Biden. ¿La nueva estrella global?

Así parece, al menos para una buena parte del establishment internacional y local. Y no sólo para el macrismo, súbdito orgánico del Norte, sino también para la dupla que lidera el Frente de Todos. Por cierto, frente al monstruo Trump cualquier gato puede parecer el “mal menor”. Pero aparte de que a Trump lo corrió la rebelión del pueblo norteamericano y no Biden, por más que se camufle el mal es siempre mal. Y sobre todo si se trata de la mayor potencia imperialista del planeta, tanto en el plano económico como militar: una realidad pura y dura, que la casta política del sistema interesadamente omite.

En cuanto a las vacunas, la novedad es que ahora también Biden “pide” liberar las patentes farmacéuticas, lo que tuvo eco en Europa. ¿Cuánto tiene esto de efectivo? Primero, lo “pide” después de que su país acaparó más de 300 millones de vacunas, el 30% del total mundial disponible. Es además EE.UU. quien aún retiene millones de vacunas de AstraZeneca y del programa Covax de la OMS destinadas a la Argentina. Segundo, el “pedido” formal de Biden no obliga a la OMC (Organización Mundial del Comercio), que se tomará su tiempo para decidir mientras siguen muriendo millones. Y tercero, la única forma concreta de anular las patentes y fabricar rápido vacunas suficientes es expropiar a los grandes laboratorios que lucran con la salud y la vida, y el Estado centralice la producción. Acá, por ejemplo, expropiar el laboratorio de Sigman en Garín, que no sólo recibe fondos del Estado sino que encima incumple sus entregas de vacunas a nuestro país. Nada de eso hace Biden, ni tampoco otros gobiernos que “piden” lo mismo, como el de Alberto Fernández: todos respetan la sacrosanta propiedad privada capitalista en perjuicio de la salud de las mayorías.

En cuanto a los subsidios de ayuda social, es cierto que Biden reparte algo más que Trump a los sectores más vulnerables de EE.UU. Es que ante el cóctel de la rebelión popular y las carencias que la pandemia agrava necesita aplacar un poco el malestar social. Como hizo Duhalde aquí después del 2001. ¿Pero de dónde saca los fondos? Sí, ahora Biden subió un poquito el impuesto a los ricos (que, dicho sea de paso, pagan más que acá). Pero su fuente principal son las ganancias que las corporaciones y bancos multinacionales giran en pala a EE.UU. fruto de saquear a decenas de países dependientes como el nuestro, con economías cada vez más concentradas y endeudados hasta el cuello y de por vida con el FMI, el Banco Mundial y demás usureros internacionales. En suma, Biden reparte allá las migajas del pan que nos quitan acá.

Además, el proyecto geopolítico-militar de Biden y el Partido Demócrata es el de recuperar el rol dominante de EE.UU. a nivel global. Antes de asumir, apoyó la invasión a Irak, la intervención en Libia, el golpe en Honduras y desde siempre apoya al Estado genocida de Israel. Apenas asumió bombardeó Siria, sostiene el bloqueo a Cuba, las sanciones a Venezuela, dispuso otras contra Rusia, mantiene 250.000 soldados en 700 bases en 150 naciones y despliega operaciones militares directas en siete países[1].

No; no hay imperialismo “bueno” ni “menos malo”. No lo es EE.UU., pero tampoco su competidora China ni ningún otro. Por su naturaleza son Estados capitalistas explotadores, expoliadores de sus semicolonias e intervencionistas donde les convenga. Son nuestro mayor enemigo. Por eso rechazamos la actitud de todas las burguesías dependientes, sumisas al imperio, empezando por el macrismo. Y no nos sorprende que quienes ayer ponderaban a Trump por su “nacionalismo” económico[2] hoy elogien a Biden. De aquel legítimo grito Braden o Perón a los 27 tuits por Joe[3], nada queda. Invitamos entonces a las compañeras y compañeros peronistas que se consideran antiyanquis a repensar a fondo estos temas. Para la izquierda, nuestra ruta es la opuesta: de soberanía real, antiimperialistas a muerte, anticapitalistas, en el camino del socialismo.


[1] Afganistán, Irak, Siria, Yemen, Somalia, Libia y Níger.

[2] https://www.elmundo.es/internacional/2019/05/10/5cd4d4b721efa0930d8b4598.html

[3] https://cnnespanol.cnn.com/video/argentina-fernandez-de-kirchner-eeuu-biden-elogio-discurso-cnn-primera/

Noticias Relacionadas

Bielorrusia, continúa la campaña. ¡Libertad a los trabajadores y activistas sindicales detenidos!

Continúan llegando pronunciamientos de organizaciones y dirigentes sindicales y sociales de diversos países repudiando las detenciones arbitrarias en Bielorrusia por parte del...

Pandora Papers. Un robo de más de 100 años

Las revelaciones periodísticas de la actividad de empresarios, políticos y «figuras públicas» de todos los ámbitos sobre su participación en paraísos fiscales...

Evento. Congreso de la Liga Internacional Socialista

Los primeros días de diciembre, en Buenos Aires, delegados e invitados de una treintena de países venidos desde los cinco continentes, le...

Bielorrusia. ¡Libertad a los trabajadores y activistas sindicales detenidos!

Se llevaron a cabo arrestos a dirigentes y activistas obreras. Las fuerzas de seguridad también registraron las oficinas de organizaciones sindicales.

Un año de Periodismo de Izquierda. Avanzando con ideas desde abajo y sin falsas neutralidades

Se está cumpliendo un año desde que a mediados de octubre del 2020 lanzamos nuestro sitio web periodismodeizquierda.com y sus cuentas de...

Agronegocio. Los pooles tienen su ley de Fomento de Desarrollo Agro-bio Industrial

La “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora Inclusiva, Sustentable y Federal” dada a conocer en agosto del 2020 por el Consejo Agroindustrial, ya...

La vigencia o no del peronismo. Y la izquierda que preocupa a Cristina

Por el 17 de octubre, el Frente de Todos hizo tres actos distintos. Uno lo encabezó Cristina en la ex ESMA, en...

17 de octubre. ¿Lealtad a los trabajadores o al FMI y el gran capital?

Este 17 de octubre, la CGT y el gobierno apelan con actos a la mística del “peronismo”. Pretenden revertir la derrota electoral,...