecusión y criminalización de
les que garantizan derechos. Vamos por el sobreseimiento de la médica Miranda
Ruiz. Libertad a todas las presas por abortar. Anulación de las causas penales por
abortos y “eventos obstétricos”.

Exigimos anticonceptivos gratuitos en todas las salas y centros de salud.
Peleamos por una Educación sexual laica, científica y no binaria en todos los
establecimientos educativos y en todos los niveles. Capacitación docente
gratuita y en servicio en todo el país. Decimos que las niñas ¡No son madres!
Denunciamos al Poder Judicial, clasista, racista y misógino, que garantiza
impunidad para violentos, pedófilos y abusadores mientras revictimiza a quienes
sufrimos violencia de género y desampara a las mujeres que denuncian (un 25%
de los femicidios registrados contaban con denuncias previas, sin que se les
otorgue ningún tipo de protección). Los escasos patrocinios jurídicos gratuitos, la
utilización del inexistente Síndrome de Alienación Parental, las dilaciones,
archivos y prescripción de las causas y hasta la práctica torturante de
revinculación forzada con abusadores, nos expulsan del acceso a la justicia.

Denunciamos que el gobierno no ha presentado una sola iniciativa de reforma de
la justicia favorable a las demandas de las mujeres. Sólo participan de una
disputa de camarillas entre los partidos patronales por el control judicial en el
ámbito donde se tratan las causas de corrupción y sus negociados. Reclamamos
terminar con la tortuosa doble vía del fuero civil y penal a la que se somete a las
víctimas de violencia. Que los jueces y fiscales sean electos por el voto popular y
sus mandatos sometidos a control popular mediante la revocabilidad de los
cargos.

Este gobierno habla de jerarquizar las tareas de cuidado pero las trabajadoras de
casas particulares seguimos precarizadas y con salarios bajo la línea de
indigencia. Vimos durante estos últimos años de pandemia la absoluta ausencia
de iniciativas genuinas para alivianar las tareas de cuidado. Recién ahora el Poder
Ejecutivo envió un proyecto al Congreso de modificación de leyes en lo que hace
a las licencias y otras demandas de las mujeres trabajadoras que hasta ahora no
pasa de lo mediático. De igual modo sucede con el decreto de creación de salas
infantiles, limitado a empresas con más de 100 trabajadores y con un plazo de un
año para que entre en vigencia, como reclaman las patronales. Exigimos recursos
para crear jardines materno-paternales en todos los establecimientos de trabajo
que cubran toda la jornada laboral y con cobertura del 100% para las y los
trabajadores que necesiten dejar a sus hijes en otros establecimientos
educativos. Espacios de cuidado de adultos y centros deportivos y artísticos en
todos los barrios. Efectiva ampliación de las licencias por maternidad y
paternidad, con posibilidades de equiparar entre ambos géneros las tareas de
cuidado.

Denunciamos que las mujeres y disidencias sufrimos el desguace de la salud y
educación pública de todos los gobiernos. Apoyamos a la docencia y a les
estudiantes que luchan por presupuesto para salario, por edificios en
condiciones, contra las pasantías precarizadoras y contra la reforma del estatuto
docente de Larreta en CABA que va en sintonía con lo establecido por la Ley de
Educación Nacional del kirchnerismo.

Desmantelamiento de las redes de trata y explotación sexual. Basta de amparo
policial, judicial y político. Abajo toda persecución a quienes están en situación
de prostitución o se consideran trabajadoras sexuales. Derogación de los códigos
contravencionales.

Aparición con vida de Tehuel. Reclamamos la implementación efectiva del cupo
laboral travesti-trans en todo el país y sin precarización. Denunciamos el intento
de la fiscal Liliana Tricarico que busca ir contra la absolución de Higui ganada con
la movilización feminista.

Nos solidarizamos con las mujeres y niñas Villalba, víctimas del Estado femicida,
infanticida y terrorista paraguayo. Exigimos justicia por las niñas asesinadas, María
Carmen y Lilian Mariana. Aparición con vida ya de Carmen Elizabeth Villalba,
“Lichita”, desaparecida desde septiembre de 2020, y libertad a Carmen Villalba,
presa por portación de apellido y por maternar bajo acusaciones falsas.

Rechazamos los ataques de los Berni, Zabaletta y Larreta a las mujeres y madres
que se movilizaron masivamente en el acampe piquetero contra el hambre y por
trabajo genuino. Denunciamos la criminalización de la protesta social y exigimos
el desprocesamiento a las, les y los que luchan.

Nuestra lucha:

● Es contra los femicidios, trans/travesticidios y todas las violencias de
género. Ni Una Menos: El Estado y los gobiernos son responsables.
● Es contra el pacto con el FMI. La deuda es con nosotras y nosotres, no con
el FMI.
● Es por el salario y el trabajo genuino. Por los derechos laborales de las
trabajadoras y trabajadores..
● Es contra el hambre, por la asistencia alimentaria a los comedores
populares, por un plan de obras públicas que permita puestos de trabajo
genuino para las y los desocupados y desocupadas.
● Por el derecho a la vivienda y contra los desalojos y la represión.
● Es por la separación de las iglesias y el Estado y por la educación sexual
laica, científica y respetuosa de las diversidades
● Es por nuestro derecho a la salud y a la educación. Por presupuesto para
la educación y salud pública, sin injerencia clerical. Es contra las llamadas
prácticas profesionalizantes y la reforma laboral en la escuela secundaria.
● Es por el pleno cumplimiento del derecho al aborto ganado con la Marea
Verde. En nuestro país y en todo el mundo, apoyamos a las mujeres de
Estados Unidos!
● Es por la aparición con vida de Tehuel y por todos los derechos de las
disidencias sexuales.
● Es contra la impunidad y por Justicia por y para todas!
● Es contra el extractivismo y el ecocidio.
● Es en apoyo a las comunidades originarias contra su discriminación.
● Es antiimperialista, anticapitalista, antirracista, anticlerical y antipatriarcal
● Es por todos nuestros derechos

Noticias Relacionadas