sábado, 13 julio 2024 - 01:13

CABA. Larreta modifica las reglas electorales en beneficio propio

Con un video por sus redes sociales, Horacio Rodríguez Larreta anunció que las elecciones en CABA se verán modificadas. Se aplicaría una especie de desdoblamiento, no porque se vote en diferentes días a las elecciones nacionales; sino en diferentes urnas el mismo 13 de agosto cuando se desarrollen las PASO. Estas elecciones “concurrentes”, como se las denomina, donde los electores por un lado deberán elegir presidente y diputados nacionales con boleta sábana, y por otro votarán jefe de gobierno porteño con boleta electrónica, también muestra una interna hacia el interior del PRO.

Mauricio Macri se dio de baja para la pelea presidencial, pero no de las discusiones de su partido, el PRO, y Juntos por el Cambio. Durante todo el domingo 9 de abril se desarrolló un debate que terminó hoy, donde Horacio Rodríguez Larreta se ubicó como su contrincante, al modificar la forma de votar en las elecciones de CABA.

El ex presidente acusó al actual jefe de gobierno de la Ciudad de “no respetar los valores de JxC”. Esta expresión manifiesta el enojo de Macri, quien supo anteriormente ir contra los valores y también modificar fechas electorales, debido a que Larreta aplica una especie de desdoblamiento de las elecciones de CABA con las nacionales.

Macri denuncia que con esta maniobra Larreta estaría perjudicando a su candidato para CABA, su primo Jorge Macri; y a la misma vez beneficiando al radical Martín Lousteau. La contra para los Macri vendría por el lado de que Jorge no podría pegar su lista con la presidencia, eliminando la posibilidad de arrastrar los votos de Bullrich y hasta del propio Larreta. Desde la otra vereda, el gobierno de la Ciudad muestra otra hipótesis para defender su maniobra puertas adentro en el PRO: sostienen que de esta forma limarían la capacidad de arrastrar votos por parte de los liberfachos, ya que en la boleta no figuraría la imagen de Javier Milei.

Los debates van recobrando más tenor mientras se acercan las fechas para presentar las listas. Por el momento el termómetro de los políticos del régimen, las encuestas, le dicen a Larreta que va corriendo por detrás de Patricia Bullrich. La guerra entre los halcones y las palomas ahora se entremezcla en las reglas electorales.

Más allá de las propias roscas internas de uno de los partidos que integra Juntos por el Cambio, esto demuestra cómo la mayoría de las fuerzas patronales establecen, según criterio y beneficio propio, cuándo y cómo votar. Así como ocurre en las demás provincias con gobernadores peronistas donde hay desdoblamientos hechos de la noche a la mañana, buscando desenmarcarse de la figura del gobierno nacional, Larreta emula la misma jugada aunque sea por otros motivos.

Si hay que aplicar una reforma política electoral, es aquella que elimine los pisos proscriptivos de participación, que garantice el acceso a los espacios radiales y televisivos gratuitos, con igual cantidad de tiempo, para garantizar que se expresen por igual las voces de todos los partidos. Como así también establecer la prohibición para recibir financiamiento privado de las campañas, para que todos los partidos hagan las campañas con igual presupuesto e impedir cualquier tipo de condicionamiento de los poderes concentrados. Además de ir a fondo y también terminar con los privilegios de la clase política e introduciendo la revocabilidad de mandatos, que funcionarios políticos ganen como un docente, se atiendan en hospitales públicos y sus hijes vayan a la escuela pública.

Noticias Relacionadas