lunes, 17 junio 2024 - 05:19

Banco Nación. Masiva asamblea y lucha 

El mega DNU de Milei plantea la conversión del Banco Nación en una sociedad anónima como transición hacia su privatización total, un ataque al convenio colectivo y a los puestos de trabajo. El banco que resistió la ola privatizadora de Menem en los ´90 demostró, treinta años después, y en una masiva asamblea general que sus trabajadores están dispuestos a resistir. Entrevistamos a Daniel Mercado, delegado general del Banco Nación y secretario de Prensa Seccional Buenos Aires de La Bancaria.

PdI: Las asambleas que estuvieron haciendo fueron muy grandes y realizaron una movilización a Casa Rosada que tuvo repercusión. ¿Cómo viene el conflicto contra la posible privatización del Banco Nación que plantea el DNU?

Daniel Mercado: Uno de los artículos del DNU menciona la privatización de las empresas del Estado. Plantea convertirlas primero en sociedad anónima para su posterior privatización. Con respecto al Banco Nación la idea es esa, privatizar. Ya sabemos que las privatizaciones significan menos puestos de laburo en la asignación del patrimonio público. Y sí, por supuesto que hubo una reacción inmediata esa misma noche. Junto con el cacerolazo, nosotros nos pusimos a organizar la respuesta para el día siguiente, que fue la asamblea general que realizamos en el banco. La asamblea general es una herramienta que nosotros siempre tenemos para reaccionar en el momento. Fue una asamblea masiva. Vino el secretario general del sindicato y mucha, mucha gente. A mí me sorprendió.

Había compañeros muy preocupados y había mucha bronca. Se notaba cuando cantaban “Milei basura, vos sos la dictadura”. Entre los trabajadores del banco la mayoría votó a Milei, los que no lo votamos seremos un 30, 40 por ciento, para ser generosos. Pero bueno, se plantea que aquí había que dejar esa diferencia de lado, abrazar a todo el mundo y salir a pelear. Después se decidió salir afuera con una bandera argentina y marchar a la Casa de gobierno. Nos detuvimos un rato ahí, puteando a Milei y fue cuando vinieron todos los medios, tuvo mucha repercusión. 

La preocupación nuestra es que esto, a nivel general, toca a casi todos los sectores del país, enajenando las tierras, las empresas estatales, la movilidad de los jubilados. Y específicamente toca también la legislación laboral. Se caen todos los convenios por la ultraactividad. 

Los bancarios en principio tenemos el convenio que rige hasta el 31, porque estamos en paritaria, pero ya a partir del 31 de diciembre se nos cae todo el convenio y con él las vacaciones, las horas extras y todos los derechos que tenemos. Y después están los puestos de laburo. Una privatización significa achicar el banco con respecto a la cantidad de trabajadores y en otros sentidos. Así que nosotros planteamos que vamos a resistir con todas las herramientas que hayan. 

El día de ayer hicimos un plenario de delegados de base. Vinieron cerca de 150 compañeros, que es bastante importante para ser un viernes a la tarde. Ahí se discutió y se votó exigir a la CGT un plan de lucha. Lo que charlamos es que hay que salir muy rápido. No tener esperanza en que la Bicameral rechace y los diputados después la rechacen. Bueno, eso puede ser una política de exigir a los diputados, pero no podemos jugarnos todo ahí. 

Creemos que tiene que haber una gran movilización y paro nacional. Que estén todos los sectores, los de la CGT, las dos CTA, los organismos, las direcciones de las organizaciones sociales, políticas. Tiene que ser bien amplia la lucha. Si no, no vamos a derribar el DNU. Va a ser imposible. El 27 vamos a ir a la marcha, e igual nos parece insuficiente. Es un día a 12. Nosotros vamos a ver cómo nos movilizamos. Hay que hacer asamblea y sacar a la gente. 

PdI: ¿Ustedes llaman al paro o movilización? Porque ví que el flyer de la CGT dice que sólo movilizarían los cuerpos orgánicos.

D.M.: Nosotros vamos a tratar de llevar gente. Todavía no definimos lo del paro y lo estuvimos charlando. A ver, junto con esto y la bronca, también hay un poquito de miedo. Y también es cierto que si nosotros llamamos al paro se puede quebrar un poco. Pero bueno, nosotros vamos a intentar que vaya la mayor cantidad de gente. 

El martes vamos a hacer asambleas en todo el banco, inclusive a nivel nacional, y lo que es seccional Buenos Aires, Capital y Buenos Aires vamos a intentar sacar la mayor cantidad de gente a la movilización. Pero no está planteado el paro, para ser sincero.

PdI.: ¿Qué diferencia hay entre el intento de privatización del 2017, durante el macrismo, y lo que plantea este DNU?

D. M.: En realidad, el 2017 no tuvo tanto un intento de privatización, sino, de hecho, una descapitalización del banco. Sale una ley fomentada por el macrismo que hizo que el Banco Nación aporte mucha plata al Tesoro, por lo cual se llegó al 2018 y 2019 medio agotados en las reservas del banco. Nosotros, si seguía Macri con ese tema de la descapitalización, veíamos un poquito oscuro el horizonte.

Cuando sí hubo intento de privatización, y que en realidad pasó fue en los 90, que yo también estuve. Ahí en el gremio privatizaron el Banco Nacional de Desarrollo (BANADA), la Caja de Ahorro, el Hipotecario. Pero el Banco Nación no tuvo tiempo y también hubo resistencia. Después Duhalde quiso hacer una banca federal, que era una fusión entre Banco Nación y Provincia. Ahí también resistimos, como la semana pasada, hicimos asamblea, movilización, y finalmente Duhalde no pudo y se diluyó esa política.

Ahora sí es más feroz porque no solo plantea la privatización, la sociedad anónima y la privatización; sino que también nos quiere dejar sin herramientas. Si a esto le sumas el protocolo de Patricia Bullrich, digamos, el intento es claro: que no salgamos a protestar, que no digamos nada y que pase este terrible ajuste. Pero nosotros confiamos en que tanto los cacerolazos de esa noche, como las movizaciones que se están desarrollando, creo que va a haber una resistencia masiva. Pero bueno, es necesario que las direcciones gremiales y políticas se pongan a la cabeza.

  1. Principio por el cual un Convenio Colectivo de Trabajo mantiene su vigencia hasta tanto no sea reemplazado por otro, consagrado en el art. 6 de la ley 14.250. Los Convenios Colectivos de Trabajo (CCT) sólo pueden reconocer mayores derechos que los establecidos en la ley (más vacaciones o licencias, menos jornada, más delegados, etc). Si el CCT se cae, volvemos a los pisos establecidos en la legislación general, perdiéndose todos los derechos que se encuentran por encima de la ley.

Entrevistó Ingrid Urrutia, delegada general ATE INCAA

Noticias Relacionadas