lunes, 4 marzo 2024 - 22:15

ATE Hospital Evita de Lanús. Se terminó un feudo de casi 25 años

Ayer hubo elección de Comisión Interna y por primera vez hubo dos listas, imponiéndose la lista de unidad de sectores independientes, multicolor y la ruptura de la burocracia. Un paso muy importante para el hospital y las y los estatales en el distrito.

Cansados de la corrupción y los negocios

El Hospital Evita es el mas grande de Lanús, y uno de los mas importantes en zona sur. Trabajan más de 1.000 estatales y hay 235 afiliados a ATE. La comisión histórica pertenecía a ATE Verde y utilizaba mecanismos de aprietes para que no se presente una lista de oposición en el hospital, persiguiendo compañeres cuando lo intentaban, como también a aquellos que participan de la lista Multicolor distritalmente.

Ricardo Valenzuela, que acaba de asumir una secretaría de ATE Lanús y es trabajador del hospital, monitoreaba de cerca que prime la persecución contra aquellos que levantaban la voz, mientras garantizaba su kiosco de arreglos y negocios. Ponía a dedo a los nuevos delegades, todos que respondieran a él y a Marcelo Pignataro. Este último fue muchos años secretario general de ATE Lanús, hoy corrido por la propia Verde a espacios de menor importancia, también tenía su pata en los negocios y arreglos con la patronal y hasta con diferentes empresas que daban descuentos a los afiliados.

Desde hace tiempo hay malestar entre las y los trabajadores por estas cuestiones, ya que quedan relegados los derechos y las necesidades que tienen. ¡Hasta intentaron poner reloj para fichar! Y la comisión directiva nada hizo, la comisión directiva de ATE cayó después que la Multicolor armara una nota de rechazo y nos organizáramos en asamblea. Recién entonces se vieron obligados a rechazar y la patronal tuvo que volver para atrás.

Hartos de todo esto, un grupo de trabajadores del seno de la Verde rompen con la comisión interna y empiezan a hacer reuniones de todo tipo con el resto de los trabajadores afiliados, independientes y de la Multicolor. Después de muchas asambleas se conformó la lista 1, con un programa muy progresivo y con dos ejes claros: democracia sindical y participación y defensa irrestricta de los estatales en el hospital. Desde la Multicolor creímos correctamente que era necesario ser parte de este proceso de ruptura y de una lista de oposición a la histórica comisión del hospital, por eso apoyamos este armado.

Aprietes y propuestas indecentes

Quedaron conformadas dos listas, la 1 de unidad y la 2 dirigida por Valenzuela- Pintos, actual secretario general de ATE Lanús. Por supuesto usaron todo tipo de maniobras, manejos de color, aprietes para que se bajen compañeres, denuncias a integrantes de la lista y amenazas a los principales candidatos. Y no faltaron propuestas desde ATE nacional y provincial de trabajo en comisión o de mejores ubicaciones a cambio de bajar la lista. Apelando a la transparencia y a la democracia, la lista 1 consultando todo iba rechazando cada propuesta y sorteando los aprietes.

Hace dos semanas propusieron desde ATE distrital unificar las listas y retrasar la elección, lo que se rechazó por completo. La lista 1 fue ganando simpatía por todo su despliegue y su firmeza. Por eso este lunes pasado , el secretario general de ATE distrital hizo público que retiraba el apoyo a la lista 2 dirigida por el secretario Venezuela, porque este se había quedado con dinero de la seccional y de afiliados. Otra maniobra para no quedar pegado con una lista que tenía cada vez menos amigos.

Un golpe duro para la burocracia

A pesar de todas las maniobras, arreglos con afiliados y compra de votos – que era sabido, ya que siempre tuvieron esa metodología- por parte de Valenzuela, las y los trabajadores se animaron a votar distinto. Con un margen de 29 votos se impuso la lista 1, un logro que para las y los trabajadores de muchos años es histórico. Nadie les había hecho frente, y hoy ganaban.

La burocracia del hospital histórica ni fue al conteo de votos, dejó solos a algunos candidatos de su lista y la burocracia distrital ya sabía también que iba mal, así que esperó en el estacionamiento del hospital.

Confirmado el resultado, nuestra compañera histórica Rosita del Valle Ibarra que lo defendió con firmeza fue aclamada al conocerse el triunfo. Recién ahí apareció el secretario general de ATE para sacarse una foto con quienes había perseguido y apretado, pero con la idea de apropiarse como hace por las redes de este triunfo, que le pegó directamente en la mandíbula. Hubo foto, pero no discurso de ATE Verde, y hoy publican la foto recortando a les delegades multicolor, entre ellos a Rosita, que es respetada por toda la lista 1 y aclamada por compañeres del hospital, quien además ocupará la Secretaría de Organización. Otra maniobra de la burocracia para no mostrar la ruptura ni dar cuenta de quien perdió, que es su propio secretario de comisión interna de la seccional, a quien ya hay que pedirle la renuncia si se comprueban las denuncias. Pretenden ocultar la crisis y haber perdido el control del hospital mas grande de su distrito.

Alegría y nuevos desafíos

Ayer era de mucha alegría ser parte de este triunfo histórico, del sacrificio que hicieron estos compañeres y la fuerza que pusieron ante un aparato que aunque maltrecho no cedía. Reconocimiento especial a Javier Rodríguez, que se animó a dar ese salto necesario; a Rosita Ibarra, a Nahuel y Ana Guzmán y a todos los compas que acompañaron y ahora tienen un gran desafío.

Efectivamente la necesidad de cambio debe ir acompañada por cambios reales en el modelo sindical dentro del hospital, con asambleas por sector permanentes y defensa de las necesidades de las y los trabajadores. Apegarse al programa votado. Como dicen los propios compañeres: no transar con nadie. Pero además es necesario coordinar con los sectores combativos del resto de los hospitales de Lanús. Ayudar a que se organicen. Un gran desafío tienen por delante.

Y no es el único. El próximo gobierno ha quedado en manos del negacionista y antiderechos de Milei, con amenazas directas contra las y los trabajadores del Estado. Necesitamos coordinar con el resto de los trabajadores y en especial empezar a organizar cada instancia para enfrentarlo.

Desde ANCLA, Alternativa Estatal y el MST impulsamos una reunión del PSC ( Plenario del Sindicalismo Combativo) para que podamos salir a la calle y con acciones organizar a las y los trabajadores de todos lados. Ante la inacción de las centrales que dicen: “no hagamos olas, esperemos”, es el sindicalismo combativo el que debe salir y organizar cada frente para no darle tregua al próximo gobierno y denunciar el ajuste. Ni miedo, ni resignación; lucha y organización colectiva para que sepan que no daremos ni un paso atrás.

Firma Alternativa Estatal/ANCLA – Lanús

Noticias Relacionadas