viernes, 21 junio 2024 - 20:11

CABA. La Enfermería de los CeSAC en pie de guerra

Los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) son una red de centros de atención primaria de salud que se despliega por toda la CABA. La enfermería de estos dispositivos fue afectada con un ataque salarial directo (recorte de un adicional denominado SAMO) que activó un proceso de organización asamblearia, paros y movilización contundente. La ALE respaldó el reclamo y ahora se propone ser instrumento de empoderamiento permanente del colectivo en el sector. Recogimos voces de las y los verdaderos protagonismos de esta reacción histórica.

Laura del CeSAC 40

“El SAMO fue otra muestra de discriminación en la enfermería. Fue contundente la respuesta porque hay bronca y cansancio acumulado por la sobrecarga permanente de actividades. La atención primaria es nuestra tarea, pero nos incorporan cada vez más tareas extra muro. Ahora, la campaña por dengue más la antigripal, el año pasado la triple viral y Salk donde teníamos que ir a los Centros de Primera Infancia. Nosotras no tenemos problema en cuidar y atender a la población, estudiamos para eso, pero no podemos seguir recibiendo más tareas por una paga por debajo de la línea de pobreza (…) Otro problema sin solución por parte de las autoridades es la inseguridad y violencia que sufrimos los trabajadores y los pacientes que no siempre están seguros en las salitas. Trabajamos en zonas de mucha vulnerabilidad, la desigualdad social se hace sentir y no podemos pedir más policías o gendarmes porque aleja a la comunidad. Laburamos con personas en situación de calle, con consumo problemático y en contextos frágiles donde la policía está muy cuestionada”.

José del CeSAC 30

“Hago un balance muy positivo de la lucha que logramos por el pago completo del SAMO. Vi a los enfermeros que hace poco ingresan junto a los que tienen más experiencia unidos (…) Con el paro de 72 horas, más la movilización logramos que el gobierno pague el SAMO al 90% de los compañeros. Algunos aún no lo cobramos completo, pero la lucha persiste y los reclamos tienen que continuar. Logramos conocernos con otros CeSAC, dirigentes gremiales que acompañaron la pelea y que siempre participan en los conflictos de la enfermería. Nos queda la batalla por la inclusión a la 6035. Somos profesionales, ejercemos con título universitario y trabajamos empáticamente en atención primaria, hospitales, y la primera línea contra la pandemia. Ejercemos constantemente labores junto a profesionales médicos, psicólogos y trabajadores sociales quienes sí están en la carrera. Es clave la constante comunicación con los gremios, siempre se revaloriza la organización, la lucha y los derechos a conquistar a futuro. Enfermería tiene mucho por mejorar, no tenemos que delegar la lucha a viejas camadas con malos hábitos, los nuevos ingresos tenemos que tomarla en nuestras manos. Agradecido siempre a la ALE y el SITRE”.

Amparo, Coordinadora de Enfermería del CeSAC 20

“Los CeSAC están en las zonas periféricas de la ciudad. Ahí trabajamos enfermeros/as capacitados para actividades de tipo comunitarias: vacunación, programa de salud sexual y reproductiva, programas maternos-infantil, VIH, tuberculosis, consumo problemático de sustancias, actividades para las cuales nos formamos permanentemente. Nos venimos organizando gremialmente mejor que en otro momento, cuando teníamos una lógica más de autoconvocados. Si bien SUTECBA no es un gremio fuerte en los centros de salud, lo es en hospitales y antes, cuando no dependíamos del ministerio, ante la organización de nuestros reclamos, venía SUTECBA a “repartir insumos” para controlar que estemos en el servicio. Igual nos las rebuscamos para garantizar la participación (…) Pertenecer al Ministerio nos benefició porque al no tener una dirección dependiente del hospital, nos liberamos permanentemente de SUTECBA (…) ATE no es un gremio fuerte y nunca vinieron a organizar los reclamos, ni sistematizar un plan de lucha. Siempre lo hicimos por nuestra cuenta hasta llegar a la ALE, donde organizamos reuniones y entendimos que las afiliaciones masivas eran importantes para estar respaldado y más en un año electoral. Por otro lado, la ALE tenía una línea que históricamente dejaba afuera a los que no eran licenciados y con los últimos movimientos en el sindicato eso cambió. Pensamos desde adentro de la organización lógicas para sostener el pase a la carrera y otras cosas que van pasando en la cotidianeidad como los recortes del SAMO y el problema con los módulos, tareas no exclusivas de enfermería pero que se nos piden. Una trampa para profundizar la precarización (…) Hay mucho más por delante, son importantes los delegados para recorrer los CeSAC, son la puerta de entrada al sistema de salud y el acceso al Estado para mucha gente. Formarse sindicalmente y tener delegados territoriales son trabajos que no se conocen porque están en la periferia y en los barrios vulnerables, pero son vitales para garantizar el acceso a la salud de muchas familias; descomprimir el segundo nivel que son los hospitales, que hacen agua por todos lados; y fortalecer una autonomía y autocuidado de una comunidad que intente ser un poco más saludable”.

Entrevistó: J. G.

Noticias Relacionadas