lunes, 22 abril 2024 - 22:47

ATE. Reuniones y plenarios sin un plan de lucha que enfrente el ajustazo de Milei

Este viernes se dio en ATE una situación lamentable. Se convocaron a 2 instancias de debate, una por parte de Nacional y otra por parte de ATE Capital para discutir a último momento qué hacer ante una nueva reunión paritaria que habrá este lunes a las 15 horas. Ante el ajustazo, lejos de poner en pie un plan de lucha para quebrar los planes de ajuste y reformas estructurales la Verde, ahora “Construyendo la Unidad” y la Verde y Blanca reflotan peleas internas que debilitan. Lamentable la conducción del sindicato que sostiene una política garante de la derrota.

ATE Nacional: una reunión para intercambiar y no resolver

De un día para el otro y después de mucho tiempo ATE Nacional convocó a una reunión de delegados nacionales el viernes por la mañana que fue conducida por el secretario de Convenio Colectivos, Flavio Vergara. En su alocución justificó el 16% de aumento firmado en enero argumentando que era importante mostrar que “la paritaria está abierta” y que estamos en pelea. Adelantó que la propuesta del gobierno para esta nueva reunión podría ser cercana al 10% de aumento ante una inflación galopante.

No hubo una propuesta de un plan de lucha para revertir esta situación; sino más bien un anticipo de que se va a firmar nuevamente a la baja. Sí hubo una crítica al Consejo Directivo de ATE Capital dirigido por la Verde y Blanca por no haber asistido y convocar una plenario posterior a esta. También se anunció que habría una jornada de lucha a fines de febrero, aislada y decidida por un plenario de sindicato de estatales que motorizó la CTA – Autónoma. Hacen que hacen, maniobra por arriba y nada de consulta a la base.

ATE Capital: un plenario vacío y derrotista

Por su parte y 3 horas más tarde la conducción de ATE Capital llamó a un plenario de delegados generales para discutir también la paritaria. La convocatoria no fue conducida por Catalano, fue floja en convocatoria y reflejo pésimo.

Si bien comparten la caracterización, hablaron de ir con el pedido de un número cercano al 46% para empatarle a la inflación. Eso estaría lejos de calculo que realizan los compañeros de ATE INDEC de que nuestro salario mínimo debería ser de $ 931.323 para una familia tipo.

Capital insiste con fortalecer los sectores, pero no llama a una acción concreta y a un plan de lucha para sostener la presión en la calle de lo que se pida dentro. En síntesis, proponen no firmar, pero sin poner en pie acciones escalonadas para quebrar el ajuste y los ataques. Derrotismo total.

Basta de interna, plan de lucha para ganar

A contramano de lo que reflejan las asambleas barriales, el colectivo Unidxs por la Cultura o la Coordinadora independiente, que vienen realizando desde el 10 de diciembre apertura de los canales de participación y debate, elaborando planes de lucha, sumándose a acciones generales con un política independiente, nuestro gremio juega en contra de lo que lxs estatales necesitamos. No hay instancias democráticas amplias, se convocan cosas de un día para el otro sin incluir a la base y solo se justifican del desastre del 16% firmado en enero y de una nueva firma a la baja. Por ese camino no hay nada que diferencie a la conducción de ATE de lo que hace UPCN. Nuestro sindicato va camino a convertirse en eso.

Este discurso derrotista, viendo al enemigo más grande de lo que es y sin sacar una sola conclusión, le da aire al gobierno de Milei y su política. Las conducciones deben abrir todos los canales de participación del sindicato y llamar a discutir a todxs en un plenario abierto de afiliadxs y no afiliadxs para poner en pie un plan de lucha global contra toda la hoja de ruta de Milei que incluye el DNU y el protocolo antiprotesta de Bullrich. En ese marco, exigir una recomposición salarial igual a la canasta familiar, movilizar el día que se lleve adelante la reunión paritaria, no firmar ningún acta ni acuerdo que sea a la baja y exigir a la CGT y la CTA, central a la que se pertenezca, un gran paro con movilización para el 1ero de marzo al Congreso, cuando el presidente dé inicio a las sesiones ordinarias y vuelva, seguramente, a plantear ataques al conjunto de la clase trabajadora.

Necesitamos ir a medidas radicalizadas para empezar a obtener respuestas favorables a los laburantes. Desde Alternativa Estatal como parte de la Multicolor creemos que hay que tener una política a la ofensiva porque podemos ganar, si cambiamos está orientación entreguista y derrotista. Poniendo como fechas claves para la acción el 1ero de marzo, el 8M y el 24M pero también con acciones propias para llegar fortalecidos a enfrentar el 31 de marzo lo que podrían ser despidos masivos en todo el Estado. Invitamos a todxs a pelear por esta perspectiva.

Noticias Relacionadas