jueves, 30 mayo 2024 - 08:48

Berazategui. Protesta en el día mundial de los humedales

En el día de ayer integrantes de la Asamblea Hocó se movilizaron a la Municipalidad de Berazategui para realizar una protesta en defensa de los humedales de Hudson y del Acuífero Puelche, actualmente amenazados por el avance de los emprendimientos inmobiliarios y un basural.

Desde la Red Ecosocialista acompañamos la iniciativa y recogimos estos testimonios:

A continuación, compartimos el documento leído en la jornada:

Hoy, 2 de febrero, se celebra el Día Mundial de los Humedales en conmemoración de la firma, en 1971, del Convenio sobre los Humedales en Ramsar, Irán. Este convenio tiene como propósito «la conservación y el uso racional de los humedales” y adhieren al mismo 171 países en todo el mundo, incluyendo Argentina.Según la definición de RAMSAR, un humedal es “toda área terrestre que está saturada o inundada de agua de manera estacional o permanente”.

Estas áreas poseen una gran importancia ecosistémica, cultural, educativa, económica y paisajística. Se trata de sitios que, entre otras características y beneficios imprescindibles para la vida, albergan una enorme cantidad de diversidad biológica; son reservorio de agua; filtran y retienen contaminantes; amortiguan inundaciones; brindan protección contra tormentas; influyen en la estabilización de la línea de costa; almacenan carbono; proporcionan espacios para la educación ambiental, el turismo sostenible y la recreación, contribuyendo de esta manera a la salud y el bienestar humano. Tienen, asimismo, un rol fundamental en la mitigación de los efectos del cambio climático.

De todo esto pretenden privarnos aquellos que con su lógica extractivista y mercantil ya han arrasado, de 1970 a 2018, con el 35% de los humedales de todo el mundo. En la zona ribereña de Hudson, la devastación ambiental incluyó la construcción de barrios privados por encima de áreas protegidas por la ley de bosques y en importantes reservorios de flora y fauna; la construcción de la calle 63 y el murallón costero, que interrumpe la dinámica hídrica, al igual que la elevación del terreno para beneficio de los countries y en perjuicio de los barrios aledaños, con plena conciencia de las inundaciones que se repiten a lo largo del país, allí donde se asientan estos proyectos. Todo esto fue posible en Hudson gracias a la rezonificación territorial llevada a cabo por el municipio y el Concejo Deliberante y a la aprobación, por parte de organismos provinciales, con estudios de impacto ambiental cuestionables e insuficientes. El daño al ecosistema no termina ahí, sino que en el mismo territorio perdura hoy en día un basural a cielo abierto, lo que reviste una peligrosidad inmensa tratándose de una zona de humedales en la que es palpable la posibilidad de contaminación de las napas en contacto cercano al acuífero Puelche.

Es, además, un territorio afectado por las quemas intencionales de septiembre del 2020 y la actividad maderera ilegal, que se suman al ecocidio que los diferentes niveles de gobiernos, municipal, provincial y nacional, eligen ignorar. Luego de más de un año de lucha y de denunciar lo que sucede en la costa de Hudson, insistimos en el cese de obras, en el cumplimiento del decreto municipal que paraliza el barrio Elcano y en la declaración de Reserva natural a toda la costa ribereña de Hudson y Berazategui.

Por eso decimos una vez más:

No a la reactivación de Crystal Lagoon,

¡Tiren abajo el Murallón!

Basta de incendios, Basta de quemas

Basta de desmonte de Bosque Nativo

No más barrios privados

Paralización definitiva de obras sobre humedales

Clausura inmediata del basural a cielo abierto en Hudson

Ley de Humedales ¡YA!

RESERVA NATURAL DE TODA LA COSTA DE BERAZATEGUI, ¡YA!

Noticias Relacionadas