lunes, 22 abril 2024 - 23:40

Brasil. La dirección del PSOL quiere silenciar a la concejala profesora Silvia Letícia

La corriente mayoritaria que dirige el PSOL, Primavera Socialista, intenta silenciar a la concejala y profesora Silvia Letícia, también coordinadora del SINTEPP (Sindicato de la Enseñanza Pública) y miembro del Consejo Municipal de Educación y del Consejo de Alimentación Escolar, y de la dirección nacional de Revolución Socialista, tendencia interna del PSOL. La remiten al Comité de Ética del partido con amenazas de castigo, que van desde la advertencia hasta la expulsión, por criticar al intendente de Belém, Edmilson Rodrigues (PSOL) y a la administración del Frente Amplio por implementar un brutal ajuste fiscal en la ciudad que perjudica a los trabajadores municipales y a la población de bajos ingresos, mientras beneficia a los empresarios.

La concejala lucha para que la municipalidad pague el piso salarial para profesores y enfermeros establecido por la ley federal. Defiende que el salario base de los empleados municipales sea al menos el salario mínimo nacional y exige que sus vales de comida pasen de 370 a 600 reales, el valor mínimo de la canasta básica de alimentos calculado por la Dieese. Silvia Letícia lucha por un Plan de Cargos, Carrera y Remuneración (PCCR) unificado para la educación y está en contra de los contratos temporales precarios auspiciados por el municipio, defendiendo los concursos públicos y el nombramiento de los ya aprobados para las Secretarías de Administración (SEMAD) y Educación (SEMEC).

También votó a favor del pago de incentivos adicionales a los Agentes Comunitarios de Salud (ACS) y de Control de Enfermedades Endémicas (ACE), como establece la ley federal, negados desde hace dos años por la administración municipal. Exige mejoras en las escuelas municipales, comidas escolares de calidad, equipamiento y medicamentos en los centros de salud, salas de urgencias y Unidades de Atención de Urgencias (UPAS). Como concejala, ha exigido las reformas necesarias para proporcionar un alojamiento digno a las personas sin hogar, niños, adolescentes, mujeres y ancianos víctimas de violencia, además de luchar contra el racismo, la violencia y los prejuicios contra la población negra y LGBTQIAP+.

En cuanto al problema de los recolectores de residuos sólidos, nuestra compañera ha denunciado la acumulación de basura en toda la ciudad y ha exigido una recogida adecuada y eficiente, saneamiento básico, alumbrado público y mejoras en la calidad de vida de la población periférica.

Silvia Letícia se opuso a la privatización de la recolección de basura, un proyecto del actual intendente que costará a las arcas públicas 1.000 millones de reales y creará un impuesto para la población. Votó contra la nueva ley de transportes de la ciudad, propuesta por el intendente, que permitirá el despido de los cobradores de ómnibus, entregará el control del flujo de pasajeros a empresarios y los eximirá de impuestos. Votó contra la propuesta del intendente de vender el edificio de la guardia municipal, situado en una zona privilegiada de la ciudad, donde se especula con construir un hotel de lujo. También denunció la licencia concedida por el municipio para instalar una refinería de oro de dudosa procedencia.

Por sus acciones y reivindicaciones en defensa de la clase trabajadora y de los pobres, de los periféricos y de los más necesitados, de las personas en situación de calle, de los cooperativistas que trabajan con el reciclaje y, en defensa del programa fundacional del PSOL, la dirección del PSOL intenta silenciar y penalizar a Silvia Letícia, que antes de ser concejala es profesora, sindicalista, con una trayectoria de lucha por los derechos de la clase trabajadora, en defensa de las mujeres ante los ataques misóginos, amenazando incluso con su expulsión del partido y, como consecuencia, la de Revolución Socialista. Debido a su firme postura, los trabajadores de la enseñanza y de otras categorías vienen exigiendo su nombre como precandidata a la intendencia de Belém y defendiendo una propuesta radical de cambio y el verdadero programa del PSOL, que prioriza a los trabajadores municipales, atendiendo sus reivindicaciones salariales y valorizando la categoría.

El intendente de Belém gobierna a favor de los ricos y poderosos, traicionando sus promesas de campaña de gobernar para los pobres y los trabajadores, en total contradicción con el programa del PSOL, el partido que construimos y defendemos. Gobierna con un Frente Amplio formado por partidos de derecha. Ha ido perdiendo la confianza del pueblo trabajador y, según las encuestas, tiene más del 84% de rechazo y está calificado como el peor gestor municipal de una capital del país. Como resultado, podría perder las próximas elecciones municipales frente a la ultraderecha corrupta y autoritaria de Bolsonaro. Esta tragedia debe ser evitada.

Los abajo firmantes nos oponemos a la persecución de Silvia Letícia, condenamos la violencia política que ha sufrido y exigimos el fin de las amenazas de expulsarla.

Firme aquí: https://forms.gle/ro2A1b9cnRyDhzkk7

Noticias Relacionadas